lentejas con zanahoria

En esta ocasión te enseñamos a preparar unas nutritivas lentejas con zanahoria, cebolla, espinacas, brócoli y huevo para que implementes las legumbres en tu alimentación. Destacan por su aporte en cuanto a hidratos de carbono y proteínas, hierro, zinc, magnesio, sodio, potasio, selenio, calcio y vitaminas, especialmente del complejo B: como la B2, B3, B6, B9 (ácido fólico), vitamina A, vitamina E además de ser una buena fuente de fósforo, manganeso, y ácido fólico, sin perder de vista la fibra, importante para favorecer el tránsito intestinal y evitar estreñimiento.

Muchas veces, cuando nos proponemos bajar mucho de peso, acudimos a dietas sumamente estrictas para ver resultados rápidos. El problema de ello es el famoso “efecto rebote” que puede ser contraproducente, ya que es probable que recuperemos el peso perdido o incluso un poco más. Por ello, si el objetivo es adelgazar 15 kilos, lo mejor es un cambio de hábitos e incorporar diferentes alimentos a la dieta, como las legumbres y los vegetales, que son fuente de infinitos beneficios para nuestro organismo.

Las proteínas de bajo contenido graso como las lentejas y otras legumbres son muy importantes para nuestro organismo, no solo desde el punto de vista nutricional, sino que, unido a su contenido en fibra y potencial saciante, las convierte en una opción de lo más saludable además de asequible.

Quizás es más común de lo que creemos confundir un guiso de lentejas con un platillo súper calórico, por ello muchas veces se lo evita. La realidad es que siempre va a depender de los ingredientes que le añadamos y de la cantidad de aceite de oliva que utilicemos. En este caso, esta receta está plagada de vegetales, legumbres y huevo, lo que lo convierte en un plato saciante, delicioso y completo a nivel nutricional, que es ideal para cocinar en estos días de frío.

Ingredientes de las lentejas con zanahoria, cebolla, espinacas, brócoli y huevo

  • 1 plato pequeño de lentejas secas (60 g)
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cebolla crudo (50 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 manojo de espinacas (50 g)
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo de gallina
  • 300 ml de caldo vegetal
  • 1/2 ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 2 brotes de brócoli

Paso a paso: preparación de lentejas con zanahoria, cebolla, espinacas, brócoli y huevo

En el día de hoy vamos a enseñar a hacer esta exquisita receta de lentejas con zanahoria en un paso a paso simple y rápido para que puedas replicarlo y poner manos a la obra en tu cocina. Claro está que si no eres muy adepto a los guisos, pero quieres utilizar legumbres, puedes preparar unas ricas albóndigas de lentejas, ya que podrás utilizar los mismos ingredientes que aquí y tendrás un gran plato para degustar.

Es importante destacar que podemos utilizar todas las verduras que queramos, puesto que si alguna de las que están en la lista no es de nuestro agrado, podemos reemplazarla por otra que sí. Solo habrá que tener en cuenta el tiempo de cocción para que no quede cruda o se pase y pierda sus propiedades.

Primer paso: preparar el caldo y las lentejas

Para esta preparación lo primero que tienes que hacer es preparar las lentejas. Para cocinar esta receta, puedes utilizar lentejas secas (que deberás poner a remojo la noche anterior) o cocidas. Es importarte saber que debemos dejarlas en remojo durante toda la noche anterior ya que, de esa manera, evitaremos o reduciremos mucho la producción de gases.

Dicho esto, lo segundo a realizar es el caldo de vegetales. Claro está que si no tenemos tiempo de prepararlo, podemos realizar esta receta con agua caliente, pero la realidad es que el caldo le da otro sabor. Es simple y lleva poco tiempo, solo basta con tener a mano unos buenos vegetales y hojas de laurel. Debemos cortar todas las verduras en un tamaño similar y saltearlas en un poquito de aceite de oliva. Salpimentamos allí y luego le agregamos el agua y dejamos cocinar por 20 minutos aproximadamente.

Es importante volver a probar y rectificar de sabores hasta que quede a nuestro gusto. Una vez listo, colamos las verduras y las guardamos para un rico puré. Con ese caldo, estamos listos para avanzar al siguiente paso.

