Christmas table setting

Diciembre parece que es un mes donde esta permitido olvidarse de seguir con un estilo de vida saludable. Concretamente las 2 semanas de Navidad, Año Nuevo y Reyes se caracterizan por comer de todo y en cantidad, dejando de lado el deporte y aumentando el consumo de bebidas alcohólicas.

La presencia de turrones, polvorones y dulces navideños en todos los supermercados es algo que ya llevamos tiempo viéndolos. Esto es un claro ejemplo de que en Navidades tenemos el derecho y la aceptación social de comer todo lo que nos apetezca, ya sean alimentos ricos en azucares, alimentos grasos o bebidas con alcohol, sin sentirnos culpables o responsables de los efectos que ello conlleva. Ya que es algo “normal” y que hace todo el mundo.

dieta personalizada

Las nutricionistas de Corporis Sanum, queremos ayudarte a controlar los excesos en este mes, con ello no nos referimos que dejes de ir a cenas o que te sientas mal por comer algún dulce o que tengas que recompensar haciendo el doble de ejercicio.

A continuación os ponemos unos consejos para conseguir mantener el control en Navidad:

  1. Controla los días que vas a levantar la guardia. Si nos fijamos bien en el calendario, los días principales de esta vacaciones son 24, 25 y 31 de diciembre, y 1, 5 y 6 de enero. Por lo tanto son solo 6 días, así que a excepción de estos días, el resto del mes debes de seguir tanto con tu planificación de menú saludable como con tu rutina de ejercicio físico.

  2. Mantén tus hábitos diarios sea el día que sea. Con esto nos referimos que no por ser el día de Navidad tienes que cambiar tu desayuno o dejar de hacer deporte. Debes de tener en cuenta que Nochebuena es una cena y Navidad una comida, pero el resto de comidas de ese día debes de mantener tu alimentación habitual.

  3. Aprovecha los días festivos para hacer deporte con tus amigos y familia. Salir en bici, ir a correr, jugar al padel, hacer senderismo… son planes que podemos hacer con nuestra gente, sin tener que estar reunidos alrededor de una mesa, de esta forma conseguimos evitar estar comiendo y bebiendo.

  4. Cocina de forma saludable y sabrosa. Si te toca organizar una comida o cena en tu casa, aprovecha para hacer recetas sanas. Pescado o carne al horno con guarnición de verduras es genial ya que suelen ser recetas que queden muy jugosas y puedes dejarte programado el horno sin estar pringando en la cocina.

  5. Cuida tu despensa. A la hora de comprar, evita que vaya a sobrar mucha cantidad. Un consejo es comprar los dulces a granel en vez en cajas y así controlar las unidades según los comensales.

  6. Acuérdate del agua. Elige agua durante la comida y la cena, dejate la bebida con alcohol para el brindis, así conseguimos limitar el consumo de alcohol para estos días.

Se consciente de todo lo que has conseguido cuidando tu alimentación, echa la vista atrás y felicitate por los avances conseguidos. No dejes que diciembre lo tire todo por la borda.