Alimentación-para-mejorar-la-fertilidad

¿Estás pensando en buscar un bebé? ¿Estás intentando quedarte embarazada y te está costando? Entonces te recomiendo que le dediques unos minutos a leer este post.

Aquí os quiero hablar de la importancia de la alimentación para tener una mejor fertilidad, ya que está comprobado que cambiando la alimentación mejora las posibilidades de concebir, tanto en hombres como en mujeres.

dieta personalizada

Hoy en día hay muchas parejas que les cuesta tener familia, las causas de la infertilidad son múltiples, pero entre los factores más importantes destacan la edad, el ritmo de vida y el estrés psicológico. Por lo tanto, no se tiene que tener en cuenta solo la alimentación, también se debe de evitar malos hábitos como el fumar, el tomar bebidas alcohólicas o el sedentarismo. La infertilidad debe de considerarse una enfermedad, por lo que debe de tratarse de una forma multidisciplinar.

Es importante que ambos miembros de la pareja, tengan un peso dentro del rango considerado saludable, ya que tanto el sobrepeso como el bajo peso son impedimentos para quedarse embarazada.

Una alimentación saludable para mejorar la fertilidad debe ser variada, baja en grasa y de alto valor nutricional, además de mantener una buena hidratación con agua y evitar las sustancias tóxicas, por lo tanto deben de predominar, una vez más, los alimentos naturales frente a los procesados.

La alimentación de una mujer que quiere quedarse en estado debe ser rica en:

  • Ácido fólico: esta vitamina se encuentra en las verduras de hojas verdes, legumbres, frutos secos, fruta fresca… Es recomendable suplementar con ácido fólico cuando se está buscando quedarse embarazada, comentalo con tu ginecólogo.

  • Hierro: Este mineral es esencial para tener el cuerpo preparado para el embarazo. Muchas mujeres tienen anemia debido a menstruaciones con una gran pérdida de sangre. Tanto si tienes anemia como si no, es importante mantener una alimentación rica en hierro. Para ello te recomiendo que introduzcas berberechos, ostras, navajas, garbanzos, semillas de sésamo… en tu alimentación semanal. Para tener una mejor absorción de hierro, debes de consumir también vitamina C, como por ejemplo tomar los berberechos con un chorrito de zumo de limón o hacer unos garbanzos con pimientos.

  • Grasas poliinsaturadas: Este tipo de grasas está relacionado con una mejor fertilidad tanto en hombres como en mujeres, sobretodo en omega 3. Una manera de aumentar el consumo de estas grasas es tomar al día 2-3 nueces, incluir semillas de lino y de chía en tu alimentación diaria, así como aliñar con aceite de oliva virgen extra. El pescado azul como el salmón o las sardinas y el marisco también son ricos en omega 3.

Por otro lado, se debe de reducir, o mejor dicho, evitar lo máximo posible las grasas saturadas y los azúcares. Las primeras han sido relacionadas con una peor calidad del esperma y los azúcares están relacionados negativamente con la fertilidad.

Concluyo comentando que las mujeres con una alimentación rica en verduras, frutas, legumbres, cereales integrales y grasas saludables, tiene una mayor fertilidad y los hombres tienen una mejor calidad del semen. Por lo tanto una alimentación saludable, mejora tanto la fertilidad como la capacidad de concebir.