lactancia materna

Después de dar a luz comienza una nueva etapa: la lactancia materna. Una etapa totalmente desconocida y llena de dudas. Y es curioso que siendo una sociedad tan «informada» a veces tengamos dudas. A lo mejor es por eso. Hay tanta información que ya no sabemos qué creer.

Nuestro bebé acaba de nacer. ¿Qué hago? ¿Le doy el pecho o leche de fórmula? ¿Tengo que beber más para producir leche?

dieta personalizada

Ya sabemos que no existe ningún alimento milagroso que pueda resolver nuestros problemas, pero como en todo, hay opciones más recomendables que otras.

La lactancia materna es segura y muy recomendable, así que si alguien te dice lo contrario, no le creas al primer instante, sobre todo si dar el pecho es importante para ti. Si tienes dudas, puedes acudir a algún grupo de lactancia que haya cerca de ti. Te puede ser de gran ayuda.

Dicho esto, la lactancia materna:

  • Debe iniciarse antes de finalizar la primera hora del bebé. De todas formas, si pasa este tiempo no te preocupes. Cuando tengas la primera oportunidad, ponte al bebé en el pecho.
  • Es recomendable ofrecerla a demanda. No hay ningún tiempo estipulado entre toma y toma. Cada bebé tiene su propio ritmo.
  • Su composición se adapta a lo que necesita el recién nacido y va variando según el bebé crece. Ninguna leche de fórmula tiene, a día de hoy, esa capacidad.
  • Disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama.
  • Es la más barata. De hecho es gratis. El cuerpo de la mujer la fabrica de forma natural, así que no repercute en la economía familiar …

Mitos y verdades sobre la lactancia materna

La lactancia materna tiene muchos aspectos positivos como has comprobado. Pero también existen muchos mitos a su alrededor ¿Lo que como afecta al sabor de mi leche? ¿Puedo estimular la secreción de leche? ¿Si bebo más, produciré más leche? Veamos.

La mejor estimulación para la secreción de leche es la propia succión del bebé. Así que, si quieres amamantar a tu bebé no te rindas a la primera. A veces es necesario un poco más de tiempo. Tampoco creas que producirás más leche si ingieres más líquidos. A ver si ahora nos vamos a volver locas venga a beber y beber, como los peces en el río. Se recomienda beber agua cuando se tenga sed, ni más ni menos. No hace falta recordar que la bebida que debes elegir por encima de todo es el agua. ¿O sí?

En cuanto a las leches de fórmula, creo que pueden ser útiles en algunos casos concretos, pero la industria está haciendo muy bien su trabajo y nos ha hecho creer que nos aportan lo mismo que la leche materna. La estrategia funciona de maravilla, puesto que cada vez hay más mujeres que creen que esto es cierto.

Por estos aspectos, y algunos más, la lactancia materna es, de entre las opciones, la más recomendable para alimentar a un recién nacido.

No digo con esto que las mujeres que no elijan esta opción lo estén haciendo mal. No se debe juzgar a las personas que toman otras decisiones. Es importante aprender a respetarnos. Cada mujer sabe por qué ha tomado esa decisión y no es ni mejor ni peor que la que haya tomado otra persona.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =