dietas para perder peso y volumen rápido

Lo primero que tienes que tener claro es que perder peso no es algo que se deba tomar a la ligera, sino que debe ser algo que si se hace, se haga bien y siguiendo las pautas de un buen nutricionista. Para hacer una dieta para bajar de peso, es importante concienciarse y dejar apartadas las dietas milagro y centrase en dietas saludables y efectivas.

De esta manera evitarás el efecto rebote y tu cuerpo te agradecerá que combines una alimentación saludable con una rutina de ejercicios. Lo importante es seguir una dieta personalizada de acuerdo a tu cuerpo, peso, altura y objetivos.

dieta personalizada

La pérdida de peso siempre tiene que ser regular y no drástica: el mejor ritmo es adelgazar 0,5 kg por semana que serían 2 kilos al mes. Está claro que cada constitución es diferente y es normal que algunas personas adelgacen más rápido que otras, pero no por ello te tienes que desmotivar. Mientras estés siguiendo todas las pautas de un profesional, te aseguramos que no vas a ganar peso.

Al principio de hacer una dieta te puedes sentir algo más hinchada/o por el cambio que ha sufrido tu cuerpo en cuanto a alimentación y ejercicio, pero eso no significa que estés engordando, sino que tu cuerpo se está acostumbrando a ese cambio mencionado. Sigue con la dieta y obtendrás los resultados pronto.

Para empezar una dieta, tienes que querer hacerla y por otro lado mentalizarte de que tus hábitos van a cambiar. Es todo mental. Comer todo tipo de alimentos en su justa proporción y repartidos a lo largo del día es crucial para que consigas el objetivo que quieres alcanzar.

Dieta para bajar de peso: alimentos

En una alimentación saludable para perder peso a un ritmo normal hay ciertos alimentos saludables que funcionan mejor que otros, pero los resultados acaban siendo los mismos:

Si te gustan los lácteos, los debes tomar desnatados y si en vez de leche o yogur prefieres las bebidas vegetales, elígelas enriquecidas en calcio.

En cuanto a las verduras no debes preocuparte por nada, las puedes consumir todas sin importar la hora del día.

Lo mismo pasa con la fruta, es recomendable comer de todo y entre 2 ó 3 raciones al día.

Por su parte los cereales y las legumbres son un alimento necesario que aporta mucha energía y lo mejor de todo es que hay muchas recetas en las que incluirlas como el arroz, la quinoa, la pasta el pan como acompañamiento…

En lo que se refiere a las carnes, preferiblemente pollo o pavo y una vez a la semana ternera. Y lo mismo pasa con el pescado, has de consumir más que carne y más pescado blanco que azul.

Si llevas una alimentación en la que consumes de todo un poco, déjame decirte que los huevos son un gran aliado a la hora de una colación, pues te aportan proteínas y grasas saludables que permiten saciar tu hambre con un bajo aporte de calorías.

Si bien el agua no está considerada como un alimento, sino como un nutriente, puedes incorporarla en tu dieta en sopas y caldos, lo que termina siendo una comida importante y con muy bajas calorías.

Como hasta ahora solo hablamos de comidas saladas, es momento del postre. Sí, puedes comer dulces, en su justa medida, siempre.

El chocolate amargo y negro es un aliado de las dietas, ya que gran parte de su composición es cacao y poca azúcar, por lo que no aporta tantas calorías. Puedes comerlo en barrita o en un submarino con leche.

Menú semanal

Si bien es necesario seguir una dieta otorgada por un médico profesional, aquí queremos compartirte unos consejos a la hora de las comidas en tu día a día.

  • Desayuno

El desayuno es la comida más importante del día. Aquí intenta que sea suculento y nutritivo para que tengas fuerzas y energía a lo largo del día.

  • Colación

Se recomienda consumir alimentos cada tres horas, por lo que en las colaciones puedes consumir una ración de frutas secas, un huevo o algo pequeñito para saciar el hambre y activar el metabolismo.

