Principales errores de porqué no pierdes peso cuando estás a dieta

Ponerse a dieta y empezar a hacer deporte, van cogidos de la mano. Es decir, que empezamos a cuidar nuestra alimentación y a practicar ejercicio al mismo tiempo. Y aún así no perdemos peso!

Lo primero que debemos de tener en cuenta es que si empezamos a hacer deporte, también estamos desarrollando músculo, el cual aumenta de volumen y, con ello, el peso. Este es uno de los factores que no solemos mirar.

dieta personalizada

Pero… ¿Qué es lo que estamos haciendo mal?

Uno de los fallos más comunes es comer poco. Aunque te parezca increíble, el comer poco y pasar hambre no ayuda a la pérdida de peso. Una alimentación muy estricta, está relacionado con una deceleración del metabolismo, lo que dificulta la bajada de peso.

Al igual que estar todo el día contando kcal, cuando es más importante conocer de dónde provienen estas calorías. Es decir, el efecto que tienen las calorías que vienen de las grasas trans, es muy diferente a las que vienen de las grasas monoinsaturadas, y están aportando el mismo número de calorías.

El intentar consumir menos calorías, también nos lleva a comprar alimentos light. Pero un alimento que sea light, no significa que vaya a ayudarnos a perder de peso. Es más, estos alimentos consiguen eliminar el sentimiento de culpa cuando lo comemos, porque pensamos que engordan menos, y en muchas ocasiones se acaba consumiendo más cantidad. Para que un alimento se le etiquete como light, debe de aportar un 30% de calorías menos que el alimento en su versión normal, lo cual no significa que no engorde o que podamos comer todo lo que queramos.

Tampoco sirve hacer la dieta de otros, ya sea la que le ha hecho tu amigo, vecino, compañero de trabajo o familiar… Todos somos diferentes, tenemos ritmos de vida diferentes y por lo tanto necesitamos una alimentación diferente. Lo ideal es conseguir tener una alimentación saludable adaptada a ti, donde se tiene en cuenta el tipo de trabajo que tienes, el tiempo que tienes para cocinar y/o el ejercicio que realizas. Hay muchos factores que difieren de una persona a otra.

Otros dos puntos importantes que solemos pasar por alto son:

  • La falta de hidratación, esta es importante porque podemos a llegar a confundir la sensación de sed con la de hambre, al igual que no estar bien hidratados nos puede llevar a tener retención de líquidos.

  • Uso excesivo de la sal en las comidas, además de que evita la pérdida de peso, también nos puede derivar a enfermedades como la hipertensión o problemas renales.

Y el más común de todos, el de eliminar los hidratos de carbono de la alimentación habitual. Además de que el día que los volvamos a incorporarlos en nuestra alimentación nos va a provocar un efecto rebote, la eliminación de un grupo de alimentos en concreto también nos provoca ansiedad y a momentos de atracones alimentarios.

Si quieres aprender a llevar una alimentación equilibrada, sin pasar hambre y disfrutando de la comida saludable, te recomiendo que te pongas en contacto con un profesional del tema, es decir, ponte en manos de un dietista-nutricionista.