anemia y hierro

La anemia y hierro se ven unidos ya que la anemia es un grave problema de salud pública, es, sobre todo, muy común en niños pequeños (menores de 5 años), en mujeres embarazadas y en deportistas.Y la falta de hierro es lo que provoca la anemia.

Anemia y hierro

 ¿Qué es la anemia?

La anemia es una afección en la que el número de glóbulos rojos o la concentración de hemoglobina dentro de estos, es menor a la normal. La hemoglobina presente en los glóbulos rojos, es necesaria para transportar oxígeno a los tejidos del cuerpo, por eso cuando una persona tiene anemia significa que su capacidad de transportar oxigeno a través de la sangre a los tejidos corporales esta disminuida. Es entonces cuando la persona se siente cansada, fatigada, débil y con mareos.

dieta personalizada

Para prevenir y mejorar la anemia, consiguiendo tener unos niveles óptimos de hierro, es imprescindible mantener una alimentación rica en hierro y en caso de que sea necesario llevar una dieta para adelgazar.

 Tipos de anemia:

Hay diferentes tipos de anemia y todas pueden ser temporales o crónicas, y leves o graves. A continuación te nombro las más comunes:

– Anemia por falta de vitamina B12. Debido a una baja ingesta de vitamina B12 el cuerpo tiene una deficiencia de esta vitamina la cual es necesaria para producir glóbulos rojos. Esta vitamina se encuentra sobretodo en los alimentos de origen animal (carne, pescado, huevo y lácteos) por eso es común tener este tipo de anemia entre las personas que deciden mantener una alimentación vegetariana estricta.

– Anemia por falta de ácido fólico. El ácido fólico también conocido como folato o vitamina B9, es necesario para la formación y crecimiento de los glóbulos rojos en sangre.

– Anemia por deficiencia en hierro. Como su nombre indica es por falta del mineral hierro. Es común es lo niños pequeños por no tener un aporte de hierro suficiente en su alimentación y por lo tanto no tienen suficiente nivel de hierro. A este tipo de anemia también se le conoce como anemia ferropénica.

 El hierro y tipo de hierro

Como se ha comentado anteriormente, el hierro es un mineral indispensable para la formación de la hemoglobina que es la sustancia encargada de transportar el oxígeno a todas las células del cuerpo. El hierro se encuentra en nuestro organismo principalmente en la sangre, y también en los músculos y en los órganos.

Este mineral es difícil de obtener porque esta en pequeñas cantidades en los alimentos y, además, existen dos tipos de hierro que dependiendo de cual sea es más o menos difícil de que nuestro organismo lo absorba. 

 Tipos de hierro:

– Hierro no hemo: Se encuentra en los alimentos de origen vegetal y su absorción está determinada por multiples factores dietarios que favorecen o impiden su absorción. Tiene una biodispinibilidad de entre 2-20%, este porcentaje será más alto si lo ayudamos con adecuados factores dieteticos.

– Hierro hemo: Es el hierro derivado de la hemoglobina y mioglobina de tejidos animales, así que se encuentra en la carne y pescado. Su absorción es mayor que el hierro no hemo o de origen vegetal. Tiene una biodisponibilidad del 25%.

 Alimentos que disminuyes o mejoran la absorción del hierro

Para mejorar la absorción del hierro, sobretodo del hierro no hemo, son los alimentos ricos en vitamina C o ácido ascórbico, como el pimiento, el brocolí y las frutas cítricas (kiwi, naranja, limón, mango). Se ha demostrado que acompañar las comidas principales con algún alimento rico en vitamina C, duplica la absorción del hierro, por eso se recomienda añadir este grupo de alimentos en cada comida y cena, sobretodo en las personas que llevan una alimentación vegetariana.

Por otro lado, hay otros factores dietéticos que disminuyen la absorción por nuestro organismo del hierro:

Calcio. Este mineral interfiere considerablemente la absorción del hierro, llegando incluso a reducir su biodisponibilidad entre un 30 a un 50%. El calcio se encuentra principalmente en los lácteos, frutos secos y verduras de hoja verde.

Polifenoles. Reducen la absorción del hierro por formar complejos insolubles que no pueden ser absorbidos. Los polifenoles se encuentran en el cacao, café y té principalmente.

Oxalatos, pectinas y fibra. Los oxalatos están presentes principalmente en las leguminosas, pero debido a su carácter termolábil, se logra reducir su concentración en el proceso de cocción y se disminuye la interferencia con la absorción del hierro. Las pectinas y otros tipos de fibra también interfieren en la absorción del hierro.

Fitatos. Se encuentran en la parte fibrosa de muchas plantas y en las legumbres en conserva. Además de disminuir la biodisponibilidad del hierro, también interfiere con el calcio y el cinc.

 Síntomas de la anemia

Cuando se tiene una pequeña deficiencia de hierro, se manifiesta simplemente en la resistencia del ejercicio físico, llegando a taquicardia y dificultad respiratoria. Cuando la deficiencia de este mineral es mayor, los síntomas se acentúan y aparecen con esfuerzos menores que afectan a la actividad diaria.

 Los síntomas más habituales son:

– Cansancio, debilidad y fatiga

– Palidez cutánea

– Dificultad respiratoria

Taquicardia

– Uñas y pelo frágil

 

Causas de la anemia

Fundamentalmente los glóbulos rojos en sangre se disminuyen por tres motivos:

– No se producen suficientes. Es lo que ocurre cuando la anemia es por una cantidad de hierro baja y tampoco hay reservas de hierro. Los médicos suelen recomendar suplementos de hierro.

– Trastorno en la maduración de los glóbulos rojos en la médula ósea. Este trastorno esta asociado a la anemia por déficit de vitamina B12 y es más habitual en las personas con alimentación vegana estricta si no llevan una correcta suplementación de esta vitamina.

– Los glóbulos rojos se destruyen o pierden velocidad. Se debe a pérdida de sangre grandes, por hemorragias.

 Tratamiento de la anemia

Si te sientes cansado o fatigado y quieres saber si tienes anemia, deber de realizarte un análisis de sangre. Normalmente las anemias son por falta de hierro, vitamina B12 o vitamina B9, y se trata mediante el aporte de estos nutrientes.

Solo en aquellas personas donde suponga un riesgo para su vida, se realiza transfusiones de sangre por vía intravenosa. 

 Para prevenir la anemia, debes incluir hierro en la dieta. Los alimentos ricos en hierro son principalmente:

– Mariscos de concha: berberechos, mejillones, navajas, almejas.

– Carne

– Legumbres: lentejas, guisantes, soja, garbanzos, alubias

 Recuerda que si durante el día también consumes alimentos ricos en vitamina C, conseguirás absorber el hierro mejor. 

 

anemia y hierro