comida sana

¿Tan importante es comer bien? Queremos que nuestros hijos crezcan sanos y fuertes, guapos, altos… Pero parece que queremos que eso sea por arte de magia, sin implicarnos, porque ellos decidan hacer todo bien por naturaleza. Preparar comida sana para los niños es nuestra responsabilidad.

Pero claro está que los más pequeños necesitan de una dieta para adelgazar, pues requieren una dosis mayor y más variada de vitaminas y nutrientes que los adultos. Es por ello que los médicos pediatras hacen tanto hincapié en que su alimentación sea saludable y diversa.

dieta personalizada

Quizás en momentos nos encontramos tan atareados y ocupados con la rutina del día a día que por ahí olvidamos de lo importante que es su alimentación y los creemos con la independencia necesaria de alimentarse por sí solos o por comida rápida.

La verdad es que esto no es así. Los más pequeños nos necesitan para aprender y en nuestras manos está enseñarles todo lo mejor. Y por supuesto, tenemos la responsabilidad de enseñarles a comer bien y ofrecerles las opciones más saludables.

En muchos aspectos somos firmes, por el bien de nuestros hijos. No les damos café en el desayuno por mucho que lo pidan; les obligamos a ducharse para que estén limpios; los llevamos al colegio aunque no quieran… ¿Por qué con la comida cedemos tan rápido? Como padres y madres, la responsabilidad es nuestra, no de nuestros hijos.

Difícil, pero no imposible

¿Quién no ha cedido ante un capricho de un hijo al no querer comer algo? Sí, es más común de lo que piensas. Y en especial cuando quieres incluir las verduras en su alimentación. El grito en el cielo.

“Que no me gusta el color/olor/sabor” cuando ponemos frente a ellos verduras verdes o marrones, pero en cuanto ven la batata, santo remedio. Y si, son muy caprichosos en cuanto a la comida, pero en parte es culpa nuestra.

La verdad es que la industria alimentaria ha hecho tan bien su trabajo que muchas veces les damos los peores alimentos pensando que son buenos (eso nos dicen) y criticamos a los que de verdad están buscando lo mejor para sus hijos. Se les tacha de raros, de malos padres, de exagerados…

Así que debemos ponernos manos a la obra en este aspecto y pensar en cuál es realmente la comida sana para los niños. A no ser que nuestros hijo tenga una circunstancia especial que requiere atenciones específicas, te recomiendo que empieces a perder el miedo. La mayoría de los problemas actuales vienen del exceso de alimentación, no del defecto.

Tenemos miedo a que pasen hambre, a que se desmayen… Por su felicidad, por verlos contentos, les damos lo que piden. Y la verdad es que no se debe utilizar la comida ni como premio ni como castigo.

Los niños son muy listos, y saben tocar nuestra fibra sensible para conseguir lo que ellos quieren. Nos ponen esos ojitos… ¿quién puede resistirse? Si un día no tienen hambre y les ofrecemos otra cosa para que no se queden sin comer, aprenderán esa técnica y la utilizarán siempre que puedan y/o quieran.

Pero no desesperes, porque aquí estamos y queremos ayudarte.

¿Tan difícil es ofrecer comida sana para los niños?

Otro aspecto en el que solemos fallar es cuando les damos a elegir entre varias opciones. Es muy importante, por no decir imprescindible, que las opciones sean equivalentes. Es decir, ¿qué quieres para merendar, manzana o pera? Para mañana prefieres, ¿arroz con verduras o pasta con verduras? Si le das a escoger alimentos no equivalentes, es muy probable que escoja la opción menos saludable.

Si a los adultos a veces nos cuesta evitar en la tentación, ¿cómo lo van a hacer los más pequeños? Ellos no tienen la capacidad de saber qué es bueno para ellos y qué no lo es. Se guían por el sabor y la apariencia.

Y si hay regalito pues ya ni te cuento. Si te fijas, regalar algo es una de las estrategias más utilizadas en la venta de productos, casualmente en los alimentos más insanos. Es la mejor opción para llamar la atención de los niños y que acabes comprándolo. Así que desconfía de los productos que regalan un muñeco o un vaso con dibujos.

O mejor aún, puedes utilizar esa técnica de marketing para obtener que lo que quieres, que tu pequeño coma que debe comer. Sin dudas los obsequios y premios no fallan, pero intenta que no se vuelva una costumbre, pues no podrás salir de esa.

