nutricionista

Cuando las personas intentan bajar de peso, tratan de hacerlo lo más rápido posible, ya que su mayor motivación es comenzar a ver resultados favorables a corto plazo, independientemente de que quieran bajar 5 kilos, adelgazar 10 kilos o más. En muchos casos, incluso, se recurre a la ingesta de fármacos, complementos dietéticos o supresores de apetito que prometen respuestas milagrosas, solo que, en la mayoría de los casos se generan frustraciones o efectos que ponen en peligro la salud general. Porque, para bajar de peso, además de seguir una dieta saludable, es clave tener paciencia, ser perseverante, tener disciplina y un buen nutricionista que nos asesore.

Por otro lado también hay quienes optan por reducir la ingesta de alimentos y privan al cuerpo de muchos nutrientes esenciales. No obstante, no es necesario someter al organismo a tales sacrificios o desórdenes para perder peso. Para ello, es suficiente y necesario aprender a desarrollar hábitos de alimentación saludables y cambiar la forma de concebir y afrontar el proceso de adelgazamiento. 

dieta personalizada

Los especialistas en nutrición son profesionales centrados no solo en ayudar, orientar y hacer un seguimiento del proceso de adelgazamiento, sino que generan los ajustes o adaptaciones que sean necesarias, en atención a las necesidades de cada persona, para el logro de resultados sostenibles en el tiempo. Es importante que te asegures que el nutricionista con el quieres trabajar está titulado.

Un nutricionista-dietista está capacitado para elaborar una dieta equilibrada y saludable, conoce los mecanismos corporales y las funciones que realiza cada nutriente dentro del organismo. Por eso es importante que consultes cualquier duda que tengas a un especialista y que sigas sus consejos.

¿Qué beneficios tiene acudir a un/a nutricionista?

Ciertamente, una gran parte de la población ha estado o está a dieta. Eso es genial si lo que buscas es estar sano y en tu peso a través de la alimentación. Como te hemos dicho, el problema viene cuando buscas dietas extremas y  milagrosas que te hagan perder todos esos kilos de forma rápida. Este tipo de dietas no son nada saludables, son muy monótonas y aburridas, y muy difíciles de seguir. Y lo más preocupante, la rapidez con la que pierdes peso es la misma con la que lo vuelves a ganar. De ahí la importancia de recurrir a un nutricionista.

Oímos muchas cosas, tenemos un bombardeo de información continuo. ¿Pero qué es real? Por ejemplo, muchos consejos o estudios realizados para adelgazar son realizados por los propios interesados en vender sus productos. ¿Qué te van a decir? Pues que sus productos son lo más beneficiosos, que son buenísimos, y que aportan todo lo que tú y tu familia necesitáis. Nos dicen solo una parte de la verdad, la que les interesa. Y, ¿Cómo no caer en tantas tentaciones? Teniendo conocimiento y consultando a los que verdaderamente saben y, cuyo objetivo, no es más que proveer de salud. Y, ¿Quiénes son ellos? Los nutricionistas.

Hay muchos motivos por los que debes acudir a un profesional especializado. En muchas ocasiones pensamos que estamos haciendo todo bien, pero siempre hay algo que se puede mejorar, y un nutricionista es quien mejor te puede ayudar. Aquí tienes algunos motivos por los que un nutricionista especializado es la mejor opción:

  • Trabajará contigo hasta encontrar qué es lo mejor para ti, y será sincero contigo.
  • Te ayudará a conseguir tus objetivos. Esa es su meta.
  • Te hará muchas preguntas y querrá saber todo lo que comes. Conocer tus hábitos alimentarios es básico para elaborar una dieta que se amolde a ti. Uno de los aspectos que puede hacerte desconfiar respecto a «algunos profesionales» es que no necesiten excesivos datos para elaborar la dieta, o que te den una ya preparada, sin tener en cuenta ni tus gustos alimentarios, ni tus hábitos.
  • Te dará pautas saludables, a parte de las alimentarias, para que estés sano en todos los aspectos.

Por cualquier razón sucede de manera frecuente, que muchas personas se creen nutricionistas, pero solo está en manos de un profesional nutricional certificado facilitar la ayuda que realmente se necesita, bien sea para bajar de peso, mantenerse sano, sugerir dietas especiales u orientar cualquier proceso vinculado con el área.

Consultar regularmente a un nutricionista con el fin de diseñar una alimentación adecuada, siempre es aconsejable. Este profesional evalúa cuál es la dieta más apropiada en función de los requerimientos nutricionales de cada organismo. Por ejemplo, para obtener un mayor rendimiento deportivo, se necesita la atención de un buen nutricionista, porque la alimentación de una persona dedicada al deporte es diferente y, en tal sentido, sus requerimientos también lo son.

¿Por qué es importante una consulta médica antes de empezar con una dieta?

Es cierto que hay consejos dietéticos generales que pueden ser útiles para diferentes personas, sin embargo, no hay que dejar de lado la importancia de evaluar a cada caso, pues el peso, la edad, el estado de salud y la condición general deben ser considerados. Ignorar estos aspectos, sin duda, puede generar efectos indeseables y contraproducentes. De hecho, muchos de los fracasos se deben a que, aun cuando se persigue mejorar hábitos alimenticios, se desconoce cómo funciona el organismo. Esta es razón para consultar a un experto.

Así pues, si estás a punto de comenzar una dieta y no has considerado visitar a un nutricionista, profundicemos sobre algunas de las consecuencias de no hacerlo.