  • Almuerzo

En las comidas principales tiene que haber proteínas y vegetales. En el almuerzo puedes incluir una ración de carbohidratos que te darán energía y como te queda el día por delante, tu organismo podrá digerirlo correctamente.

  • Media tarde

Trata de incorporar lácteos por el calcio, quizás un yogurt con cereales es ideal para una merienda, porque te sacia y llegas bien a la cena.

  • Cena

En lo posible evita cenas pesadas y los carbohidratos, recuerda que de aquí pasas a la cama y a un estado de reposo por mínimo ocho horas. Lo ideal es ensaladas o vegetales al vapor con alguna proteína.

Lo importante es que los menús sean ricos y variados para que no te aburras, por suerte existe gran variedad de proteínas y vegetales para incorporar en tu dieta.  

Efecto rebote

Seguramente has escuchado hablar sobre el efecto rebote en las dietas para bajar de peso, pero ¿sabes bien qué es y por qué ocurre?

El efecto rebote es el aumento rápido del peso perdido gracias a una dieta estricta. Cuando esto ocurre, es normal recuperar los kilos bajados y quizás un poco más, pero ¿por qué pasa esto?

  • Esto ocurre cuando se realiza una dieta rigurosa para perder peso rápido, por lo que el cuerpo no llega a acostumbrarse a los hábitos.
  • Otro de los motivos por los que sucede el efecto rebote es cuando se quita un alimento que gusta mucho, ya que esto aumenta la ansiedad y el día que se pueda volver a consumir ese producto, será en proporciones desmedidas.
  • Y otra de las causas es que, con una dieta restrictiva, se logra bajar mucho de peso, incluso más del peso ideal, por ello es imposible de mantener, salvo que vivas a dieta todos los días de tu vida.

Afortunadamente el efecto rebote se puede prevenir si se lleva una dieta personalizada, con especialistas que estén controlando ese proceso y que permita perder peso pero de manera progresiva y lenta. Aquí te contamos algunas recomendaciones para evitar el efecto rebote: 

  • No tienes que pasar hambre

Jamás en una dieta para bajar de peso debes pasar hambre, ya que esto puede llevar a la ansiedad o el deseo por alimentos que no estén incluidos en la dieta.

  • Debes seguir una dieta brindada por un profesional

Nada de buscar dietas por internet o preguntarle a un conocido cómo es el régimen que lleva. Las dietas deben ser personalizas de acuerdo a tu organismo y a tu estilo de vida, por lo que también es importante que acudas a las consultas y tu nutricionista supervise ese proceso.

  • La pérdida de peso debe ser lenta y progresiva

Como te contamos más arriba, lo ideal y promedio que se debe adelgazar es de 0,5 kg por semana, que serían 2 kilos al mes, siempre dependiendo del organismo, claro está. Si pierdes peso demasiado rápido, puede aparecer el efecto rebote, porque no es natural bajar ni sano adelgazar tan rápido.

  • Ejercicio físico

Para que una dieta surta efecto, practicar ejercicio físico es fundamental. Esto ayudará a que puedas mantenerte en tu peso ideal.

¿Ya ves? Al final puedes comer casi todos los alimentos que conoces, pero en proporciones medidas y justas.

Ahora que ya conoces un poco más acerca de las dietas para adelgazar y el efecto rebote que puede provocar un régimen estricto, es hora de que consultes a un nutricionista y consigas tu peso ideal.

Estas pautas te ayudarán a saber que es lo más recomendable a la hora de seguir una dieta para bajar de peso, pero si quieres conseguir una dieta personalizada contacta con nosotras y te ayudaremos en el proceso de pérdida de peso.

dietas para perder peso y volumen rápido
Soy diestista-nutricionista por la Universidad de Alicante. Me baso en ayudar a cambiar el estilo de vida de las personas para conseguir mejorar su salud física y mental. Ya que un cambio de habitos hace sentirte mejor contigo mismo y ganar confianza en tu día a día. Siempre trabajo desde la educación nutricional para lograr los objetivos personales sin esfuerzo. Número de colegiado: CV00693 / Colegio: Codinucova