Dieta Mediterránea

Todos hemos oído hablar alguna vez de la dieta mediterránea, ¿pero sabes realmente lo que implica esta alimentación saludable?

Empezando por el concepto, es importante aclarar que más que una dieta es, en realidad, una filosofía de vida basada en una forma de alimentación y en su forma de cocinar los alimentos. Por supuesto, también implica la forma en la que disfrutamos de nuestro entorno, donde se genera arte, cultura, historia y tradición basada en nuestros alimentos más conocidos.

dieta personalizada

Como os decimos, la dieta mediterránea abarca no sólo los alimentos, sino también otros ámbitos, como la producción y el consumo local, algo que sin duda nos beneficia a todos. Por suerte, en la cuenca mediterránea disponemos de alimentos de primera calidad. Además, su cercanía hace que se ahorre en costes de transporte, etc. Por lo tanto, cuando compremos un producto con estas características, lo que pagaremos será un precio acorde a la calidad del producto y te ahorrarás pagar gastos extra. No hay nada mejor que comer pescado de nuestras costas, o verduras y frutas del Mediterráneo, por nombrar algunos ejemplos.

¿Cuáles son los pilares de la dieta mediterránea?

Para seguir una alimentación saludable en el marco de la dieta mediterránea, hay que tener en cuenta cuáles son sus pilares fundamentales, imprescindibles si lo que queremos es que nuestra alimentación se base en ella:

  • El consumo elevado de pescado, especialmente el azul
  • Los cereales (pan, pasta, etc.), el arroz y las patatas son alimentos básicos
  • El aceite de oliva debe ser la principal fuente de grasa, frente a otros tipos, como las de origen animal
  • El consumo elevado de frutas y verduras
  • Los cereales (pan, pasta, etc.), el arroz y las patatas son alimentos básicos
  • El consumo de alimentos típicos del mediterráneo, como el tomate, los frutos secos, etc.
  • El consumo moderado de carne y grasas de origen animal

¿Qué beneficios tiene la dieta mediterránea?

Aunque sabemos que la dieta mediterránea es beneficiosa, no solemos ser conscientes de todos los beneficios que aporta a nuestra salud. Por ejemplo, te damos un dato interesante, ¿sabías que la grasa del aceite de oliva y del pescado azul cambian las grasas saturadas de tu organismo por grasas más saludables? Por eso debemos desterrar mitos como el de no querer comer pescado azul porque es más graso que el blanco. Este es un claro ejemplo de lo útil que resulta el poder recurrir a una persona que te asesore sobre nutrición y te enseñe a comer correctamente.

Como os decíamos, los beneficios de la dieta mediterránea son muchos. Por ejemplo:

  • Ayuda a aumentar el HDL (colesterol bueno) y a reducir el LDL (colesterol malo)
  • Contiene alimentos ricos en antioxidantes y fibra
  • Contiene alimentos ricos en ácidos grasos poliinsaturados, como el omega-3, que ayudan a disminuir la tensión arterial y los triglicéridos. Este sería otro de los beneficios de consumir pescado azul.

¿Cuál es la situación actual de la dieta mediterránea?

Lo cierto es que, lamentablemente, la dieta mediterránea no pasa por su mejor momento. Esto se debe a los nuevos hábitos y estilos de vida de la sociedad actual. El ritmo de vida frenético que muchos estamos obligados a seguir para llegar a tiempo a todo hace que algunos caigan fácilmente en el error de «ahorrar tiempo» cocinando lo mínimo y recurriendo a platos precocinados o procesados. Decimos «ahorrar tiempo» entre comillas, porque si lo pensamos, podemos seguir una dieta mediterránea sin necesidad de pasarnos horas y horas en la cocina como hacían nuestras abuelas.

Puedes cocinar carnes y pescados a la plancha en pocos minutos, la pasta y el arroz se cuecen en poco tiempo y puedes elaborar salsas muy sencillas, caseras y saludables. Además, si te apetece hacer una comida más elaborada, siempre puedes preparar una cantidad extra y congelar para varias veces.

Como ves, existen soluciones para huir de los productos precocinados que tanto se alejan de la dieta mediterránea. Las que te proponemos son perfectamente aplicables al formato tupper si tienes que comer fuera de casa.

Sabemos que las grandes empresas de alimentación lo ponen más difícil cada día sacando productos atractivos al mercado. No tienes que olvidar que muchos de estos productos, así como su promoción, están pensados por un equipo de marketing cuyo trabajo es que no podamos evitar comprarlo. Tenemos que estar atentos y darnos cuenta de si se trata o no de un producto necesario y saludable. Siempre hay que optar por alimentos sanos, naturales y aceptables en el marco de una alimentación saludable.

Como ves, la dieta mediterránea no es difícil de seguir y se basa en alimentos de calidad. Así que te animamos a que, poco a poco, intentes recuperar esa alimentación tan necesaria y tan nuestra.