intolerancia alimentaria

Seguro que más de una vez has comido y a la hora de hacer la digestión te has sentido muy hinchado, con diarrea o acidez. De vez en cuando sucede porque algún alimento que has ingerido no lo ha aceptado bien tu cuerpo, pero si te pasa asiduamente te recomendamos que vayas a tu médico de cabecera y le expliques la situación para que te haga pruebas de intolerancia alimentaria porque seguramente tu cuerpo no tolere bien cierto alimento. El médico debe saber con seguridad a qué se pueden deber esos dolores.

Síntomas de intolerancia alimentaria

Las intolerancias alimentarias provocan ciertos trastornos que normalmente nacen a raíz de un alimento que tu organismo no digiere bien o no asimila, por eso el método más eficaz para paliar esos trastornos, es dejar de ingerir ese alimento o alimentos. Entre los síntomas que te alertan de que puedes tener una intolerancia alimentaria se manifiestan trastornos gastrointestinales, procesos dermatológicos, trastornos neurológicos, sobrepeso, alteraciones musculares, molestias respiratorias…:

dieta personalizada
  • Distensión abdominal, estreñimientos, gases, diarrea, náuseas, reflujo, acidez…
  • Acné, psoriasis, erupciones cutáneas, picores, urticaria…
  • Migrañas, fatiga, dolor de cabeza…
  • Pérdidas de peso agresivas o aumento de peso.
  • Dolores musculares, dificultad para respirar, ansiedad, estrés…

Todos estos síntomas son los que suelen aparecer cuando no toleras algún alimento, pero ten mucho cuidado con autodiagnosticarte ya que este trastorno es muy difícil de detectar porque los síntomas se manifiestan muy levemente. Nosotras sólo te damos una pautas, pero lo recomendable es que acudas a tu médico de cabecera.

Tipos

Existen dos tipos de trastornos digestivos relacionados con la intolerancia:

  • Crónica: en este caso, el cuerpo ha dejado de producir las enzimas digestivas que ayudan en el proceso de la digestión de un alimento o componente del mismo.
  • Transitoria: en este otro caso, el problema radica en que la flora intestinal se ha visto dañada por algún tipo des sustancia como antibióticos.

Tratamiento

  • En lo que se refiere a la intolerancia crónica, lo único que se puede hacer es eliminar el alimento que te ocasiona todos esos malestares ya que tu cuerpo no va a producir nunca la encima digestiva que necesita para asimilar dicho producto, alimento o componente del mismo. Un tratamiento eficaz que no elimina el problema sino que ayuda a la digestión es proporcionar a tu cuerpo probióticos.
  • Con respecto a la transitoria, lo que se debe hacer es llevar un tratamiento probiótico para que te aporte las bacterias básicas para hacer la digestión correctamente, y cuando esté la flora recuperada ya puedes volver a consumir los alimentos de siempre.

Ahora que ya sabes un poco más sobre las intolerancias alimentarias y de cómo paliar sus síntomas te aconsejamos que acudas a tu médico de cabecera y que el diagnóstico y su tratamientos sean más precisos. También puedes contactar con nuestras nutricionistas para que te asesoren si ya tienes un diagnóstico. Te aconsejamos qué alimentos saludables te ayudarán a cuidar tu intestino.