salud-hepática

El hígado es uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo, tiene múltiples funciones, entre ellas ayuda a nuestro organismo a digerir los alimentos, a almacenar la energía y a eliminar las toxinas. Por lo tanto la alimentación es clave para mantener este órgano en buen estado y gozar de buena salud.

La alimentación actual está llena de aditivos alimentarios, de contaminación y si encima le sumamos que está acompañada de una vida de estrés, sometemos a este órgano a un gran riesgo de enfermar.

dieta personalizada

Para proteger la salud hepática, te recomendamos que mantengas una dieta con las siguientes pautas:

– Mantén una alimentación libre de aditivos, para ello intenta comprar dentro de lo posible alimentos orgánicos y si son de cercanía mejor, así también evitamos la contaminación. Mantener una alimentación libre de aditivos ayuda a desintoxicar el hígado.

Disminuye el consumo de azúcares porque son los principales causantes de la obesidad y sobrepeso, junto con el sedentarismo. Además del exceso de peso también aumenta la acumulación de grasa hepática con lo que favorece a la enfermedad de hígado graso.

Evita los malos hábitos, como el consumo de alcohol y el tabaco. Ambos productos dañan las células del hígado y provocan cirrosis, además de favorecer otras enfermedades aunque no estén relacionadas con el hígado.

Incluye pescado azul en tus comidas semanales, este grupo de pescados son ricos en grasas saludables y su consumo ayuda a prevenir enfermedades relacionadas con el hígado.

Recuerda que con pequeños cambios en tus rutinas semanales puedes mejorar mucho tu salud y prevenir enfermedades como la cirrosis, hígado graso y disfrutar de una vida sana.