Alimentación-para-la-Menopausia

Se considera que una mujer esta en la menopausia cuando cumple 12 meses consecutivos con ausencia de la menstruación. Esto se produce por un cambio en las hormonas sexuales, concretamente por la reducción de estrógenos y progesterona.

Una vez entrada en ella, los síntomas mas comunes que se tienen son sofocos, sudoraciones y/o alteraciones del sueño… Aunque estos síntomas no aparecen de un día para otro, van apareciendo de una forma progresiva.

dieta personalizada

Además de los cambios hormonales, en el cuerpo se producen otras modificaciones como es la disminución del gasto energético cuando se está en reposo y aumento de la masa grasa sobretodo en la zona abdominal. Por otra parte, se debilita la salud ósea y la fuerza muscular.

Así que cuando se llega a la menopausia hay más riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, osteoporosis y, el gran temido, aumento de peso.

Por todos estos motivos, es súper importante prestarle más atención a tu alimentación. Como recomendaciones alimentarias destacamos las siguientes:

  • Aumentar el consumo de frutas, verduras y hortalizas porque son ricas en vitaminas y minerales. Pero sobretodo por su aporte en fitoestrógenos, que tiene una estructura química similar a los estrógenos, y por lo tanto pueden ayudarnos a disminuir los síntomas de la menopausia.

  • Para evitar la osteoporosis se debe de consumir alimentos ricos en calcio. Los alimentos más populares que contienen este mineral son los lácteos, pero las personas con intolerancia a la lactosa o que no les gustan los lácteos, se echan las manos a la cabeza por no saber que hay otros alimentos ricos en calcio como son las verduras de hojas verdes como espinacas, acelgas, rúcula… los frutos secos como almendras, avellanas, pistachos… las legumbres como soja, garbanzos, habas…

  • Otro mineral a tener en cuenta para prevenir la osteoporosis es la vitamina D, ya que esta se encarga absorber el calcio en los huesos. Para conseguir este mineral, simplemente tenemos que exponernos al Sol, y si vives en una zona de poco Sol o es invierno y vas cubierto de ropa, te recomendamos la suplementación de este mineral.

  • Evitar los refrescos azucarados, ya que aportan fósforo y este mineral impide la absorción del calcio en los huesos. Sin comentar el exceso de azúcar y de calorías vacías que aportan.

  • Mantener un buen aporte proteico, preferiblemente de origen vegetal. Una vez más, volvemos a nombrar las legumbres y los frutos secos, y dejando en segundo lugar las carnes y pescados.

Además de la alimentación, es igual de importante mantenerse activa. Hay que intentar hacer algún tipo de deporte, ya sea caminar, pilates o natación. Practicar ejercicio físico tiene múltiples beneficios como la mejora de la absorción del calcio por lo que mejora la salud ósea, evita la pérdida de masa muscular y mejora el estado anímico.

No esperes a entrar en la menopausia para empezar a cuidarte, si vas modificando tus hábitos alimentarios y tu estilo de vida poco a poco, menos te va a costar mantenerlos y menos efectos secundarios vas a tener a la carencia de menstruación.