granola casera

Es cierto que si estamos en la búsqueda de dietas para adelgazar 15 kilos puede ser un poco frustrante, porque la mayoría de ellas requieren de cambios radicales en la alimentación. La realidad es que si queremos bajar una gran cantidad de peso, es necesario un cambio de hábito, tanto en nuestras comidas, como en nuestra rutina del día a día. Hoy te enseñamos a hacer granola casera.

De nada sirve eliminar ciertos alimentos que contienen grandes cantidades de calorías, si vamos a llevar una vida sedentaria. Por esta razón es importante combinar la actividad física diaria, ya sea caminar 40 minutos, con una alimentación saludable y de calidad.

Una de las claves es no pasar hambre. Y aquí entran en juego las colaciones y las meriendas.

¿Te has preguntado alguna vez qué tipo de merienda o desayuno es el ideal para llevar una alimentación saludable? Entre otras muchas opciones, te vamos a enseñar a preparar granola casera con ingredientes totalmente sanos. Esta receta te encantará y acabará siendo el mejor snack para ti que podrás comer en el desayuno, sacar como postre o en las meriendas.

Los ingredientes que lleva la granola casera aportan mucha energía y te ayudan a superar el día a día con ganas. También aportan proteína, carbohidratos, ácidos grasos esenciales y fibra, lo que te ayudará a sentirte mejor contigo mismo física y mentalmente. La ventaja que tiene preparar la granola, es que puedes personalizar a tu gusto los ingredientes y así nos aseguramos de que no contiene conservantes ni otros químicos perjudiciales.

Cada vez más, está siendo el desayuno favorito de muchas personas que apuestan por una dieta saludable. La granola es un snack que te ayuda a evitar los impulsos de asaltar la nevera a por algo dulce y nada saludable.

Para quien no lo sepa, la granola es una combinación de copos de avena tostados con frutos y frutas secas, a parte de otros ingredientes que pueden variar, como hemos comentado antes, dependiendo el gusto de cada uno.

Esta receta es perfecta para evitar los cereales típicos del desayuno que creemos que son sanos, pero en realidad no lo son.

Esta y muchas más recetas las puedes encontrar aquí.

Ingredientes para hacer granola casera

  • 2 Tazas de copos de avena (200 gramos) – O quínoa cruda
  • 1 Taza de almendras crudas (160 gramos)
  • 1/2 Taza de semillas de calabaza crudas (80 gramos)
  • 1 Taza de dátiles (170 gramos)
  • 1/2 Taza de fruta deshidratada (50 gramos)
  • 1 Cucharada de canela en polvo
  • 2 Cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de agua

Paso a paso: preparación de la receta granola casera

Si queríamos una receta rica, sencilla y rápida, pues aquí la tenemos. Después de preparar granola en casa ya no querremos volver a comprarla ya hecha. Uno de los beneficios que tiene es la versatilidad, puesto que al hacerla casera, podemos reemplazar la cantidad de los ingredientes y la variedad, ya que si alguno de los que están aquí no nos gustan, podemos agregar otro.

Lo mismo ocurre si no nos gusta la canela, podemos reemplazarla con cardamomo o también podemos emplear miel de abejas o de agave.

Aquí nosotros utilizamos frutos crudos, pero en el caso de que tengamos frutos secos ya tostados, es necesarios agregarlos al final de la preparación, cuando retiremos del horno la fuente, ya que se pueden quemar. Lo mismo ocurre con las frutas deshidratadas.

Al momento de degustar, podemos servir con flan casero y será un postre súper completo. Ahora sí, vamos con el paso a paso:

Primer paso

Lo primero que haremos es precalentar el horno, ya que lo necesitamos caliente para que la granola se cocine rápido y pareja. Luego, vamos a disponer de todos los ingredientes necesarios. Esto es importante para no olvidarnos de ninguno y no saltar ningún paso.

Segundo paso

En un bol vamos a colocar algunos de los ingredientes secos: primero las almendras crudas seguida de los dátiles, luego los copos de avena y por último las semillas de calabaza crudas. Una vez que mezclamos los ingredientes, vamos a disponerlos en una bandeja de horno cubierta de papel de hornear. Este es fundamental para evitar que se adhiera la preparación al fondo de la bandeja.

Tercer paso

En una sartén vamos a colocar el agua junto con la miel y removemos esos ingredientes. Podemos añadir un poco de esencia de vainilla, azúcar moreno o aceite de coco si deseamos, eso va a depender de nuestro gusto.

Cuarto paso

En la preparación que tenemos en la bandeja, vamos a espolvorear por encima la canela en polvo y removemos. Luego añadimos el sirope de arce que creamos en la sartén y mezclamos bien todos los ingredientes.

Quinto paso

Emparejamos la mezcla para que se cocine de forma uniforme y, por último, llevamos al horno durante 25 minutos. Sacamos la bandeja del horno y agregamos la taza de fruta deshidratada. Con la ayuda de una paleta de madera, movemos la granola y mezclamos los ingredientes incorporados al final.

