Mirarse al espejo con 15 kilos de más puede no ser una experiencia muy agradable. Y aunque seguramente, habrás probado muchas alternativas para bajar de peso, sabemos que si te encuentras leyendo este post es porque tus intentos o resultados no han sido los mejores. Te preguntarás. ¿Realmente se puede perder 15 kilos? ¿Cuánto tiempo se necesita para perder 15 kilos? ¿Cuál es la dieta más recomendada para adelgazar 15 kilos de forma sana?

Frente a tantas interrogantes, en primer lugar, debes saber que por supuesto se pueden perder 15 kilos, solo necesitas tres cosas esenciales: fuerza de voluntad, perseverancia y poner en marcha un programa que incluya una dieta saludable, deporte y el inicio de un cambio de hábitos imprescindible. 

En segundo lugar, no se deben apresurar las cosas. Para perder 15 kilos, se necesitará al menos de 6 a 8 meses, lo más recomendable es distribuir la pérdida de peso durante un período de tiempo más largo, de esta manera los resultados serán más duraderos y puedes garantizar que no sufrirás del efecto rebote. Si la pérdida de peso ocurre en muy corto tiempo, es posible que la dieta a la que te estás sometiendo sea muy restrictiva y esto genere alteraciones orgánicas.

Y, en tercer lugar, las dietas para adelgazar deben consistir en un programa de alimentación balanceado que incorpore las vitaminas, minerales y proteínas que el cuerpo necesita. 

En este artículo te explicaremos cómo perder 15 kg de forma sana, segura y eficaz, ¡y luego lograr mantener los resultados obtenidos!

Las nutricionistas de Corporis Sanum

Cuando necesitas una alimentación para adelgazar, en Corporis Sanum adaptamos la alimentación con este objetivo, de forma que los resultados que consigas los interiorices, y los puedas mantener en el tiempo. Al conseguir tener un peso adecuado a través de una alimentación equilibrada, nos sentimos mejor, más activos y con más energía. El éxito se consigue a través de que la alimentación sea variada, y no sintamos que estamos a dieta.

Adelgazar 15 Kilos de forma Saludable

Perder 15 kilos no es un asunto simple: es una pérdida de peso muy importante, que puede tener graves repercusiones en la salud si no se controla perfectamente. No obstante, perder varios kilos puede parecer un desafío imposible, pero en realidad no lo es.

Por lo general, encontramos en línea o a través de diversas fuentes, dietas milagrosas que prometen perder 15 kilos en muy poco tiempo. No obstante, se trata de regímenes alimenticios muy restrictivos y nutricionalmente desequilibrados. De hecho, las repercusiones en la salud son innumerables: cansancio, debilidad, depresión, malestar, cefaleas, importante atrofia muscular, diversas deficiencias nutricionales que pueden ocasionar otros trastornos (como, por ejemplo, una insuficiencia de hierro que puede provocar anemia), etc. Adicionalmente, la pérdida de peso rápida suele ir acompañada de un aumento de peso igualmente rápido, incluso se pueden añadir unos kilos de más en el proceso.

No existe una dieta milagrosa, es importante hacer un seguimiento controlado por dietistas o nutricionistas especializados y colegiados. No olvides que tu cuerpo va a necesitar atención, sobre todo, porque no se trata solo de perder peso. El organismo es complejo y es necesario hacer un seguimiento general. El especialista te ayudará a organizar tu plan y vigilará tu evolución: te propondrá nuevos objetivos, se corregirán errores, te ayudará a evitar la monotonía, etc. 

Adelgazar 15 kilos

Entonces ¿Cómo perder 15 kilos con una dieta saludable y de forma sana? Para adelgazar de forma saludable, además de acostumbrarse a una alimentación sana y equilibrada, es importante:

► Evitar dietas insólitas, fórmulas mágicas y hábitos de alimentación disociados. Si bien, es posible alcanzar resultados efectivos (al menos a corto plazo), no te enseñan a llevar una dieta balanceada y pronto volverás a tus malos hábitos y también a tus kilos. 

► Comer una cantidad razonable de todo. Nunca abusar ni por exceso ni por defecto.

► Dejar de consumir bebidas azucaradas y alcohólicas.

► Distribuir la ingesta de alimentos de forma armoniosa a lo largo del día.

► Evitar saltarse las comidas.

► Aprender a ser consciente de la sensación de hambre y ansiedad.

► Disfrutar de la comida sentado en la mesa.

► Dejar de comer cuando se ha saciado el hambre, incluso si tu plato no está terminado. Idealmente, deja de comer un bocado antes de estar realmente lleno.

► Acudir a dietistas nutricionistas es una forma de asegurar una manera sana y saludable de perder peso.

Muchos alimentos que pasan por nuestro plato no son de interés para nuestro organismo. Tu nueva forma de comer debe dar un lugar privilegiado a las frutas y verduras, carne, pescado, los cereales integrales y las legumbres. Además, debes comer solo lo que necesitas, evitando dobles porciones y platos gigantes.

Es importante también sumar a nuestro plan de adelgazamiento una rutina de ejercicios y actividad física regular. Hay algunos deportes que hoy en día son muy famosos por quemar grasa y perder peso rápidamente, por ejemplo, la máquina elíptica te ayudará a trabajar todos los grupos de músculos. El remero, la bicicleta, la natación, el aquagym también son muy completos (estos son deportes cardiovasculares). Mientras tanto, en casa, puedes hacer abdominales, e incluso sesiones de enfundado para afinar tu figura desarrollando tu musculación. Es recomendable equilibrar cada unas de las actividades que desees realizar.