Alimentos saludables para los niños

Si bien gran parte de los alimentos que son sanos para los adultos lo son para los niños, en algunas cosas difieren, sobre todo porque ellos consumen mucha energía y necesitan un gran equilibrio entre vitaminas, proteínas y nutrientes.

Aquí te detallamos cuales son los cinco grupos alimenticios que le garantizarán un buen desarrollo a tu niño.

  • Verduras y frutas

Este grupo es uno de los más importantes. Tanto las frutas como las verduras contienen fibra, vitaminas y minerales, todo necesario para ayudar a la flora intestinal. Pero ojo que, al igual que los adultos, entre frutas y verduras solo pueden consumir cinco raciones al día, sin importar si son congeladas, en conserva, secas o naturales.

  • Lácteos

Aquí entran la leche, el queso, el yogurt y cualquier derivado de lácteos. Aquí es importante que los productos sean enteros y no bajos en grasas, recuerda que se necesitan todos los nutrientes de los alimentos. Lo ideal es que se le sirvan tres porciones al día, entre leche, queso o yogurt.

  • Carnes

Puede ser carne vacuna, pescado, pollo, pavo y todos los alimentos ricos en proteínas, por ejemplo las legumbres, los huevos, frutos secos y el tofu, que aporta además hierro y zinc. Intenta variar entre las carnes, pescado si o si al menos una vez a la semana para incluir omega-3.

  • Carbohidratos

Si puedes reemplazar la harina refinada por productos integrales, le vendrá mejor a su flora intestinal. En este grupo se incluye el pan, las papas, la pasta, el arroz, la batata y el chapati, ya que, al contener almidón, llenan de energía al organismo para el resto del día.

  • Alimentos ricos en grasa y azúcar

Sí, la grasa y el azúcar son necesarios para el desarrollo de los pequeños, pero no abuses, intenta mantenerlo al mínimo. Por ejemplo, si vas a servir postres, intenta que incluyan frutas para que sea más saludable y evita que sustituya a otros alimentos.

Alimentos que es necesario evitar

Así como dijimos que los niños deben comer variado y de todo, existen alimentos que no son buenos, tenga la edad que tenga, es por ello que tienes que evitarlos.

En primer lugar, la comida basura está prohibida, tienen demasiado contenido en grasa y sal. Si te decides por los platos precocinados, intenta consumirlos con moderación, a no ser que estén destinados especialmente para los más pequeños.

Si tu estas practicando una dieta, no incluyas por favor a tu niño. Los alimentos bajos en calorías no son buenos para ellos, ya que necesitan de ellas para crecer y desarrollarse correctamente.

No hay nada como la comida casera para una alimentación rica y saludable. Además, te ayudará a ahorrar dinero y sabrás exactamente qué está comiendo tu pequeño. Es más, si durante la semana no tienes mucho tiempo, puedes congelar las porciones y luego servirlas

Ya sabes, para que tu niño se alimente sanamente, la clave es que la comida sea interesante a la vista y variada. Por ahí puedes camuflar algunos alimentos que no sean de su agrado, incorporando nuevos en pequeñas porciones. Si le das de probar de a poco en lugar del plato entero, tendrás éxito.

Si no triunfas a la primera, no te desalientes y continúa intentando. Otra opción es servirle alimentos que pueda maniobrar con sus manos y de esa manera él decida cuando fue suficiente comida.

Aprender a comer bien es uno de los mejores regalos que le puedes hacer a tu hijo o hija. Le evitará situaciones incómodas, podrá conocer otras culturas no solo a través de los ojos, sino también a través del paladar, aprenderá qué alimentos son buenos y cuáles no le aportan nada…

Es tu responsabilidad darle lo mejor que esté en tus manos. Ofrecer comida sana para los niños es más fácil de lo que parece.

Ante cualquier problema o pregunta que te surja, no dudes en consultarnos. Una consulta a un nutricionista jamás está de más, sobre todo cuando de los más pequeños se trata. No te desanimes. 

comida sana
Estudié Nutrición Humana y Dietética en la Universidad de Alicante y Ciencia y Tecnología de los Alimentos en la UPV. A lo largo de los años me he dado cuenta que ayudar a las personas a mejorar sus hábitos alimentarios y su día a día es lo que más me gusta de este trabajo, lo que me motiva a seguir con fuerza cada día. Número de colegiado: CV00442 / Colegio: Codinucova

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 4 =