Antes de consumir, es importante dejarla enfriar. Luego podemos acompañarla con lo que queramos o degustar sola. Si sobra, podemos almacenarla en envases herméticos y en lugares con temperatura ambiente.

Ahora bien, nosotros aquí hemos utilizado almendras y semillas de calabaza, pero de más está decir que podemos agregar nueces, pistachos, pacanas y diferentes semillas. La única salvedad es que, si ya están tostadas, tenemos que agregarlas en el final de la cocción para que no se quemen.

Con las frutas deshidratadas pasa lo mismo, se puede incluir cualquier tipo de fruta que esté en este estado, no es necesario que solo sean pasas de uva. Pero, al igual que con las frutas secas tostadas, es necesario agregarlas al final de la preparación.

Como vimos, es una receta fácil y simple, sobre todo porque no utilizamos muchos recipientes, ya que en dos bandejas tenemos el resultado listo, por lo que nos evitamos lavar cosas de más, y terminar rápidamente para ir a degustar esta gran receta. Para que la mezcla de ingredientes se cocinen de manera pareja, es importante utilizar una fuente amplia y baja.

Esta es una formula básica para hacer granola casera. De ahí en más, cada uno puede ir añadiendo los ingredientes que quiera y así crear su propia granola. Lo grandioso es que se puede guardar en un recipiente hermético en un lugar freso para consumir cuando se quiera.

Si somos fan de lo dulce, podemos mezclarla con mousse de chocolate y quedará genial, aunque sola con yogur y fruta es una combinación clásica, rica y tendremos una colación que aporta fibra y brinda energía al organismo.

¿Qué estas esperando para preparar tu propia granola casera?

ESTA Y OTRAS MUCHAS MÁS RECETAS EN NUESTROS PLANES NUTRICIONALES

Granola casera

Es cierto que si estamos en la búsqueda de dietas para adelgazar 15 kilos puede ser un poco frustrante, porque la mayoría de ellas requieren de cambios radicales en la alimentación. La realidad es que si queremos bajar una gran cantidad de peso, es necesario un cambio de hábito, tanto en nuestras comidas, como en nuestra rutina del día a día.

Tipo: Merienda

Cocina: Vegetariana

Palabras claves: Granola casera

Rendimiento de la receta: 2 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 15M

Tiempo total: 20M

Ingredientes de la receta:

  • 2 Tazas de copos de avena (200 gramos) – O quínoa cruda
  • 1 Taza de almendras crudas (160 gramos)
  • 1/2 Taza de semillas de calabaza crudas (80 gramos)
  • 1 Taza de dátiles (170 gramos)
  • 1/2 Taza de fruta deshidratada (50 gramos)
  • 1 Cucharada de canela en polvo
  • 2 Cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de agua

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Lo primero que haremos es precalentar el horno, ya que lo necesitamos caliente para que la granola se cocine rápido y pareja. Luego, vamos a disponer de todos los ingredientes necesarios. Esto es importante para no olvidarnos de ninguno y no saltar ningún paso.

Segundo paso:

  • En un bol vamos a colocar algunos de los ingredientes secos: primero las almendras crudas seguida de los dátiles, luego los copos de avena y por último las semillas de calabaza crudas. Una vez que mezclamos los ingredientes, vamos a disponerlos en una bandeja de horno cubierta de papel de hornear. Este es fundamental para evitar que se adhiera la preparación al fondo de la bandeja.

Tercer paso:

  • En una sartén vamos a colocar el agua junto con la miel y removemos esos ingredientes. Podemos añadir un poco de esencia de vainilla, azúcar moreno o aceite de coco si deseamos, eso va a depender de nuestro gusto.

Cuarto paso:

  • En la preparación que tenemos en la bandeja, vamos a espolvorear por encima la canela en polvo y removemos. Luego añadimos el sirope de arce que creamos en la sartén y mezclamos bien todos los ingredientes.

Quinto paso:

  • Emparejamos la mezcla para que se cocine de forma uniforme y, por último, llevamos al horno durante 25 minutos. Sacamos la bandeja del horno y agregamos la taza de fruta deshidratada. Con la ayuda de una paleta de madera, movemos la granola y mezclamos los ingredientes incorporados al final. Antes de consumir, es importante dejarla enfriar. Luego podemos acompañarla con lo que queramos o degustar sola. Si sobra, podemos almacenarla en envases herméticos y en lugares con temperatura ambiente.

Puntuación del editor:
5
granola casera
Soy diestista-nutricionista por la Universidad de Alicante. Me baso en ayudar a cambiar el estilo de vida de las personas para conseguir mejorar su salud física y mental. Ya que un cambio de habitos hace sentirte mejor contigo mismo y ganar confianza en tu día a día. Siempre trabajo desde la educación nutricional para lograr los objetivos personales sin esfuerzo. Número de colegiado: CV00693 / Colegio: Codinucova