Segundo paso: cortar los vegetales 

Disponemos de todos los vegetales en la mesa así nos aseguramos que no nos olvidemos de ninguno: zanahoria, cebolla, ajo, espinaca y brócoli. Primero vamos a picar la cebolla bien chiquita junto con el ajo pelado. Una vez listo, vamos pelando y cortando la zanahoria en trozos pequeños también. Las espinacas podemos cortarlas en tiras, pero eso es a gusto, al igual que el brócoli, dejarlo en arbolitos le dará más color y personalidad al plato.

Tercer paso: comenzar a cocinar

Es momento de preparar el guiso. Añade las verduras, excepto las espinacas, cortadas a una cazuela con un chorrito de aceite y rehoga hasta que estén bien cocinadas. Así darán más sabor al plato, aunque puedes añadir todo en crudo si lo prefieres. Dejamos sofreír por 10 minutos, mientras vamos revolviendo así no se pegan. Salpimentamos.

Añade después las lentejas y agua/caldo a tu gusto. Es importante saber que cuanta más agua pongas, más líquidas te quedarán. Tapa y cuando hierva, baja el fuego al mínimo y deja cocer por 30 minutos, hasta que las lentejas estén blandas, añadiremos las espinacas, una hoja de laurel y el brócoli en los últimos minutos para que no pierdan su color y se pierdan en la olla.

Cuarto paso: emplatado

Mientras las lentejas terminan de cocinarse, cuece un huevo, córtalo a trozos pequeños y añade a las lentejas una vez servidas en el plato. Si no te gusta el huevo de esa forma, puedes innovar y ponerle por encima unos deliciosos huevos escalfados, veras que hace la diferencia y a los más pequeños les encanta romper la yema y mojar el pan en ella. Además, se cuecen más rápido, por lo que no demorarás nada en terminar el plato.

NOTA: Si quieres puedes añadirle unos 10gr de arroz para que sea un plato más completo.

Pues bien, eso es todo. Ahora ya tenemos listo nuestro gran plato de guiso de lentejas con zanahorias, cebollas, espinacas, brócoli y huevo. Es cierto que a simple viste puede parecer complicado, pero una vez que lo ponemos en práctica notamos que es simple y rápido.

Si no te gustan las lentejas, pero sí te entusiasma la preparación, se pueden reemplazar por otras legumbres que sean de tu agrado, claro está que el tiempo de cocción no será el mismo por lo que hay que prestar atención a ello para que nos quede un plato bien rico.

Ya no hay excusas para no preparar platos de cuchara, porque además de deliciosos y calentitos, son nutritivos y aportan grandes beneficios al organismo, sobre todo en los días fríos donde se necesita una energía extra. ¿A qué estás esperando para probarlos?

ESTA Y OTRAS MUCHAS MÁS RECETAS EN NUESTROS PLANES NUTRICIONALES

Lentejas con zanahoria

En esta ocasión te enseñamos a preparar unas nutritivas lentejas con zanahoria, cebolla, espinacas, brócoli y huevo para que implementes las legumbres en tu alimentación.

Tipo: Plato principal

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: Lentejas con zanahoria

Rendimiento de la receta: 4 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 30M

Tiempo total: 35M

Nombre del vídeo de receta: Lentejas con zanahoria

Descripción del vídeo de receta: Muchas veces, cuando nos proponemos bajar mucho de peso, acudimos a dietas sumamente estrictas para ver resultados rápidos. El problema de ello es el famoso “efecto rebote” que puede ser contraproducente, ya que es probable que recuperemos el peso perdido o incluso un poco más. Por ello, si el objetivo es adelgazar 15 kilos, lo mejor es un cambio de hábitos e incorporar diferentes alimentos a la dieta, como las legumbres y los vegetales, que son fuente de infinitos beneficios para nuestro organismo.

