qué comer para la ansiedad

Qué comer para la ansiedad: Nuestra salud mental es un aspecto que no debemos descuidar, por este motivo vale la pena que tomemos en cuenta diversas estrategias o hábitos alimenticios que pueden ayudarnos a reducir nuestros niveles de ansiedad y que además nos faciliten un mejor manejo de los síntomas que están relacionados con este padecimiento.

Y es que la alimentación tiene un rol importante en muchos aspectos de nuestra vida, y entre estos aspectos se incluye nuestra salud física y emocional. Es por ello que cuando nos decidimos a seguir alguna de las dietas para adelgazar o queremos realizar cambios sustanciales en nuestros hábitos, es bueno que conozcamos cuáles son nuestras necesidades alimenticias y realicemos cambios que realmente nos puedan llegar a beneficiar a corto, mediano y largo plazo.

dieta personalizada

Por este motivo, cuando queremos evitar la ansiedad es bueno que también tengamos en cuenta nuestra alimentación y podamos contar con planes alimenticios que se adapten de forma efectiva a nuestras necesidades y particularidades. Además, es posible que en algún momento hayamos notado que nuestra forma de comer o la alimentación tienen mucha relación con nuestro humor o nuestro ánimo, ya que muchas veces cuando nos sentimos desanimados tenemos la tendencia a comer bastante mal.

Es por ello tan importante que contemos con algunas herramientas que nos puedan ayudar a mantener una buena alimentación la mayor parte del tiempo, y que además nos permitan incluir productos que nos ayuden a evitar o a disminuir los síntomas de la ansiedad.

Y es que como todos sabemos, el tipo de alimentos que decidimos incluir en nuestra dieta puede llegar a tener un impacto realmente significativo en nuestro estilo de vida. De esta forma, la mejor manera de mantener nuestra salud y bienestar es conociendo cuáles son aquellos hábitos alimenticios que pueden ser decisivos para evitar problemas de salud y padecimientos físicos o mentales como lo es la ansiedad.

Hábitos y qué comer para la ansiedad

Como mencionamos anteriormente, nuestros hábitos alimenticios tienen un efecto considerable en nuestra salud integral, por lo que la comida tiene un rol importante para aliviar o reducir al máximo los síntomas de la ansiedad. En este momento es posible que nos preguntemos ¿Qué es la ansiedad? Y es que este padecimiento es bastante más común de lo que se piensa y puede llegar a impactar nuestra vida diaria de forma considerable.

Es así que la ansiedad y los trastornos de ansiedad se suelen caracterizar por la presencia de emociones relacionadas con el miedo, el nerviosismo o la inquietud, y estas sensaciones se pueden llegar a percibir en todo nuestro organismo. Por este motivo, es realmente aconsejable que conozcamos cuáles son aquellos hábitos a la hora de comer que pueden hacer una gran diferencia cuando buscamos aliviar la ansiedad:

Beber suficiente agua

El agua es vital para el adecuado funcionamiento de todos los órganos de nuestro organismo, por lo que cuando nuestro cuerpo no recibe suficiente agua podemos comenzar a sentir cambios en nuestro humor. Por este motivo debemos consumir la cantidad recomendada de agua diariamente.

Evitar o limitar las bebidas estimulantes

Las bebidas estimulantes y las bebidas que también contienen cafeína no son recomendadas cuando padecemos de ansiedad u otros tipos de trastornos relacionados con el estrés o el nerviosismo, ya que la cafeína y las bebidas estimulantes nos harán sentir nerviosos, agitados o tensos. Además, este tipo de productos podrían dificultarnos conciliar el sueño, lo que también podría afectar nuestro estado de ánimo.

Incluir frutos secos en la dieta

Los frutos secos son alimentos muy completos, pues están llenos de muchas de las vitaminas y minerales esenciales que nuestro organismo necesita para funcionar con normalidad. Además, muchos frutos secos contienen triptófano y ácidos grasos que pueden ser beneficiosos para la ansiedad. Asimismo, las nueces son también ricas en selenio y vitamina E, por lo que pueden aportarnos una importante dosis de antioxidantes.

