La típica noticia de todos los inicios de septiembre, es cuánto peso has subido durante tus vacaciones, vamos a intentar que este verano no se nos vaya de las manos con estas ideas que os vamos a dar.

Las principales causas de la subida de peso en las vacaciones de verano son, por un lado la perdida de rutina y de horarios, es decir, el cambio que hacemos de estar todo el año mirando el reloj y con prisas a pasar a un estado de relajación y con calma. Donde, además, las altas temperaturas nos hacen sentir más cansados y nos movemos menos todavía.

dieta personalizada

Por otra parte esta, el descontrol en las horas de comer, hay costumbre de hacerse tentempiés a deshoras, bien antes de comer o a mitad tarde, donde posteriormente realizaremos la comida o la cena correspondiente. Son ingestas que añadimos y normalmente no son muy sanas.

Y por último, los helados, esos cremosos y llamativos helados que tanto apetecen en verano, dejamos de fijarnos en la cantidad de helado que tomamos durante este periodo de tiempo.

Pequeños consejos para tus comidas de verano

Así que desde Corporis Sanum, queremos darte unas ideas para que tus comidas de verano sean sanas y divertidas. A continuación te doy unos pequeños consejos:

– Cambia los alimentos ultraprocesados y de menor calidad por crudites de verduras o smoothies de frutas.

– Si te da pereza cocinar en verano, recuerda que puedes utilizar los procesados saludables como son las verdura congeladas o las legumbres de bote. Ahorraras tiempo en la cocina y lo podrás disfrutar en la piscina.

– Puedes hacer helados caseros, simplemente poniendo el los moldes leche con canela y utilízalos para matar con el gusanillo de los helados.

– Una forma de conseguir tomar verduras de manera más fresca es mediante ensaladas, ya sea la típica Mediterránea como un plato principal que puede ser una ensalada de legumbres, de pasta o de arroz. Y también puedes tomarlas en gazpachos o en cremas frías, de esta manera ademas de tomar nuestra ración de verdura estamos aumentando la hidratación.

¡Ahora si! Ha llegado el momento de ayudaros con ideas de recetas sanas y sabrosas para este verano.

1. Judías verdes con cuscus, nueces picadas y maíz. El cuscus es un alimento que se cuece en menos de 5 minutos, las judías las podemos comprar cocidas de bote, al igual que el maíz, y mezclándolo todo junto con un par de nueces picadas, tienes un plato que puedes dejarte preparado con antelación y disfrutarlo en la hora de comer.

2. Garbanzos salteados con pimiento rojo, cebolla tierna y brócoli. En este caso también podemos comprar los garbanzos cocidos y por lo tanto solo tenemos que hacer el salteado de las verduras. Te recomiendo que aliñes este plato con un pozo de zumo de limón, le va a dar un toque fresco y esta buenísimo!

3. Ensalada de melón con tacos de queso fresco, almendra picada y perejil. Esta idea es genial para una cena fresca, déjatela preparada con antelación en la nevera y veras que bien sienta cuando vayas a cenar.

¡Espero que estas recetitas os gusten! De todas formas, aprovecho para comunicarte que en Corporis Sanum acabamos de sacar un libro para que aprendas a alimentarte sano este verano, donde hay 25 ideas de recetas con productos de temporada que te van a permitir disfrutar de la cocina y del verano sin descuidar tu salud y tu peso.