hamburguesa-garbanzos-remolacha

No hace falta que comas guarradas para disfrutar de una buena hamburguesa, siempre hay opciones locales o caseras con las que podrás deleitarte de forma más sana. A día de hoy han tomado mucha importancia las hamburguesas vegetales, seguro que ya has probado alguna, y si aún no lo has hecho ¿te animas con nuestra receta?

Existen un sin fin de variantes de la típica hamburguesa en versión vegetal. Bien sea por la imposibilidad de comer carne, o por ampliar el repertorio gastronómico, cada vez son más las personas que se animan a probarlas. Con tanta diversidad y la funcionalidad del formato es una preparación estrella que se ha extendido enormemente entre los paladares más diversos.

Podrían correr ríos de tinta acerca de la preparación y trucos de las hamburguesas vegetales. Estad atentos ya que próximamente comentaremos unos puntos clave a tener en cuenta para conseguir unas hamburguesas vegetales dignas de un profesional. Por el momento, a continuación explicaremos alguno de nuestros consejos durante la preparación.

En primer lugar, tenemos que tener claros los ingredientes que se necesitan: Garbanzos cocidos, Remolacha cruda, Quinoa, Champiñones, Cebolla, Ajo, Comino (opcional), Parmesano rallado (opcional), chía (remojo), Pimentón ahumado, Copos de avena, Aceite de oliva virgen, Sal, Pimienta molida, Ralladura de lima.

Para leer la receta de las Hamburguesas de Garbanzos y Remolacha baja un poco y verás la presentación completa con los ingredientes y su preparación, para que te salgan exactamente igual como las preparamos nosotros.

Si quieres ver todas nuestras recetas grabadas entra en nuestra sección de vídeo recetas.

Están deliciosas y además son fáciles de preparar, por lo que es una magnífica opción de la que disponer, puede hacer que nuestras cenas o bocadillos pasen a otro nivel mientras mantenemos la línea.

INGREDIENTES DE LAS HAMBURGUESA DE GARBANZOS Y REMOLACHA:

  • 110 gr de garbanzo cocido
  • 75 gr remolacha cruda
  • 30 gr quinoa
  • 100 gr champiñones
  • ½ cebolla (50 gr)
  • 1 diente de ajo
  • 1/8 cdta comino (opcional)
  • 1- 2 cdas parmesano rallado
  • 2 cda chía (remojo)
  • ¼ cdta pimentón ahumado
  • 30 gr copos de avena
  • Aceite de oliva virgen
  • ½ cdta de sal
  • Pizca de pimienta molida
  • Un toque de ralladura de lima

 

Preparación:

Para hacer las hamburguesas empezamos cocinando la quinoa, que como siempre tenemos que lavar bajo el grifo para quitar la saponina (si no la quitamos amarga un poco), le daremos unas vueltas en el colador bajo el grifo hasta que deje de hacer espuma. En una olla con agua y un poco de sal la cocinaremos unos 15 minutos.

Mientras que se cocina la quinoa, seguiremos preparando el resto de la hamburguesa, ponemos las semillas de chía a remojo con agua, para que se hidraten (las vamos a gastar en vez de huevo, pero si no tienes chía y no te molesta el huevo, puedes añadir uno en vez de las semillas de chía).

Continuamos picando la cebolla en cuadritos pequeños y el ajo también y en una sartén con un poco de aceite de oliva virgen (AOVE), a fuego medio-alto las ponemos a sofreír.

Continuamos picando los champiñones o si prefieres los puedes pasar por el rallador (la idea es que no queden en trozos grandes) y los añadimos a la sartén, junto a la cebolla que ya tendrá algo de color.

Ahora vamos con los garbanzos que tendremos escurridos, los tenemos que machacar con un tenedor, pero no tienen que quedar hecha una pasta, para que le dé textura a la hamburguesa.

Añadimos los garbanzos a la sartén una vez que los champiñones tengan un bonito color dorado, mezclaremos todo y seguimos un par de minutos más para que todo vaya perdiendo algo de humedad.

A este paso la quinoa ya tiene que estar, así que la vamos a sacar de la  olla, volcamos sobre un colador y dejamos que se enfríe un poco y que pierda humedad (si hace falta, removemos de vez en cuando para que se vaya secando).

Volvemos a la sartén bajamos el fuego y vamos añadiendo más ingredientes, salpimentamos, añadimos el comino, el queso rallado (si eres intolerante a la lactosa, cambia este ingrediente por levadura nutricional).

Ahora rallamos la remolacha y si quedan muy grandes los trocitos, las picaremos a cuchillo para que luego no nos cueste que se quede todo unido.

Añadimos la remolacha a la sartén y damos una vueltas para que se quede homogéneo.

Sacamos del fuego y volcaremos en un bol para seguir mezclando, ahora añadimos los copos de avena, una cucharada de aceite de oliva, el pimentón ahumado (esto es opcional, pero le da un toque a parrilla muy bueno), probaremos de sal y pimienta (en este paso podemos añadir alguna hierba más, como cilantro, orégano, etc).

Mezclamos bien y dejamos tapado en el refrigerador durante media hora o más, podemos dejarla hasta veinticuatro horas (si hemos añadido huevo en vez de semillas de chía, tenemos que tener cuidado que no se pierda la cadena de frío).

Pasado este tiempo haremos pequeñas bolas (o grandes si tienes mucha hambre) y las aplastaremos para hacer la forma de la hamburguesa, que cocinaremos en una sartén a fuego medio un toque de aceite de oliva virgen.

Fríe las hamburguesas durante 3-4 minutos por cada lado.

Las colocamos sobre el pan y a comer, a mi me gusta acompañarlas con unas rodajas de manzana y algo de espinacas o algún brote.

ESTA Y OTRAS MUCHAS MÁS RECETAS EN NUESTROS PLANES NUTRICIONALES