compra de alimentos

Para conseguir llevar una alimentación saludable, debemos de empezar por saber tener en casa una buena despensa, por lo tanto el primer paso es aprender a realizar una buena compra de alimentos con productos sanos y alimentos frescos. Una vez más hablamos de un cambio de hábito, ¿te sorprende? Supongo que ya no. Así que os quiero hablar de cómo podemos conseguir hacer una buena compra. También te puede interesar cómo sería una dieta para adelgazar.

 Pasos a seguir para hacer una buena compra de alimentos

Primer paso: planificar el menú semanal.

Antes de empezar con la lista de la compra tenemos que saber que es lo que vamos a necesitar, por eso el primer paso será el de planificar el menú de la semana, de este modo no compraremos ni de más ni de menos, evitando así que los alimentos perecederos maduren hasta el punto de que no sean aptos para el consumo y tengamos que desecharlos. Por lo tanto vamos a conseguir evitar desperdicios y ahorrar dinero porque vamos a usar todo lo que compramos. 

dieta personalizada

Por otro lado, también vamos a conseguir no esperarnos a último momento que es lo que vamos a comer o cenar, porque con el menú planificado tenemos pensado que es lo que “toca”, lo podemos dejar medio preparado si sabemos que vamos a llegar justos de tiempo y con hambre, y de este modo evitamos las comidas improvisadas que cuando se eligen con hambre solemos caer en malas elecciones como comidas precocinadas, comida rápida o de mala calidad nutricional.

Recuerda que el menú semanal tiene que ser variado, sano y equilibrado, sin que falte ningún grupo de alimento y que predominen las verduras, hortalizas, legumbres y cereales integrales. Porque no consiste simplemente en comer alimentos sanos, también debe ser equilibrado para que no nos falte ningún nutriente. Si tienes dudas de cómo se elaboran, desde Corporis Sanum te podemos ayudar enseñándote a confeccionar tus propios menús personalizados.

 

Segundo paso: Revisar los alimentos que tienes en casa.

Este paso consiste en hacer un inventario de todo lo que tenemos en casa, de este modo vamos a evitar comprar alimentos que ya teníamos y dar utilidad a los que llevan más tiempos en la nevera o tienen una fecha de caducidad más próxima.

A la hora de revisar los alimentos que tienes en casa debes de mirar por todas partes, tanto en la nevera, en el congelador como en la despensa. También debes anotar la cantidad que tienes por si no es suficiente a la que necesitas.

Una vez hayas revisado todo lo que tienes, es posible que hagas alguna modificación del menú, ya que es preferible usar lo que tienes en casa en vez de comprar un alimento que sea de la misma familia, es decir del mismo grupo de alimento, como por ejemplo cambiar el tipo de legumbre (garbanzos por alubias) o el tipo de carne (pollo por conejo) o el tipo de pescado (merluza por lengudo). Además, probablemente cuando hagas la revisión de los alimentos que tienes te surjan nuevas ideas de recetas o te recuerden recetas que hace tiempo que no haces y te apetecen de nuevo. 

Tercer paso: Realiza la lista de la compramos

A la hora de elaborar la lista de la compra lo podemos hacer de 2 maneras distintas, agrupando los alimentos según su grupo, es decir, por carne, pescado, frutas, verduras, conservas o congelados, o separando según el tipo de alimento ya sea fresco, congelado, seco o conservas.

Para tener una despensa saludable no te pueden faltar cereales integrales, frutos secos, semillas, legumbres, huevos, leche o bebidas vegetales y especias. Por otro lado, debemos de evitar tener en casa productos ricos en sal, azúcares y grasas. 

Cuarto paso: A la hora de ir a comprar 

Ahora ya estamos en el mercado para comprar los alimentos frescos o en el supermercado para comprar los productos en conserva. En este momento tenemos que tener la mente abierta, no es necesario cerrarse al 100% a lo que tenemos anotado porque es posible que falte algún alimento de nuestra lista de la compra.

Así que debemos ser flexibles y saber por que otro alimento similar lo podemos cambiar. Y cuidado con los productos y alimentos light y alimentos para adelgazar.

Pero esto no significa que te salgas de la lista y añadas a tu cesta alimentos o productos que no tengas pensado utilizar y en este momento te hayan apetecido, simplemente hay que tener alternativas saludables. Estos nuevos alimentos que te apetecen los puedes anotar para incluirlos en el menú de la semana siguiente. 

Entonces los consejos a la hora de ir a comprar son:

No olvides tu lista de la compra y un lápiz tanto para tachar lo que ya vamos comprando como para anotar nuevas ideas para las próximas semanas.

Evita ir con hambre, es preferible ir justo después de comer cuando tenemos el estómago lleno y así evitar comprar productos procesados que nos apetezcan en el momento debido al hambre.

– Ves tranquilo/a, programa en tu rutina semanal el momento de ir a comprar para evitar ir con prisas que nos pueden llevar a olvidos o confusión en el momento de elegir lo que queremos.

Compra alimentos de temporada y de cercanía, este puede ser uno de los motivos por los que cambies algún alimento de tu lista de la compra. Los productos de temporada son más económicos y los de cercanía menos contaminantes.

– Revisa las etiquetas de los productos y compara entre ellos. Además de fijarte en la composición nutricional para que no lleven azúcares añadidos, exceso de sal, grasas no saludables, también debes de fijarte en la fecha de caducidad o consumo preferente para asegurarte que se mantendrá en buenas condiciones hasta que lo vayas a consumir.

– Recuerda ir al mercado para comprar los alimentos frescos (frutas, verduras, carnes, pescados y hortalizas) y en caso de que en el mercado no dispongan de los alimentos en conserva o congelados, acudir al supermercado. Pero siempre es preferible el mercado ya que los alimentos son más frescos y de proximidad.

Con estos cuatro pasos, vas a conseguir ahorrar tiempo y dinero, también te va a resultar mucho más fácil y vas a ganar salud consiguiendo mantener una alimentación sana equilibrada.

compra de alimentos
Soy diestista-nutricionista por la Universidad de Alicante. Me baso en ayudar a cambiar el estilo de vida de las personas para conseguir mejorar su salud física y mental. Ya que un cambio de habitos hace sentirte mejor contigo mismo y ganar confianza en tu día a día. Siempre trabajo desde la educación nutricional para lograr los objetivos personales sin esfuerzo. Número de colegiado: CV00693 / Colegio: Codinucova