fertilidad y alimentación

¿Qué es la infertilidad?

La OMS define la infertilidad como una enfermedad del sistema reproductivo masculino o femenino definida por la imposibilidad de lograr un embarazo después de 12 meses o más de relaciones regulares sin medidas anticonceptivas. por eso te vamos a hablar de la fertilidad y alimentación.

En España alrededor del 15% de las parejas sufren problemas de infertilidad por causas que afectan al varón, a la mujer o ambos. 

dieta personalizada

Existen dos tipos de infertilidad, la primaria referida a parejas que no han podido quedar embarazadas después de al menos un año de relaciones sexuales sin usar métodos anticonceptivos; y la secundaria referida a parejas que han podido quedar embarazadas al menos una vez pero ahora no puede.

La obesidad puede contribuir a problemas de ovulación y periodos menstruales en mujeres por lo que aconsejamos una dieta para adelgazar de forma sana para poder mejorar la fertilidad.

Causas de la infertilidad: Fertilidad y alimentación

En un 40% de los casos las causas de la infertilidad son de origen femenino, un 40% masculino y el 20% por causas mixtas o desconocidas.

La infertilidad femenina se produce en casos en los que el óvulo fecundado no sobrevive una vez que se fija al revestimiento del útero o bien los ovarios tienen problemas para producir óvulos o no pueden movilizarse desde el ovario hasta la matriz.

En hombres, la infertilidad se da en aquellos casos en los que no hay cantidad suficiente de espermatozoides o bien son defectuosos; y por un bloqueo que impide que estos sean liberados.

Una de las causas principales de la infertilidad son los malos hábitos alimentarios: estar por debajo o por encima del peso saludable repercute a nuestro sistema hormonal comprometiendo a los órganos reproductores. 

También afecta a la fertilidad:

  • Edad
  • Tabaco y alcohol
  • Sedentarismo
  • Estrés
  • Enfermedades
  • Exceso de inflamación orgánica
  • Desequilibrios en la microbiota
  • Consumo de tóxicos

fertilidad y alimentación

En mujeres además es frecuente que se de infertilidad si se producen ciclos menstruales irregulares y en casos de Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP).

Alimentación y fertilidad

Una dieta equilibrada, rica en macro y micronutrientes con un aporte suficiente de energía es necesaria para un óptimo funcionamiento del sistema reproductor y hormonal y por tanto para favorecer la fertilidad.

Carbohidratos integrales

Los cereales integrales provocan un incremento más lento de la concentración de azúcar en sangre y una menor producción de insulina que favorece la fertilidad, ya que una resistencia a la insulina provocaría lo contrario. Opta siempre por panes, pastas y arroz integral y consume diferentes tipos de cereales. En general los cereales refinados son perjudiciales para la salud además de ser alimentos cariogénicos.

Priorizar proteínas de origen vegetal frente a las de origen animal

En mujeres el consumo excesivo de proteínas de origen animal se asocia con mayor riesgo de infertilidad de origen ovulatorio por lo que se consumiran con moderación y se priorizaran aquellas procedentes de origen vegetal como las legumbres y sus derivados, semillas, quinoa, o frutos secos.

Grasas Omega 3

En los países occidentales hay un mayor consumo de grasas omega 6 que omega 3, alterando la concentración y movilidad de los espermatozoides según los estudios. Además en la mujer, una relación pobre en grasas se asocia con alteraciones del ciclo menstrual. Consume grasas saludables como pescado azul, aceite de oliva virgen extra, semillas de chía o lino y frutos secos como las nueces.

Aporte de vitaminas y minerales

El estrés oxidativo afecta a las funciones básicas necesarias para para lograr un embarazo exitoso. Alimentos ricos en vitaminas y minerales ayudan a reducir este estrés oxidativo y combatir los radicales libres mejorando la fertilidad femenina. En general un consumo adecuado de proteína animal a través de la carne, el pescado, los lácteos o los huevos y una dieta rica en legumbres, frutas y verduras nos van a proporcionar vitaminas y minerales en cantidades suficientes. Además son alimentos para la ansiedad, tan frecuente en problemas de infertilidad.

  • Vitaminas: A,B9 y B12, C, D: la vitamina A participa en la formación de esteroides que son la base de las hormonas sexuales (el tomate, que contiene vitamina A, es el alimento más rico en antioxidantes que favorece; la vitamina B9 o ácido fólico es esencial para garantizar la correcta formación del tubo neural en el feto además de relacionarse con mayores niveles de fertilidad; la vitamina B12 mejora la tasa de fecundidad y ayuda a que se produzca una ovulación correcta entre otras funciones; la vitamina C mejora la calidad del esperma en hombres y ayuda a controlar los niveles de estrógenos y progesterona en mujeres con niveles anormales de hormonas incrementando las posibilidades de quedarse embarazada; y por su parte la vitamina D está relacionada con la calidad del tejido ovárico y del endometrio favoreciendo la correcta implantación del embrión en el útero materno.
  • Minerales: respecto a los minerales el zinc se relaciona con la funcionalidad y el número de espermatozoides así como la síntesis de testosterona, un mayor consumo de hierro disminuye el riesgo de desarrollar problemas de fertilidad ovulatorios, el selenio impide el aborto espontáneo y en hombres mejora la calidad de los espermatozoides, el calcio es fundamental para  una buena salud ósea y resistencia física que ayuda a mantener la fertilidad femenina , y en cuanto al yodo se ha visto que mujeres con bajos niveles de yodo pueden tener la mitad de posibilidades de concebir en comparación con las mujeres que tienen unos niveles adecuados

Una alimentación inadecuada puede afectar negativamente a hombres y mujeres con intención de concebir. Debemos evitar: 

  • Tabaco
  • Alcohol
  • Cafeína
  • Grasas saturadas
  • Azúcares, edulcorantes y harinas refinadas
  • Metales pesados

Suplementos y ayudas

Maca y Acetil-L-carnitina

La maca es eficaz para incrementar la fertilidad en el varón y como estimulante de la función sexual. Además muestra una mejoría significativa en la libido y una disminuciónde la disfunción eréctil en el hombre. La Acetil-L-carnitina mejora la tasa de embarazo y la motilidad del esperma en hombres con infertilidad.

Probióticos

Cepas de Lactobacillus rhamnosus, L.crispatus y Bifidobacterium longum mejoran la fertilidad masculina. Parece ser que los lactobacilos juegan un papel clave en el cambio del equilibrio del medio ambiente en el aparato reproductor en favor de un embarazo exitoso.

Estudios recientes demuestran que los micrrorganismos como los lactobacilos son vitales para el correcto funcionamiento del endometrio a la vez que aseguran una tasa mayor de implantación embrionaria y menos abortos involuntarios.

Coenzima Q10 y Myo-inositol

En mujeres mejora el funcionamiento del óvulo y en hombres la motilidad de los espermatozoides.

La alimentación juega un papel fundamental a la hora de quedarte embarazada. Si estás buscando quedarte embarazada, cambiar tu alimentación y comenzar un estilo de vida saludable no dudes en acudir a una nutricionista cualificada que te ayude en tu caso. En Corporis Sanum podemos guiarte sobre cómo llevar una alimentación adaptada a tus gustos, necesidades y estilo de vida. 

 

fertilidad y alimentación