Alimentos para la anemia

Si te sientes generalmente fatigado, con frío, palidez, mareos, problemas de concentración, cefaleas o palpitaciones recurrentes, muy probablemente estés presentando un cuadro típico de anemia ferropénica, uno de los tipos de anemia más comunes causados por la deficiencia de hierro. Asimismo, los déficit de ácido fólico o vitamina B12 pueden causar anemias nutricionales. por eso es muy importante que sepas qué alimentos para la anemia son buenos.

Incluso una persona con exceso de peso, al contrario de lo que muchos puedan pensar, puede sufrir de anemia, ya que, al no poseer buenos hábitos alimenticios y no estar alimentando de la manera adecuada, puede presentar deficiencias de hierro y en consecuencia tener anemia. En estos casos es necesario seguir dietas sanas para adelgazar, que no solo favorezcan la pérdida de peso, sino que también permitan incorporar alimentos para la anemia con alto contenido en hierro que ayuden a combatir la anemia.

Ahora bien, independientemente de las causas, la anemia es una afección caracterizada por la falta de suficientes glóbulos rojos sanos para transportar un nivel adecuado de oxígeno a los diferentes tejidos del cuerpo. Esta afección puede ser temporal o prolongada, y varía entre grave o leve; y la alimentación, en cualquiera de los casos, es un factor clave.

La anemia por falta de hierro puede deberse a una dieta privada de alimentos para la anemia ricos en hierro o en nutrientes que faciliten su asimilación. Una malabsorción intestinal o excesiva pérdida de sangre por hemorragias, menstruación, cirugías o presencia de tumores, también puede provocar anemia. En casos como estos el organismo tiende a formar menos glóbulos rojos, más pequeños de lo normal y con menor cantidad de hemoglobina, la proteína encargada de liberar y transportar el oxígeno a las células y tejidos.

Por el contrario, cuando la anemia se produce por déficit de ácido fólico o vitamina B12, se forman glóbulos rojos grandes pero muy débiles. La anemia por falta de ácido fólico es habitual cuando las demandas aumentan, mientras que, la anemia por carencia de vitamina B12 se debe, por lo general, a una malabsorción por déficit de un factor intrínseco (una proteína gástrica).

En este post vamos a hablarte de la dieta y los alimentos para la anemia.

Dieta y 9 alimentos para la anemia

Cuando se sufre anemia la sensación de debilidad, agotamiento, palidez, cansancio y taquicardia son señales a las que se debe prestar mucha atención. La anemia, como te dijimos anteriormente, puede ser ocasionada por falta de hierro, déficit de ácido fólico o carencias de vitamina B12. Sea cual fuere la causa, tener una alimentación equilibrada rica en alimentos para la anemia y nutrientes que favorezcan la absorción del hierro, es importante para combatir la anemia.

Cualquier alimento rico en vitamina C o ácido ascórbico está recomendado para el tratamiento de la anemia, debido a que esta vitamina mejora la absorción de hierro a nivel intestinal. Podemos encontrar vitamina C en altas concentraciones en muchas frutas ácidas como en el zumo de naranja, pomelo, piña, mandarinas, fresas, kiwi, mango…, y en algunos vegetales como el pimiento rojo, el coliflor, el brócoli, la col, entre otros. 

Por otra parte, aunque las cantidades diarias recomendadas, tanto de hierro como de ácido fólico y vitamina B12, dependen de la edad y el sexo; una dieta normal para la anemia debe contener alrededor de 6 mg de hierro por cada 1000 calorías, lo que proporciona una ingesta diaria de hierro entre 13 y 20 mg, de 180 a 200 mcg de ácido fólico y 2 mcg de B12.

Sin ninguna duda, una dieta rica en estos nutrientes te ayudará a prevenir y combatir la anemia. Así que toma nota, estos son algunos de los mejores alimentos para la anemia con acción antianémica.

Carnes rojas

Las carnes rojas contienen gran cantidad de hierro y de vitamina B12. Se recomienda consumir entre dos o 3 veces a la semana para tratar la anemia. También se sugieren las carnes blancas como el pavo o el pollo, ya que estas, aunque en menor proporción, también contienen hierro y vitamina B12. De modo que se puede alternar y equilibrar el consumo de ambos nutrientes.

Hígado, riñones o corazón de pollo

Existen otras fuentes de hierro y vitamina B12 que provienen de alimentos de origen animal como el hígado, los riñones y el corazón de pollo. Estos se pueden consumir a la plancha o cocidos y de forma moderada.

Pan integral o de cebada

El pan blanco debe sustituirse por pan integral o de cebada ya que estos contienen alta cantidad de hierro.

