higiene-evitar-enfermar-covid19

Cuando hablamos de higiene no solo nos hacemos referencia en la personal, gestos como lavarse las manos constantemente durante un mínimo de 20 segundos y usar el codo o un papel desechable a la hora de toser o estornudar, son 2 conceptos que nos vienen repitiendo estos días y que ya debemos tener bastante claros.

Otras medidas de higiene son las distancias entre las personas en los sitios públicos, las medidas que se han tomado en los supermercados teniendo un aforo limitado de personas y mantener las distancias de 1 metro en las colas.

En Corporis Sanum os queremos informar que la higiene también se debe de mantener en la cocina. De normal, la cocina ya es una zona donde la limpieza y el orden son 2 factores imprescindibles para evitar contaminación entre los alimentos, hablamos sobre todo de la contaminación cruzada que es cuando el alimento cocinado entra en contacto con sustancias nocivas para la salud provenientes de los alimentos crudos.

A la vuelta de la compra

Para tener una buena higiene en la cocina tenemos que empezar con eliminar el gesto de poner las bolsas de la compra sobre la encimera, ya que las bolsas han estado en contacto con el suelo, el maletero del coche y seguro que en algunos lugares más que desconocemos. Debemos de colocarlas en el suelo y de ahí coger los alimentos para guardarlos en sus respectivos sitios. Si las queremos reutilizar (cosa que debemos hacer), cuando las hayamos vaciado hay que limpiarlas, si son de tela en la lavadora y si son de plástico con desinfectante.

En nuestra cocina

Hay que mantener bien limpia y desinfectada la cocina. Empezando con eliminar los restos de suciedad que pueden servir de alimento para los microorganismos. Utilizando jabón y detergente conseguimos eliminar tanto las grasas como los microorganismos.

A la hora de limpiar las superficies, los pasos que tenemos que seguir es:

  • Empezar con agua templada
  • Seguido de jabón
  • Dejar un tiempo de actuación sobre la superficies
  • Retirar el producto
  • Secar bien sin dejar humedades

Cuando cocinemos, también hay que evitar el uso de material poroso como son las cucharas y las tablas de madera. En sus poros van a penetrar los microorganismos pero no nuestros productos de limpieza, por lo tanto pueden llegar a ser fácilmente un gran foco de contaminación.

La zona de almacenamiento

Y, por último, comentar la zona de almacenamiento, tanto la despensa como el frigorífico también debemos limpiarlo con constancia. Son las superficies donde más tiempo van a estar los alimentos.

Espero que esta información os sirva de ayuda para prevenir el contagio y seguir con un buen estado de salud.

Soy diestista-nutricionista por la Universidad de Alicante. Me baso en ayudar a cambiar el estilo de vida de las personas para conseguir mejorar su salud física y mental. Ya que un cambio de habitos hace sentirte mejor contigo mismo y ganar confianza en tu día a día. Siempre trabajo desde la educación nutricional para lograr los objetivos personales sin esfuerzo. Número de colegiado: CV00693 / Colegio: Codinucova