Miniatura del vídeo de receta: https://i9.ytimg.com/vi/yTmDN1QOXMk/mq2.jpg?sqp=CNye9JMG&rs=AOn4CLANp7vWIAE8dZqDtaYrbKTnzFKhQQ

Ingredientes de la receta:

  • 1 plato pequeño de lentejas secas (60 g)
  • 1 zanahoria
  • 1/2 cebolla crudo (50 g)
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1/2 manojo de espinacas (50 g)
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo de gallina
  • 300 ml de caldo vegetal
  • 1/2 ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 2 brotes de brócoli

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Para esta preparación lo primero que tienes que hacer es preparar las lentejas. Para cocinar esta receta, puedes utilizar lentejas secas (que deberás poner a remojo la noche anterior) o cocidas. Es importarte saber que debemos dejarlas en remojo durante toda la noche anterior ya que, de esa manera, evitaremos o reduciremos mucho la producción de gases. Dicho esto, lo segundo a realizar es el caldo de vegetales. Claro está que si no tenemos tiempo de prepararlo, podemos realizar esta receta con agua caliente, pero la realidad es que el caldo le da otro sabor. Es simple y lleva poco tiempo, solo basta con tener a mano unos buenos vegetales y hojas de laurel. Debemos cortar todas las verduras en un tamaño similar y saltearlas en un poquito de aceite de oliva. Salpimentamos allí y luego le agregamos el agua y dejamos cocinar por 20 minutos aproximadamente. Es importante volver a probar y rectificar de sabores hasta que quede a nuestro gusto. Una vez listo, colamos las verduras y las guardamos para un rico puré. Con ese caldo, estamos listos para avanzar al siguiente paso.

Segundo paso:

  • Disponemos de todos los vegetales en la mesa así nos aseguramos que no nos olvidemos de ninguno: zanahoria, cebolla, ajo, espinaca y brócoli. Primero vamos a picar la cebolla bien chiquita junto con el ajo pelado. Una vez listo, vamos pelando y cortando la zanahoria en trozos pequeños también. Las espinacas podemos cortarlas en tiras, pero eso es a gusto, al igual que el brócoli, dejarlo en arbolitos le dará más color y personalidad al plato.

Tercer paso:

  • Es momento de preparar el guiso. Añade las verduras, excepto las espinacas, cortadas a una cazuela con un chorrito de aceite y rehoga hasta que estén bien cocinadas. Así darán más sabor al plato, aunque puedes añadir todo en crudo si lo prefieres. Dejamos sofreír por 10 minutos, mientras vamos revolviendo así no se pegan. Salpimentamos. Añade después las lentejas y agua/caldo a tu gusto. Es importante saber que cuanta más agua pongas, más líquidas te quedarán. Tapa y cuando hierva, baja el fuego al mínimo y deja cocer por 30 minutos, hasta que las lentejas estén blandas, añadiremos las espinacas, una hoja de laurel y el brócoli en los últimos minutos para que no pierdan su color y se pierdan en la olla.

Cuarto paso:

  • Mientras las lentejas terminan de cocinarse, cuece un huevo, córtalo a trozos pequeños y añade a las lentejas una vez servidas en el plato. Si no te gusta el huevo de esa forma, puedes innovar y ponerle por encima unos deliciosos huevos escalfados, veras que hace la diferencia y a los más pequeños les encanta romper la yema y mojar el pan en ella. Además, se cuecen más rápido, por lo que no demorarás nada en terminar el plato.

Puntuación del editor:
5
lentejas con zanahoria
Soy cocinero de vocación y de profesión, decidí cambiar mi vida en la ingeniería mecánica para dedicarme a lo que verdaderamente siempre me ha motivado, cursando mis estudios en la escuela de cocina de Benidorm Ies Mediterranea, en el 2006, siempre con una formación activa con diferentes tipos de cursos y por un interés por todo tipo de cocina, siempre desde la base de la cuidada tradición e incorporando nuevas técnicas para que el resultado en el plato sea tan sabroso como saludable. Después de mis trece años dedicándome a como digo yo “ quitar el hambre en esta parte del mundo”, decidí enfocar mis intereses y mi inquietud en que mucha mas gente pierda el miedo a cocinar a la vez que con unos pequeños hábitos saludables, pueda mejorar la vida de uno mismo y de la gente que le rodea. Disfruto de mi trabajo y de ver como cada día más gente consigue sus objetivos con mi ayuda. Yo sigo creciendo con ellos.