adelgazar

¿En qué pensamos cuando necesitamos adelgazar? Para nadie es un secreto que adelgazar es un proceso que puede resultar muy complicado porque suele requerir cambios en la alimentación y mucha actividad física. Este proceso puede resultar aún más difícil cuando no estás acostumbrado a ciertas rutinas o si no posees buenos hábitos alimenticios. Si adaptarte a nuevos planes para adelgazar te cuesta mucho, debes saber que existen formas que podrían hacer que reducir tu talla no te resulte tan difícil. Además en Corporis Sanum te ofrecemos la posibilidad de bajar de peso sanamente siguiendo dietas personalizadas que, sin duda, te ayudarán a perder peso sin gran esfuerzo. Seguro aquí encontrarás el plan que más se adapte a tus requerimientos.

Y, ¿Cómo hacer para adelgazar sin esfuerzo y tener buenos resultados? Hay algunas maneras para adelgazar sin requerir de mucho esfuerzo, y muchas de ellas no están relacionadas solo con hacer una dieta y mantenerte activo físicamente. Por ejemplo, comer lentamente, beber mucha agua o adquirir nuevos hábitos para tener una mejor digestión de los alimentos, son tan solo algunos consejos que pueden ayudarte a bajar de peso sin esforzarte mucho. Sin embargo, incluir un poco de ejercicio moderado y comer mejor siempre formará parte de un buen plan de adelgazamiento.

dieta personalizada

Se puede perder peso también, aun sin tener mucha actividad física, siempre y cuando se lleve a cabo una dieta sana y se consuman menos calorías de las que se queman. Es importante tener presente que cuando no se sigue una buena alimentación y no hay actividad física, el metabolismo se ralentiza y esto puede generar el no deseado efecto rebote.

10 Trucos para adelgazar sin esfuerzo

Ya alarga el día y empieza a hacer calorcito, por lo que pronto estaremos en las playas luciendo nuestro cuerpo. Empiezan de nuevo los agobios por querer bajar esos kilitos que nos sobran y queremos eliminarlos antes de irnos de vacaciones.

Nuestro primer consejo es que os alejéis de todas las dietas milagros, de todos aquellos métodos que prometen perder muchos kilos en poco tiempo, ya que además de que provocan el famoso efecto rebote, también nos incluyen malos hábitos y falsas creencias sobre los alimentos.

Uno de los principios básicos para perder peso sin mucho esfuerzo es adoptar una dieta baja en carbohidratos. Muchos estudios han revelado los beneficios de este tipo de plan para el logro de excelentes resultados a corto y a largo plazo. Las dietas de bajo contenido calórico, además de haber demostrado ser muy eficientes, han ayudado enormemente a contrarrestar ciertos problemas de salud como la mejora de los factores de riego de enfermedades cardíacas y otras afecciones.

A continuación os nombramos pequeños trucos que os harán bajar de peso sin esfuerzo y sin miedo a volver a cogerlos.

1. Evita el consumo de los alimentos ultraprocesados

Como alimentos o productos ultraprocesados nos estamos refiriendo a todos aquellos que ha creado la industria alimentaria y que están llenos de azúcares, grasas trans y múltiples aditivos. Estos productos son elaborados a base de sustancias derivadas o extraídas de alimentos y, adicionalmente, contienen una mezcla de aditivos que proporcionan sabor, color y textura para lograr un sabor similar al de los alimentos naturales. Sin embargo, estos productos nutricionalmente poseen un alto contenido de azúcar, grasas saturadas, grasa total y sodio, y su contenido de vitaminas, minerales y fibra es muy bajo si los comparamos con comidas preparadas o mínimamente procesadas.

Es importante evitar el consumo de este tipo de alimentos cuando se desea adelgazar, porque además de no ser beneficios, se ha comprobado que los alimentos ultraprocesados pueden generar enfermedades cancerígenas, síndrome metabólico o causar malnutrición por exceso de consumo.

2. Evita los puestos o restaurantes de comida rápida

No te dejes pasar por los restaurantes de comida rápida, sean de la comida que sean, no son sanos, ninguno, además sus comidas están llenas de calorías innecesarias. Estos tipos de establecimientos son llamamos ambientes obesogénicos, ya que todo lo que está al alcance son alimentos que nos hacen engordar muy fácilmente y encima son adictivos.

3. Incluye una rutina de deporte en tu día a día

Lo ideal crear unos hábitos saludables como combinar el ejercicio aeróbico con el ejercicio de tonificación. No hace falta que hagas ambos tipos de deporte todos los días, es preferible que intentes hacer un poco todos los días a matarse a sudar 2 días a la semana. Organiza tu día y sácale un hueco al deporte.

También es importante variar la rutina de ejercicio. Recuerda que los músculos pueden acostumbrarse y puede ocurrir que la quema de calorías disminuya. Puedes subir escaleras, caminar, trotar, montar bicicleta, etc.

Aquí puedes poner en juego tu creatividad, esto es parte del secreto para reducir peso sin esforzarte mucho.

