Dietas para adelgazar

Ya empieza a alargar el día y el sol cada vez aprieta más fuerte, estas son las primeras señales de que el verano se esta acercando. Y pronto haremos el cambio de armario donde sacaremos todos los vestidos y prendas más ligeras. Y como no, no podía faltar un año más, el querer quitarnos esos kilitos de más que no nos gustan y que hemos logrado esconder a lo largo del invierno.

Así que, una vez más, nos ponemos a dieta. Pero este año, ¿qué dieta elijo?

dieta personalizada

Te animo a que elijas una dieta que puedas mantener por mucho tiempo y, sobretodo que te ayude a mantener tu objetivo a largo plazo. Puede que las ganas de bajar de peso te inciten a tomar una decisión incorrecta y volver a caer en alguna de esas dietas milagro que te hace pasar hambre y te elimina una gran variedad de alimentos, aumentando así la ansiedad por la comida prohibida.

Por lo tanto, este año, te animamos a que no hagas una dieta, que no te obsesiones por la comida y que no tengas prisa por bajar de peso. Para lograr mantener un peso sano y, sobretodo, sentirte bien contigo misma, te aconsejamos que aprendas a comer de tal forma que consigas perder peso sin hacer dieta.

A continuación nombramos algunas consecuencias no deseadas por seguir las pautas de dietas milagro:

Enlentecimiento del metabolismo basal. Este tipo de dietas provocan perdida de masa muscular, el tener menos músculo provoca la reducción del gasto energético diario.

Puedes llegar a la cetosis. Son dietas bajas en hidratos de carbono, los cuales son la fuente principal de energía en nuestro cuerpo, así que el cuerpo busca otro medio para conseguir energía a partir de los ácidos grasos, los cuales producen centonas. Algunos efecto secundarios de la producción de cetonas son nauseas, mal aliento y problemas hepáticos.

Sentirte cansado. Estas dietas tan estrictas son bajas en aporte energético y van acompañados de un déficit en vitaminas y minerales, lo cual provoca que te sientas cansado y no rindas en tu día a día.

Alteración en el hábito intestinal. Una dieta muy estricta puede ocasionar problemas estomacales y alterar el ritmo de las deposiciones. Con lo cual puede provocar estreñimiento o modificación en las heces.

Espero que el tener conciencia de lo perjudiciales que son estas dietas, te sirva para que este año no caigas en su tentación y te olvides de una vez por todas de hacer dieta.