Adelgazar 15 kilos

Una dieta de adelgazamiento que contenga las proporciones alimenticias adecuadas (cantidades y calorías balanceadas) y los nutrientes necesarios, combinada con el ejercicio físico y tus actividades diarias, te permitirá alcanzar el peso deseado y ganar salud en general.

Empieza hoy mismo a cuidarte

En Corporis Sanum encontrarás un equipo de dietistas-nutricionistas, colegiadas y especializadas en nutrición, que te ayudarán a conseguir tus objetivos de peso y salud.

Dieta para adelgazar 15 kilos

Pensar en una dieta para adelgazar 15 kilos no solo es una cuestión de peso, es un asunto de salud que requiere de tiempo y mucha paciencia. En una dieta para perder 15 kilos:

Tip 1

Las frutas y las verduras juegan un  papel esencial en la alimentación diaria ya que son una rica fuente de vitaminas, minerales y sustancias fitoquímicas importantes para la salud del organismo. Además, estos alimentos por ser ricos en fibra otorgan consistencia a las comidas, dejándote más satisfecho por más tiempo después de comer.

Tip 2

La ingesta de legumbres, avena, quinua, arroz, pan o pasta integral, entre otros similares, aportarán los hidratos de carbono necesarios para compensar el gasto energético producido y proporcionar la energía que se requiere. 

Tip 3

El consumo de pescado blanco, huevos, legumbres, carnes blancas, etc.; evitarán la pérdida de masa muscular.

Tip 4

Trata de incluir en tu dieta proteínas magras, ya que tienen menos calorías y son más fáciles de incluir en dietas bajas en calorías.

Tip 5

Cambia entre diferentes fuentes de proteínas para que puedas mantener una dieta variada. Consume mariscos, tofu, legumbres, carnes magras, huevos, productos lácteos bajos en grasa y aves.

Tip 6

Las grasas poli y monoinsaturadas necesarias se obtienen de los frutos secos, el aceite de oliva, el aguacate, pescados, entre otros. Estos alimentos además proporcionan vitaminas liposolubles y los ácidos grasos necesarios.

Tip 7

Es importante beber muchos líquidos todos los días. Tomar jugos naturales sin azúcar es fundamental y, por supuesto, el agua es clave para mantenerte hidratado durante todo el día, aunque también es un factor clave a la hora de intentar perder peso. Algunos especialistas recomiendan de 8 hasta 13 vasos de agua al día. Para mejores resultados puedes tomar una taza de agua caliente con zumo de limón diariamente.

Tip 8

Elabora un plan de ejercicios semanales, además aumenta tus actividades y cambia tu estilo de vida y usa los métodos de cocción que más favorecen una dieta para perder 15 kilos como lo son el horno, el vapor, la plancha e incluso el guisado (utilizando aceite en muy pocas proporciones).

Para ilustrarte vamos a ver a continuación como puede ser una de tus dietas diarias. Puedes comenzar tu desayuno con un té o café sin azúcar, queso blanco, mantequilla y unas dos rebanadas de pan integral. Para el almuerzo puedes incorporar dos huevos fritos con una rica  ensalada verde con aguacate y vinagreta de limón más dos rebanadas de pan integral y una ración de queso. Para la merienda, una manzana cortada en cubitos con canela espolvoreada y, en la cena, puedes prepararte un platillo de salmón con eneldo o acedera, un poco de fondue de puerros, un yogur natural o un mouse de frutas. 

También puedes preparar ensaladas verdes o de vegetales (con pepino, zanahoría, tomate, etc.), hortalizas salteadas con trocitos de pollo y arroz integral; tortillas de espimacas, puré de calabaza, judías verdes hervidas y después salteadas con un poco de jamón serrano y patata, huevo a la plancha, entre otros.

¿Tienes 15 kilos de más y quieres perderlos de forma saludable?  Definitivamente, para perder 15 Kg es fundamental estar comprometido consigo mismo, y saber que se requiere cambiar hábitos alimenticios y organizar sesiones de ejercicios equilibrados. Se trata de una pérdida de peso muy alta, razón por la que se aconseja tomarse los objetivos seriamente y tener mucha paciencia.

La meta es perder alrededor de 500 gramos a 1 Kg por semana (de 2 a 4 kilos en un mes), lo que te llevaría a mantener un orden dietético por unos 4 a 7 meses o algo más. La mejor fórmula para adelgazar 15 kilos es reducir el consumo de calorías y ajustarse a él tanto como sea posible. Aunque la recomendación es restar calorías, estas no deben estar por debajo de 1200 al día; si esto sucede, el metabolismo puede ralentizarse y aumenta el riesgo de deficiencia de nutrientes.

En general, un buen desayuno puede incluir un café o un té, una o dos rebanadas de pan con mermelada o una ración de cereales y, adicionalmente, un producto lácteo. Si prefieres optar por los lácteos con frutas de temporada y frutos secos: llenos de vitaminas, minerales y oligoelementos, esta es la forma ideal de empezar bien el día.

Para el almuerzo, prácticamente la comida puede ser la habitual tratando de incorporar ensaladas crudas y alimentos integrales combinados con carnes blancas, magras o pescados. En la cena, se recomienda hacer comidas muy ligeras.

Finalmente, cuando hayas alcanzado el peso deseado, no dejes de mantener los buenos hábitos que has adquirido durante los últimos meses. La dieta para adelgazar que te ha proporcionado un peso estable se puede convertir en tu dieta habitual, será necesario continuarla. No olvides que no solo has bajado unos cuantos kilos, sino que además has aprendido a valorar una buena alimentación y a cuidar tu cuerpo y tu salud.

Empieza hoy mismo a cuidarte

En Corporis Sanum encontrarás un equipo de dietistas-nutricionistas, colegiadas y especializadas en nutrición, que te ayudarán a conseguir tus objetivos de peso y salud.