El organismo puede sufrir desajustes y alteraciones de importancia

Cualquier tipo de cambio en la alimentación puede generar desequilibrios o alteraciones en el organismo, sobre todo, cuando se asume una dieta hipocalórica. Como consecuencia se derivan síntomas y problemas en la salud que ponen en peligro la calidad de vida. Los síntomas más comunes son:

  • Fatiga muscular y flacidez.
  • Somnolencia, agotamiento general y cansancio.
  • Hipotensión arterial (tensión arterial baja)
  • Hipoglucemia (bajos niveles de azúcar en la sangre)
  • Constipación, diarrea y problemas digestivos.
  • Mucha distensión abdominal.
  • Mareos y náuseas.
  • Efecto rebote.
  • Enfermedades crónicas.

Deficiencias nutricionales

Las dietas milagro, que son las que más animan a las personas y las que más se comparten, también son las que, por lo general, producen efectos contraproducentes y deficiencias nutricionales. Para los nutricionistas, seguir este tipo de dietas es sinónimo de efecto rebote pues, los resultados (que se dan en muy corto plazo) suelen revertirse rápidamente con una ganancia de peso aún mayor de lo que se habría perdido. Nutricionalmente estas dietas generan desórdenes metabólicos en el organismo.

Visitar a un nutricionista evita que caigas en esta tentación, y te ayuda a conseguir efectos permanentes y seguros, gracias al seguimiento de una dieta sana y balanceada realizado por el experto en nutrición. Además, una dieta que no cubra con los requerimientos nutricionales necesarios puede propiciar el desarrollo de patologías que se convierten, a largo o mediano plazo, en enfermedades crónicas o de cuidado.

 Se corre el riesgo de sufrir trastornos de alimentación

Una de las pautas que sigue todo nutricionista es verificar que las dietas siempre sean completas y equilibradas. Cuando se asumen regímenes extremos se corren riesgos de sufrir trastornos en la alimentación como la bulimia o la anorexia. Trastornos que ponen en peligro, no solo la calidad de vida del paciente, sino que los puede llevar a un desenlace fatal. En este sentido, para detectar a tiempo cualquier anormalidad, es esencial contar con una supervisión profesional.

Cabe señalar que estos dos trastornos se asocian con una fuerte presión social que amerita asistencia psicológica, sin embargo, el planteamiento de una dieta inadecuada tiene mucha relación y, en estos casos, la actuación de un nutricionista clínico también es clave.

Se pueden sufrir problemas por interacciones no deseadas

Iniciar una dieta sin la asistencia de un profesional del área de nutrición, aumenta el riesgo de sufrir problemas por interacciones indeseadas, sobre todo, cuando se administran medicamentos o suplementos combinados con los alimentos. Cuando está de por medio la administración de fármacos es muy importante hacerlo teniendo la asesoría necesaria, de lo contrario, se corren riesgos que ponen en peligro la salud y el bienestar general.

Por ejemplo, muchos de los productos de farmacia generan reacción con el zumo de pomelo, de manera que su ingesta debe vigilarse o, en su defecto, restringirse cuando se tiene un tratamiento médico. También existen nutrientes que reaccionan entre sí, unas veces de forma positiva, como en el caso de la vitamina C y el hierro, pero otras, de manera negativa, como ocurre con el mismo hierro y los oxalatos o fitatos.

También hay algunas marcas que trabajan con productos sustitutivos de las comidas, como los batidos. La recomendación es huir de este tipo de dietas. A largo plazo pueden ocasionar graves problemas de salud, y suponen un gasto económico bastante elevado, que realmente no es necesario.

El especialista ofrece educación nutricional

El nutricionista es un profesional capaz de brindar conocimientos para evitar someterse a rutinas de alimentación erradas.

Cuando se visita a un nutricionista antes de iniciar una dieta, este puede explicar detalladamente las razones para seguir o no un plan para adelgazar y proponerte lo mejor en tu caso específico. Además, el nutricionista te hará saber que hacer dieta no es sinónimo de pasar hambre, volverte vegetariano o eliminar las grasas y carbohidratos de la dieta.

Asimismo, el nutricionista puede convertirse en un apoyo emocional importante porque, en primer lugar, genera la confianza que se necesita para estar consciente que se está tomando el camino adecuado para el logro de metas sostenibles en el tiempo; en segundo lugar, el nutricionista tiene la propiedad de informar, sobre la base de sus conocimientos, los logros obtenidos o los cambios que se deben incorporar en la dieta y; en tercer lugar, este profesional se convierte en un gran estímulo para no desvanecer frente a momentos de desesperación o angustia.

Finalmente, en Corporis Sanum te damos la mejor experiencia en el área, aquí encuentras expertas en nutrición en Barcelona, certificadas y reconocidas. Desde este sitio asumiremos siempre el compromiso de educar y ayudarte a alcanzar tus metas. Para nosotros, llevar una dieta mediterránea, de forma equilibrada y variada es siempre la opción más saludable para cualquier persona, y un dietista nutricionista es quien mejor te puede ayudar a adquirir buenos hábitos de alimentación y mantenerlos en el tiempo.

 

nutricionista
Estudié Nutrición Humana y Dietética en la Universidad de Alicante y Ciencia y Tecnología de los Alimentos en la UPV. A lo largo de los años me he dado cuenta que ayudar a las personas a mejorar sus hábitos alimentarios y su día a día es lo que más me gusta de este trabajo, lo que me motiva a seguir con fuerza cada día. Número de colegiado: CV00442 / Colegio: Codinucova