osteoporosis

¿Sabías que en España aproximadamente 2 millones de mujeres padecen osteoporosis? Esta enfermedad silenciosa, la más frecuente y que más afecta a la calidad de vida de la persona,  no manifiesta síntomas hasta que se produce una pérdida importante del hueso y aparecen las primeras fracturas óseas. 

Pero, ¿en qué consiste la osteoporosis?

La OMS la define como una enfermedad que se caracteriza por la disminución de la masa ósea, incrementándose la fragilidad del hueso con mayor susceptibilidad de sufrir fracturas. Las fracturas por osteoporosis ocurren con mayor frecuencia en la cadera, la muñeca o la columna vertebral.

dieta personalizada

Cualquier persona puede desarrollar osteoporosis, pero según los datos epidemiológicos, la población más afectada son las mujeres adultas de raza blanca: 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres la sufren.

Antes de producirse la osteoporosis, se encuentra la osteopenia, caracterizada por la pérdida de masa ósea en cualquier etapa de la vida. Normalmente, la persona no va a saber que padece de osteoporosis hasta que se fracture un hueso, por lo que un examen de densidad mineral ósea o densitometría ósea es la mejor manera de controlar la salud de los huesos.

 

¿Qué causa la osteoporosis?

Los factores de riesgo en la osteoporosis son:

  • Sexo: las mujeres son más propensas a desarrollar osteoporosis que los hombres.
  • Edad: a mayor edad aumenta el riesgo de padecer osteoporosis.
  • Raza: Las personas de raza blanca o asiática tienen mayor riesgo de sufrirla.
  • Antecedentes familiares: especialmente si tu madre o tu padre sufrieron fractura de cadera o fractura vertebral.
  • Alteraciones hormonales como la menopausia o hipertiroidismo.
  • Trastornos de la conducta alimentaria: la anorexia nerviosa incrementa el riesgo de sufrir esta enfermedad ósea, ya que el aporte proteico y mineral es muy reducido y el cuerpo en estos casos no tiene las reservas necesarias para permitir que el hueso sane.
  • Bajo consumo de calcio y vitamina D en la dieta: el calcio y la vitamina D van de la mano, puesto que esta última ayuda a su correcta absorción. Una dieta baja en calcio contribuye a la disminución de la densidad ósea, la pérdida ósea temprana y un mayor riesgo de fracturas.
  • Consumo de corticoides orales o inyectados, ya que interfieren en el proceso de reconstrucción ósea.
  • Enfermedades: personas que padecen enfermedad celíaca, enfermedad intestinal inflamatoria, renal o hepática, artritis reumatoide o algunos tipos de cáncer tienen mayor riesgo de sufrir osteoporosis.
  • Malos hábitos: el consumo de alcohol está relacionado con el riesgo de sufrir osteoporosis, mientras que su asociación con el tabaco no está tan clara pero se ha podido demostrar que debilita los huesos.
  • Estilo de vida sedentario: personas que llevan una vida poco activa y pasan mucho tiempo sentadas tienen mayor riesgo de presentar osteoporosis. Es fundamental realizar un mínimo de ejercicio al día para mantener el hueso sano.

osteoporosis

 

Síntomas

La osteoporosis es una enfermedad en cuyas etapas iniciales no se presentan síntomas, no duele ni causa alteración. Una vez los huesos se vuelven débiles podemos encontrar:

  • Dolor muy agudo de espalda
  • Postura encorvada
  • Pérdida de estatura progresiva
  • Huesos propensos a romperse con facilidad

Tipos de osteoporosis

  • Postmenopáusica: se da en mujeres mayores de 45 años a causa de la falta de estrógenos que causa una disminución de la absorción de calcio.
  • Senil: consiste en la pérdida de masa ósea a causa de la edad. En personas de edad avanzada es muy frecuente que se produzca algún tipo de fractura por compresión, en las que el cuerpo de la vértebra se colapsa por un exceso de presión en la zona media de la espalda o región lumbar.
  • Corticoidea: se produce por el consumo prolongado de corticoides orales o inyectados. Es fundamental que al iniciarse un tratamiento con corticoides se tenga en cuenta el tiempo y la dosis del tratamiento para evitar la aparición de fracturas inducidas por dichos medicamentos.

Tratamiento de la osteoporosis

En el tratamiento de la osteoporosis es fundamental una combinación de fármacos, dieta y ejercicio.

Si el riesgo de fractura del hueso no es muy alto, no es necesario incluir medicamentos, simplemente modificando los factores de riesgo de pérdida ósea sería suficiente. En caso de necesitar medicación, tanto en hombres como en mujeres los fármacos más recetados para tratar la osteoporosis son los bifosfonatos. En mujeres jóvenes o cuyos síntomas menopáusicos requieren tratamiento y en hombres cuya osteoporosis puede estar relacionada con la disminución de los niveles de testosterona, la terapia de reemplazo hormonal puede ser beneficiosa.

Además se recomienda que la mujer postmenopáusica consuma suplementos de calcio (entre 1000-1500 mg/día) con las comidas y en dosis divididas, de tal manera que junto al calcio aportado por los alimentos le permita aproximarse a los 1500 mg/día. En pacientes con una dieta inadecuada en calcio se recomienda aportar suplementos, ya que normalmente las modificaciones en la dieta suelen ser complicadas de seguir.

Respecto a la alimentación, las pautas serán las siguientes:

  • Consume alimentos ricos en calcio y hierro: los lácteos, las verduras de hoja de verde, los frutos secos y las semillas, así como los pescados pequeños con espinas (boquerón, sardina) son fuentes de calcio.
  • Toma el sol al menos 15-20 minutos al día sin protección para sintetizar vitamina D. El cuerpo produce la vitamina D cuando la piel se expone directamente al sol y ésta nos ayuda a absorber el calcio de los alimentos.
  • Incorpora alimentos con contenido en fósforo como las legumbres, el salmón, el marisco, el huevo, la carne o el queso. El fósforo es otro mineral que junto al calcio nos ayuda a cuidar nuestro tejido óseo.
  • Ingiere vitamina K presente en verduras como las espinacas, las acelgas, la lechuga, las coles, el repollo, o los espárragos. Algunos estudios realizados indican que las personas que consumen más alimentos ricos en vitamina K tienen huesos más fuertes y menor riesgo de romperse la cadera.
  • Evita tomar alcohol y consumir tabaco, ya que son factores de riesgo de la osteoporosis.
  • Lleva un estilo de vida activo: practica deporte o actividad física moderada siempre que puedas para tener una mejor salud ósea, ya que el sedentarismo es enemigo de la osteoporosis.

Como hemos visto, lo más importante para prevenir la osteoporosis es tener unos hábitos de vida saludables que ayuden a mejorar la calidad del huesos. En Corporis Sanum te ayudamos a prevenir y tratar la osteoporosis, así como otras patologías educándose en el estilo de una vida sana adaptada siempre a tus gustos, necesidades y ritmo de vida.

osteoporosis