Disminuir la cantidad de alcohol

El alcohol es uno de los productos cuyo consumo debemos vigilar, por este motivo lo mejor es evitar o disminuir la cantidad de alcohol que consumimos. Además, se cree que la ingesta frecuente de alcohol podría empeorar los síntomas asociados a la ansiedad y podría causar variaciones en nuestros patrones de sueño. Por otra parte, también se considera que el alcohol puede afectar el adecuado funcionamiento de nuestro sistema nervioso y esto podría tener consecuencias negativas cuando se padece de ansiedad.

qué comer para la ansiedad

Seguir una dieta equilibrada y variada

Una de las formas más convenientes de ayudar a nuestra salud física y emocional es seguir una alimentación balanceada y variada. Esto se debe en gran parte a que nuestro organismo funciona de forma interconectada, por lo que una dieta para la ansiedad puede ser realmente importante para mejorar nuestro bienestar general y sentirnos llenos de energía para realizar todas nuestras tareas diarias.

Incluir alimentos que nos beneficien

Además de seguir una dieta variada y balanceada, también es conveniente que incluyamos algunos alimentos que se consideran aliados de nuestro estado de ánimo. Por este motivo es que vale la pena que incluyamos algunos productos como el chocolate oscuro o amargo, ya que este tipo de chocolate es bastante puro, casi no contiene azúcar y suelen poseer niveles bajos de grasa.

Asimismo, podemos incorporar alimentos como los pescados azules, entre estos se encuentra el salmón, las sardinas, atunes, boquerones, entre otros. Y es que este tipo de pescados suelen ser excelentes para nuestra salud en general, ya que son muy ricos en omega 3.

Los huevos son también una buena fuente de proteínas de elevada calidad, por este motivo es conveniente que incluyamos huevos como parte de nuestra alimentación. Además, los huevos son ricos en vitaminas del grupo B, vitamina D, selenio, hierro, cobre y zinc.

Otro alimento que podemos incluir son los plátanos, ya que estas frutas son deliciosas y resultan ser perfectas para preparar una enorme cantidad de recetas. Asimismo, los plátanos se consideran una buena opción para la ansiedad, pues contienen una importante cantidad de fibra, cuentan con potasio y tienen magnesio, este último mineral puede ayudar a relajar los músculos.

Respetar los horarios de comida

Un aspecto que no debemos descuidar son los horarios de comida, ya que al mantener un horario regular de comida podemos contar con un estado de ánimo más estable. Además, al comer de forma irregular podríamos estar contribuyendo al aumento de la ansiedad, por este motivo es aconsejable que mantengamos un horario constante para consumir nuestros alimentos, ya que esto también puede ayudarnos a mantener buenos niveles de energía.

Como hemos notado, la alimentación es vital para que podamos contar con salud física y emocional. Es por ello tan importante que prestemos atención a los alimentos que solemos incluir en nuestra dieta, ya que algunos de ellos podrían ayudarnos enormemente, mientras que algunos elementos como la cafeína o el alcohol pueden resultar poco convenientes cuando tratamos de evitar los síntomas de la ansiedad.

Además, si queremos seguir una dieta para la ansiedad, lo más recomendable es también evitar los alimentos que contienen cantidades elevadas de azúcar, ya que podrían hacernos sentir más inquietos. Asimismo, lo mejor es que evitemos o disminuyamos el consumo de alimentos altamente procesados, ya que este tipo de productos suelen contener elementos poco saludables y con mínimo valor nutricional.

Es por ello tan relevante que nos alimentemos de forma consciente y sepamos cuáles son aquellos alimentos que resultan más convenientes para mantener nuestra salud y que además pueden ayudarnos a evitar la ansiedad y sus síntomas.

qué comer para la ansiedad
Te ayudamos a lograr tu mejor versión a través de una alimentación equilibrada sin pasar hambre. Una dieta adaptada a tus necesidades nutricionales.