malnutricion

Las dietas desequilibradas nos pueden llevar a la malnutrición, es por ello que tantos profesionales en nutrición insisten en que una dieta para adelgazar debe permitirnos seguir una alimentación que sea variada, balanceada y nutritiva. Y es que la malnutrición se relaciona con la falta de nutrientes en general, por lo que son muchas las personas alrededor del mundo que son afectadas por la malnutrición.

Para hacernos una idea de lo mucho que la malnutrición afecta a las personas, podemos prestar atención a los datos que nos brinda la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y es que según este organismo, cerca de 462 millones de adultos poseen un peso muy bajo, mientras que 1900 millones de personas adultas tienen obesidad o sobrepeso.

dieta personalizada

Además, la malnutrición también afecta de forma directa a los niños de todo el mundo, ya que según la OMS, hay cerca de 155 millones de niños con retrasos en el crecimiento y 41 millones de pequeños sufren de obesidad o de sobrepeso.

Es por ello que los profesionales de la salud insisten en la relevancia que tiene el seguir un estilo de vida saludable y contar con una alimentación que sea equilibrada y que nos permita obtener todos y cada uno de los micro y macronutrientes que nuestro organismo necesita para llevar a cabo todas sus funciones.

Tampoco podemos olvidar mencionar que la malnutrición es una de las razones por las que debemos evitar las dietas milagro o las dietas restrictivas, ya que este tipo de dietas nos hacen eliminar grupos completos de alimentos y también nos hacen pasar hambre.

Esto puede dificultar la obtención de los minerales y las vitaminas que nuestro cuerpo necesita para mantenerse saludable. Y claro, para evitar los problemas de malnutrición también es aconsejable que sigamos planes de dietas personalizadas, pues estos planes están pensados para ajustarse de forma perfecta a nuestras necesidades nutricionales.

¿Qué podemos entender por malnutrición?

Lo primero que debemos saber es que la malnutrición es una problemática que afecta de forma grave a la sociedad, pues se refiere a todas las carencias, los excesos y los desequilibrios que pueden darse en la ingesta calórica y de nutrientes de una persona.

La malnutrición se debe principalmente a las diferentes transformaciones económicas que han tenido lugar en los últimos años y también se debe a los cambios en el estilo de vida que son favorecidos por un sistema alimentario que se ha industrializado rápidamente.

Tampoco podemos olvidar mencionar que la malnutrición engloba las diferentes manifestaciones de desnutrición, por lo que la malnutrición también se relaciona con la emaciación, el peso bajo y los retrasos en el crecimiento de los niños. Además, la malnutrición también abarca el sobrepeso, la obesidad y los desequilibrios de vitaminas o de minerales. 

malnutricion

Los tipos de malnutrición más comunes

Entre los tipos más frecuentes de malnutrición se encuentran los siguientes:

Desnutrición

La desnutrición se puede manifestar de diferentes formas, por lo que en esta categoría se encuentra el tener un peso insuficiente en relación con la talla (emaciación), retrasos en el crecimiento provocados por la falta de nutrientes y la insuficiencia ponderal o peso insuficiente para la edad.

Estos tipos de desnutrición pueden afectar de forma realmente grave a los niños, ya que pueden hacer que los niños sean más vulnerables al desarrollo de enfermedades y también implica un riesgo más elevado de morir. 

Malnutrición relacionada con micronutrientes

La malnutrición vinculada con los micronutrientes puede manifestarse como una carencia de nutrientes, pero también se puede presentar cuando se da un exceso de nutrientes. Y es que nuestro cuerpo debe tener niveles adecuados de vitaminas y de minerales para generar muchas de las hormonas y de las enzimas que necesita para funcionar adecuadamente.

Es por ello tan importante que revisemos nuestros niveles de micronutrientes, ya que las deficiencias de vitamina A, de vitamina C, de vitamina D, de vitamina K, de yodo, de hierro o de otros elementos, podrían llegar a causarnos problemas importantes de salud. 

Sobrepeso, obesidad y otras enfermedades

Los problemas de sobrepeso, la obesidad y las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación, también se encuentran entre los tipos de malnutrición más comunes a nivel mundial.

El sobrepeso y la obesidad entran en esta categoría porque usualmente son padecimientos que van asociados a un consumo importante de bebidas y alimentos que contienen grandes cantidades de azúcar, que son elevados en calorías o que poseen un porcentaje considerable de grasas. 

Y claro, las enfermedades no transmisibles relacionadas con la alimentación como las cardiopatías, la diabetes y algunos tipos de cáncer, también forman parte de los tipos de malnutrición que más afectan a las personas. Esto se debe a que la mala alimentación se encuentra entre los mayores factores de riesgo de estos padecimientos. 

Ahora bien, es posible que nos preguntemos ¿a quién puede afectar la malnutrición? Pues entre las principales poblaciones de riesgo se encuentran los lactantes, las mujeres, los niños y los adolescentes. Sin embargo, todos los países del mundo están afectados por uno o más tipos de malnutrición, pues la pobreza también puede multiplicar el riesgo de sufrir malnutrición y padecer muchas de sus consecuencias.

Como hemos notado, la malnutrición es un problema de salud bastante grave, pues afecta a un porcentaje muy elevado de la población mundial. Es por ello que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) han creado una estrategia que pretende crear sistemas de alimentación que sean verdaderamente sostenibles y resilientes, pues se busca favorecer el desarrollo de dietas que incluyan alimentos tan diversos como las verduras, los granos, las frutas, las proteínas y otros productos que nos permitan contar con una alimentación saludable y equilibrada. 

Además, estas estrategias también desean proporcionar protección social y educación nutricional para todos, pues esto nos permitirá ser más conscientes de la importancia que tiene el seguir planes alimenticios que nos permitan obtener todos los nutrientes, las vitaminas y los minerales que nuestro organismo necesita día tras día.

Tampoco podemos olvidar mencionar que la estrategia de la OMS y de la FAO establece la necesidad de velar por políticas comerciales que ayuden a disminuir el riesgo de malnutrición alrededor del mundo. Y claro, también es fundamental que se establezcan entornos que sean verdaderamente seguros y propicios para la nutrición en todas las edades. 

A esto también le podemos sumar el contar con planes de alimentación que nos permitan cuidar nuestra salud, que nos posibiliten bajar de peso de forma saludable y duradera, y que también estén en concordancia con un estilo de vida saludable.

malnutricion
Soy diestista-nutricionista por la Universidad de Alicante. Me baso en ayudar a cambiar el estilo de vida de las personas para conseguir mejorar su salud física y mental. Ya que un cambio de habitos hace sentirte mejor contigo mismo y ganar confianza en tu día a día. Siempre trabajo desde la educación nutricional para lograr los objetivos personales sin esfuerzo. Número de colegiado: CV00693 / Colegio: Codinucova