Vegetales oscuros como la espinaca, el perejil y la rúcula

Una buena forma de incluir alimentos para la anemia vegetales ricos en hierro es incorporando en la dieta vegetales oscuros como la espinaca, el perejil y la rúcula. Estos alimentos para la anemia, además de ser ricos en hierro, son excelente fuente de aportación de vitaminas, calcio, fibras y betacarotenos, componentes perfectos para mantener el equilibrio del organismo. Con vegetales de este tipo podemos preparar deliciosas ensaladas, cremas o sopas.

Remolacha

La remolacha roja es un vegetal que contiene una alta cantidad de hierro, vitamina C y folatos, lo que la convierte en un excelente alimento con acción antianémica. Una buena forma de ajustarla en la dieta es mezclando este vegetal en ensaladas o jugos que pueden tomarse diariamente.

Frijoles negros

Los frijoles negros son ricos en hierro no hemo, el hierro que encontramos en los vegetales, lo que quiere decir que es un poco más difícil su absorción intestinal. Una buena forma de mejorar su asimilación es acompañarlo con zumos de frutas cítricas. Las lentejas también son una muy buena fuente de hierro no hemo.

Frutas ricas en vitamina C

Incorporar frutas y alimentos para la anemia ricos en vitamina C como el limón, las naranjas, la toronja, los pomelos, mandarinas, fresas, kiwis, etc., es muy importante para potenciar la absorción del hierro presente en los alimentos. Por lo que se recomienda que estos sean ingeridos junto con los alimentos ricos en hierro.

Alimentos para la anemia

Levadura de cerveza

La levadura de cerveza contiene gran cantidad de oligoelementos, minerales, todas las vitaminas del grupo B y proteínas de alta calidad biológica, de modo que actúa como un excelente multivitamínico natural. La levadura de cerveza se puede encontrar enriquecida con vitamina B12.

Pistachos e higos secos

El pistacho es una muy buena fuente de minerales, especialmente de hierro y cobre, dos elementos que cuando se combinan ejercen un efecto antianémico elevado, incluso superior al de un preparado farmacéutico de hierro solo.

Por su parte, en los higos secos se encuentran grandes concentraciones de nutrientes: 100 gramos de higo seco aportan 2.23 mg de hierro. En promedio, cinco piezas de higo cubren el 10% de las necesidades de hierro diaria requeridas.

Existen muchos otros alimentos para la anemia que favorecen la absorción de hierro intestinal y que ayudan a combatir la anemia. No obstante, aun cuando estas modificaciones en la dieta puedan garantizar la cantidad de hierro necesaria para aumentar la cantidad de hemoglobina en la sangre; es importante saber cuál es el tipo de anemia que se sufre y su causa. Todo esto es fundamental para el éxito en el tratamiento. 

Alimentos que deben evitarse durante la anemia

Cuando se sigue un tratamiento para combatir la anemia se debe evitar el consumo de alimentos que contengan calcio junto con alimentos ricos en hierro, ya que el calcio compite con el hierro por su absorción intestinal. Es por lo que se sugiere evitar en las comidas principales (o cuando normalmente se consumen carnes y otros alimentos ricos en hierro), la ingesta de leche y sus derivados. Además, hay que reducir o eliminar el consumo de café, té mate, té negro, cacao y chocolate (sobre todo en las comidas principales), debido a que estos son ricos en taninos y fitatos, sustancias que actúan como inhibidores o desactivadores de hierro y reducen su absorción en el intestino.

La dieta y los alimentos para la anemia debe estar formada, básicamente, por alimentos que contienen hierro hemo, es decir, el hierro de mayor y mejor absorción. Para ello, se recomienda el consumo de proteínas animales (carne, pescado, mariscos, huevos, etc.), ácidos orgánicos (como el cítrico, láctico y málico) y algunos azúcares como la fructosa y el sorbitol. Estos nutrientes tienen la propiedad de estimular la producción de glóbulos rojos en la sangre, cuyos niveles están por debajo de lo normal cuando se sufre de anemia.

También existe el hierro no hemo, que es el hierro presente en los alimentos fortificados con este mineral, frutas o vegetales, como los frijoles, soya, lentejas, cacahuate, betabel, cereales y vegetales de color verde oscuro, como las espinacas, brócoli y coles. Por lo general, estos alimentos deben consumirse juntamente con activadores de la absorción, como los zumos de frutos cítricos que son alimentos que contienen altas concentraciones de vitamina C.

Alimentos para la anemia

Asimismo, debes saber que, aunque tanto el hierro como el ácido fólico pueden obtenerse de alimentos de origen vegetal, sin embargo, en el caso de la vitamina B12, esta debe suplementarse cuando se sigue una dieta vegana.

Finalmente, cuando se diagnóstica anemia, se debe acudir a un especialista para que este evalúe el tipo de anemia y hierro necesario conforme a la afección detectada. En cualquier caso, además de las indicaciones médicas apropiadas, debes hacer ajustes en tu dieta e incluir alimentos ricos en hierro y vitamina C.

 

Alimentos para la anemia