4. Crea un diario de comidas 

Es decir, escribe en una libreta todo lo que comes durante el día, desde que te levantas hasta que te acuestas. Al final de la semana vas a poder valorar cuántos días has comido de manera saludable y cuantos días te has dado un capricho. Es una manera de conseguir ser consciente de los que hacemos y ver donde estamos fallando.

5. No dejes de comer

Querer bajar de peso no significa no comer, simplemente mantén una alimentación rica en alimentos de origen vegetal que te van a ayudar a saciarte y a tener tu estómago lleno; además de que son la fuente de vitaminas y minerales, así como de fibra. Intentar comer poco y pasar hambre, es una situación que no vas a poder controlar durante mucho tiempo y acabarás en situaciones de descontrol donde te pegues un atracón, y en esos momentos normalmente no se suelen elegir alimentos muy sanos.

6. Mastica despacio y disfruta la comida para perder peso

Dedica el tiempo de la comida saludable  a comer, no intentes hacer otra cosa durante este momento como ver tele, hablar de negocios, leer o revisar el móvil. Es importante que disfrutes la comida y cualquier cosa que hagas diferente a comer no te permitirá tener una buena comida. Siente los sabores, come despacio y degusta cada alimento que pongas en tu boca.

¡Mientras más lento mastiques, menos comerás! Convierte este hábito en una rutina, sobre todo, durante el desayuno, la comida y al cenar.

Pequeños cambios como estos te van a permitir adelgazar sin pensar constantemente en la comida. Podrás salir a comer fuera y seguro disfrutar de un verano a gusto con tu figura.

7. Bebe agua

El cerebro muchas veces interpreta las señales de sed tal como si fueran hambre. Lo más recomendable es tomar un vaso de agua antes de cada comida, esto ayuda a adelgazar. También es muy aconsejable beber agua cada vez que sientas un antojo o si tienes ansiedad, luego espera unos 15 o 20 minutos. Si luego de este tiempo tu ansiedad no desaparece, come algo sano.

8. Relájate y sonríe

Aunque no lo creas sonreír y relajarse es un buen truco para adelgazar. Sonreír ayuda a perder kilos ya que cuando se sonríe, sobre todo a carcajadas, se reducen los niveles de cortisol, la hormona del estrés y la responsable de la producción y almacenamiento de grasa corporal (más en el abdomen).

Toma también un tiempo para relajarte, esto ayuda mucho con el control de los antojos y la ansiedad. Puedes tomar un baño relajante por lo menos una vez a la semana.

9. Come antes de hacer las compras

Antes de ir de compras al supermercado, come. Si vas con hambre al supermercado, perderás el control de todo lo que metas en el carrito y, seguramente, tomarás lo menos saludable. Al final, llevarás una tentación a casa que no es recomendable si deseas bajar de peso.

10. Recurre a las frutas

Merendar con frutas es un buen hábito al que puedes recurrir. Incluso puedes consumir las de mayor contenido calórico como mangos o bananas. Las frutas son la mejor opción antes que un dulce cremoso con azúcar.

Además si te apetece comer por la noche, una mandarina, peras o manzanas es una excelente opción. Esto te ayudará a perder kilos sanamente.

Si estás decidido a bajar de peso sin mucho esfuerzo y tener una figura delgada y sana, la principal recomendación es que sigas los trucos que te hemos dado. También te recomendamos:

  • Centrarte en tus objetivos y estar consciente de ellos.
  • Estar motivado. La motivación es importante: ¡Encuéntrala!
  • Tener metas reales. 
  • Disfrutar de una alimentación saludable.
  • Consumir alimentos energéticos. La mayor cantidad de alimentos que consumas deben ser energéticos.
  • Incluir frutas y verduras en tu dieta.
  • Evitar las comidas nocturnas pesadas y los alimentos ultraprocesados.
  • Optar por una cena ligera. Trata de comer en pocas cantidades o solo una fruta.
  • Mantenerte activo o iniciar con una rutina moderada de ejercicios.
  • Convencerte a ti mismo de lograr tus metas.

Si definitivamente, eres de a los que les cuesta seguir algún tipo de plan, no te preocupes, puedes comenzar por bajar el consumo de carbohidratos, grasas y alimentos azucarados, y mantenerte activo. Es importante que hagas que tu vida sea más saludable y comiences poco a poco a cambiar algunos hábitos.

Finalmente, después de obtener los resultados, los hábitos que hayas adquirido serán un aprendizaje que podrás conservar de por vida.

 

adelgazar
Soy diestista-nutricionista por la Universidad de Alicante. Me baso en ayudar a cambiar el estilo de vida de las personas para conseguir mejorar su salud física y mental. Ya que un cambio de habitos hace sentirte mejor contigo mismo y ganar confianza en tu día a día. Siempre trabajo desde la educación nutricional para lograr los objetivos personales sin esfuerzo. Número de colegiado: CV00693 / Colegio: Codinucova