¿Quién no es fan incondicional de la crema de cacao casera? A nosotros nos encanta, por eso hemos tenido que buscar una alternativa a las cremas industriales.

Como sabrás, las clásicas cremas que se han utilizado toda la vida sobre todo para rellenar los bocadillos de los niños están repletas de azúcar. Nuestro objetivo es eliminar de nuestra dieta el azúcar añadido. Por eso, no podemos aconsejarte en ningún caso que consumas estas cremas industriales. Por otro lado, también contienen habitualmente aceite de palma, una grasa vegetal que no os recomendamos en absoluto. Como os decimos, consumirlas no es nada saludable y, además, tienes la alternativa de prepararlas tú en casa sin ninguna complicación.

Según qué receta, el sabor se parece más o menos al que estás acostumbrado, pero hemos de decir que esta elaboración de crema de cacao casera es muy parecida. Por eso estamos convencidos de que una vez lo pruebes se convertirá en un habitual de tu despensa.

Te dejamos una receta rica y casera para que prepares tu propia crema de cacao.

INGREDIENTES PARA LA CREMA DE CACAO CASERA:

  • 100g de avellanas tostadas
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 30g de cacao en polvo puro
  • 40g de azúcar moreno (o 6 dátiles si se quiere sin azúcar)
  • 100 ml de leche o bebida de avena
  • 10 gotas de esencia de vainilla.

⚠ NOTA: Si se quiere sin azúcar añadido también se puede sustituir por dátiles para que sea mas saludable. – Al contener azúcar conviene que se consuma responsablemente.

PROCEDIMIENTO:

  1. Trituramos bien las avellanas tostadas.
  2. Incorporamos el aceite de oliva, el cacao en polvo, el azúcar moreno, la esencia de vainilla y la leche.
  3. Removemos todo hasta que esté todo bien integrado.
  4. Pasamos la crema a un tarro de cristal y la metemos en la nevera.
  5. ¡Lista para servir!

NOTA: Si se quiere sin azúcar añadido también se puede sustituir por dátiles para que sea mas saludable. – Al contener azúcar conviene que se consuma responsablemente.

ESTA Y OTRAS MUCHAS MÁS RECETAS EN NUESTROS PLANES NUTRICIONALES

Casos de éxito