antojos

Los antojos son las ganas incontrolables que sentimos a veces por consumir un alimento determinado. Es normal tener esta sensación de vez en cuando, pero debemos de tener cuidado cuando se repite de manera constante porque entonces se convierte en “food craving”, que traducido significa tener ansiedad u obsesión por la comida. En el caso de que tu objetivo sea tener un mejor control de tu peso, recuerda que lo ideal es ir acompañado de un profesional de la alimentación y que te enseñe a llevar una dieta para adelgazar de forma saludable.

Cuando una persona se encuentra en una búsqueda constante de un determinado alimento debido a tener deseos intensos, se debe actuar para evitar que este impulso se siga produciendo, ya que llegados a este punto ha perdido el control. Cuando la ganas de consumir ciertos alimentos se convierte en obsesión, se debe de trabajar con un equipo multidisciplinar, ya que con la acción de solo un profesional no es suficiente. En este caso se necesita como mínimo el papel del dietista-nutricionista y el de un psicólogo, puesto que los antojos son una serie de procesos biológicos y emocionales.

dieta personalizada

De todos modos, vamos a centrarnos en los antojos pero sin llegar a la obsesión. Seguro que tu también has sentido esa necesidad de comer un alimento dulce, salado o crujiente en algún momento o cuando has querido bajar de peso y te han prohibido ciertos alimentos, has notado la necesidad de querer comerlo.

¿Sabes por qué se producen los antojos?

 Por un lado está la teoría de la historia, dado que el ser humano necesitaba tener reservas para sobrevivir. Entonces el cuerpo busca alimentos ricos en grasas y en azúcares para aumentar sus reservas de energía y tener menos posibilidades de morir de hambre. Esta teoría también es una explicación del aumento de obesidad en la población general.

También está la teoría de que el antojo por un alimento concreto es debido a una deficiencia de algún nutriente en nuestro organismo. Por eso cuando tenemos el deseo de comer chocolate, se cree que es por una deficiencia en magnesio, o si el cuerpo te pide tomar más alimentos salados, puede que sea por una deficiencia en vitaminas del grupo B. Sin embargo, esta teoría queda desmontada porque podemos tener antojos también cuando llevamos una alimentación variada, equilibrada y completa, donde nuestro organismo recibe todos los nutrientes que necesita.

Aunque hay un montón de hipótesis más como debido a cambios hormonales, estrés o tener un mal descanso, no podemos decir que todas o ninguna sean ciertas, ya que no existen investigaciones que demuestran verdaderamente el origen de los antojos.

Pero una de las teorías que sí podemos afirmar que aparecen los antojos son por el hábito a consumirlos de manera constante y por prohibir alimentos concretos de forma muy restrictiva.

antojos

 ¿Debemos resistirnos a los antojos?

 Lo recomendable es saber llevar una comida saludable y flexible, donde principalmente se lleve una alimentación rica en verduras, hortalizas, frutas, legumbres, cereales integrales, rica en fibra alimentaria, proteínas y grasas saludables, pero que de manera consciente y ocasionalmente comamos de otros alimentos o productos más azucarados o ricos en grasa sin sentir tener un sentimiento de culpa o malestar posteriormente. 

Entonces, ¿Cuando debo aguantar las ganas del antojo? 

– Cuando un antojo se produce de manera continua, más de una vez a la semana.

– Cuando después de tomarlo tengo sentimientos de culpabilidad.

– Cuando no puedo controlar la cantidad.

– Cuando el antojo se presenta cada vez con más frecuencia.

¿Cómo tener un mejor control hacia los antojos alimentarios?

 Aprender a controlar estos deseos intensos a comer alimentos o productos menos saludables o más perjudiciales para nuestra salud va a depender de cual es el motivo que produce este antojo. Sin embargo, los antojos más comunes son por prohibición, querer eliminar de golpe dicho alimento, por estrés y ansiedad o por antojos hormonales por el ciclo menstrual o en mujeres embarazadas. 

Por lo tanto, a modo de consejo, te recomiendo:

  1. Evita prohibir algún alimento, es mejor que tu mismo elijas no comerlo.
  2. Tampoco se debe eliminar el alimento de golpe cuando el consumo es habitual, es preferible que se reduzca el consumo poco a poco. Una manera de lograrlo es, por ejemplo, si se toman refrescos azucarados 2-3 veces al día, empezar por reducir la cantidad diaria, cuando ya se haya logrado consumir un refresco azucarado al día el nuevo objetivo sera no tomarlo todos los días, una opción es consumirlo en días alternos (lunes no, martes si, miércoles no, jueves si, viernes no, sábado si, domingo no).
  3. Prueba a calmar las ganas de ese alimento por otro similar más sano. Por ejemplo para calmar los antojos de chocolate, podemos cambiar por el tipo de chocolate, a que sea de mayor pureza y sin azúcares añadidos o por otro alimento dulce como manzana asada, dátiles, arándanos o pasas. Otro ejemplo es cambiar el azúcar que se añade al café por canela.

Sin embargo, en muchas ocasiones los antojos se producen por aburrimiento o simplemente por estar mucho tiempo en casa. En estos casos las herramientas que te aconsejo son:

  1. Práctica deporte. El deporte ayuda a reducir este impulso desde la primera sesión. Además, cuando hacemos deporte nos sentimos mejor y tenemos más ganas de seguir comiendo saludable.
  2. Evita comprarlo y tenerlo en casa. Este es uno de los primeros pasos que tenemos que hacer. Si no lo tenemos a mano es más difícil caer en la tentación.
  3. Mantener un buen descanso para tener un cerebro más fuerte.
  4. Reeducar el paladar con alimentos más saludables como el cambio del tipo de chocolate o la manera de endulzar el café o el té.

Tanto desde el punto de vista nutricional como psicológico, es importante ser consciente de lo que comemos, tenemos que aprender a escuchar nuestro cuerpo y no sentirnos culpables cuando comemos algún alimento menos saludable, siempre y cuando este consumo sea esporádico y disfrutado.

antojos
Soy diestista-nutricionista por la Universidad de Alicante. Me baso en ayudar a cambiar el estilo de vida de las personas para conseguir mejorar su salud física y mental. Ya que un cambio de habitos hace sentirte mejor contigo mismo y ganar confianza en tu día a día. Siempre trabajo desde la educación nutricional para lograr los objetivos personales sin esfuerzo. Número de colegiado: CV00693 / Colegio: Codinucova