qué es la ansiedad

¿Qué es la ansiedad? La ansiedad es una emoción que sufrimos y que produce una reacción en nuestro sistema nervioso central y en general de todo el organismo. En la mayoría de los casos es una reacción normal como la que se puede producir al hacer una entrevista de trabajo o cuando realizamos un examen importante, que se producen algunos síntomas físicos como que el corazón late más rápido o sudamos más. Otros trastornos de la ansiedad generalizados son los miedos o preocupación excesiva que pueden generar ataques de pánico.

Esto sucede porque el cuerpo detecta una posible amenaza o fobia específica y a nivel cerebral se produce una especie de alarma que provoca una reacción de defensa. Una vez el cerebro detecta que el peligro ha pasado, esta especie de alarma se desactiva y nuestro sistema nervioso vuelve a equilibrarse, disminuyendo así los síntomas provocados por esta situación.

dieta personalizada

Hay ocasiones en las que esta posible amenaza no sepamos de donde procede o cual es, en este caso los síntomas de ansiedad pueden ser más desagradables, provocando que el ritmo cardíaco y respiratorio aumenten de forma considerable pudiendo hacer que cueste respirar. Esta sensación de ahogo puede hacer que los pensamientos negativos aumenten.

Los trastornos de ansiedad, afectan aproximadamente a una de cada cinco personas y pueden limitar el día a día de las personas que lo sufren ya que para evitar sufrirla, evitarán situaciones o actividades que pueden provocarlas, por lo que es recomendable tratarlo para evitar que se convierta en algo crónico o que pueda derivar en una depresión cuando notamos que esta situación interfiere en nuestra rutina diaria o en el trabajo, cuando nos hace sentir deprimidos o cuando nos provoca pensamientos suicidas.

Una de las soluciones que ayuda a las personas que sufren ansiedad es la comida, un recurso que no es bueno si se descontrola, por eso en Corporis Sanum podemos ayudarte a cuidar tu alimentación y a gestionar la ansiedad por la comida

¿Qué es la ansiedad? Tipos de trastornos de la ansiedad

Podemos enumerar distintos tipos de trastornos de ansiedad:

– Trastornos por crisis de angustia (puede producir palpitaciones, sensación de ahogo, temblores o inestabilidad)

– Trastorno de ansiedad generalizada (estado permanente de angustia incluso por situaciones rutinarias)

– Fobias específicas (se producen ante una situación u objeto específico)

– Trastorno obsesivo compulsivo (ideas intrusivas y desagradables comparadas de actos que disminuyen la angustia de esa obsesión)

– Trastorno de ansiedad social o fobia social (provoca ansiedad o miedo a situaciones sociales por vergüenza, inseguridad o preocupación por ser juzgado de forma negativa por los demás)

– Agorafobia (trastorno que consiste en miedo o ansiedad intensa de estar en lugares donde es complicado salir o con mucha gente o a estar solos en espacios exteriores)

– Trastorno por estrés agudo (puede aparecer después de un acontecimiento traumático y dura alrededor de un mes)

– Trastorno por estrés postraumático (afecta a la salud mental y se suele desarrollar tras un episodio traumático y se diferencia del trastorno por estrés agudo en que su duración es superior a un mes)

Síntomas de la ansiedad

Preocupación excesiva

Es un síntoma de los más comunes y ocurre como respuesta a situaciones rutinarias. Se suele presentar todos los días y al menos durante 6 meses. Especialmente afecta a personas menores de 65 años, solteros o con un nivel socioeconómico bajo y que presentan bastante estrés en su día a día.

Sentimientos de agitación

Sensación de nerviosismo, agitación o tensión que desencadena en una aceleración del pulso, sudor en la palma de las manos, temblor o sequedad en la boca y puede darse durante largos periodos de tiempo.

Intranquilidad

Se produce especialmente en niños y adolescentes y produce una sensación de necesidad de moverse. Este síntoma por sí solo no es suficiente para diagnosticar un trastorno de ansiedad, pero es un síntoma a tener en cuenta sobre todo si ocurre con frecuencia.

Fatiga

Con frecuencia, la ansiedad suele asociarse a hiperactividad o agitación. No está claro si esta fatiga se produce como consecuencia de otros síntomas como el insomnio o la tensión muscular o si está relacionada con efectos hormonales de la ansiedad crónica.

Dificultad para concentrarse

La ansiedad puede interrumpir la memoria funcional que es la que se encarga de retener la información a corto plazo.

Irritabilidad

Las personas que sufren ansiedad se sienten más irritables ya que la ansiedad produce agitación sobre todo en los momentos más críticos.

que es la ansiedad

Tensión muscular

La tensión muscular está relacionada con la ansiedad y está demostrado que realizar terapias de relajación muscular reduce la preocupación de las personas con trastorno de ansiedad generalizada.

Problemas para conciliar el sueño 

El insomnio está fuertemente relacionado con los trastornos de ansiedad, despertarse a media noche o ser incapaz o tener dificultad para dormirse son problemas muy comunes.

Ataques de pánico

Los ataques de pánico dan lugar a un miedo intenso que puede llegar a debilitarnos. Este miedo puede producir una aceleración del ritmo cardíaco, sudoración, temblores, sensación de falta de aire, náuseas o presión en el pecho.

Padecer problemas gastrointestinales

La ansiedad y el estrés provocan que nuestro sistema digestivo se vea afectado ya que produce cortisol, éste es detectado por el estómago provocando cambios como un aumento del nivel del ácido estomacal y movimientos en los intestinos que causan dolor y malestar.

Causas

Existen numerosas causas que provocan ansiedad y es complicado enumerarlas todas, pero podemos dividirlas en dos grandes grupos:

Factores de riesgo predisponentes

– Antecedentes familiares

-No haber llevado un embarazo saludable o no haber tenido una crianza estable.

Factores de riesgo desencadenantes

– Vivir situaciones estresantes durante periodos prolongados de tiempo

– Tener una personalidad con tendencia a desarrollar este tipo de trastornos de ansiedad

Cómo prevenirla y controlarla

Es posible prevenir o reducir el riesgo de trastornos de ansiedad con sencillos hábitos como reducir al mínimo el consumo de excitantes como el café, el té, alcohol y drogas, etc. También ayuda el llevar una dieta sana y tener un descanso regular.

Por otro lado, podemos controlarla con algunas técnicas de relajación como el mindfulness, el yoga o la meditación. También puede ayudar la práctica regular de deporte ya que nos relaja y nos da energía y hará que podamos conciliar el sueño con facilidad y que podamos descansar bien. 

Dedica tiempo para ti a hacer cosas que te hagan sentir bien y que te distraigan y aprende establecer prioridades y a decir no a otras cosas que no son necesarias y te quitan tiempo. 

El ritmo de vida al que estamos sometidos en los últimos tiempos provoca que nuestro día a día sea frenético, eso provoca que nos dediquemos menos tiempo a nosotros, a cuidar nuestra alimentación, nuestro estado físico y mental y en definitiva, que pasemos menos tiempo haciendo lo que nos gusta y lo que nos hace sentir bien.

Tenemos que organizarnos mejor, dejar algo de tiempo libre para disfrutarlo, dedicarlo a hacer ejercicio físico (gimnasio, correr, caminar, etc) y mental (meditación, mindfulness…), tratar de vivir más despacio, disfrutando cada momento y saboreándolo. 

qué es la ansiedad
Te ayudamos a lograr tu mejor versión a través de una alimentación equilibrada sin pasar hambre. Una dieta adaptada a tus necesidades nutricionales.