Perder-Peso-Por-qué-no-consigo-adelgazar

Estás haciendo dieta, has empezado a hacer ejercicio. Caminas todos los días 1 hora, e incluso te has apuntado al gimnasio. Te pesas todos los días y no consigues perder peso. Tu peso no cambia o sube unos gramos y vuelve a bajar donde estabas antes. ¿No ves resultados positivos?

Pueden ser varias las razones por las cuales no se pierde peso, vamos a ver algunas de ellas:

dieta personalizada

Uno de los factores por los cuales cuesta perder peso, son las hormonas:

  • Cortisol: Hormona relacionada con el estrés, ya que es producida en exceso cuando estamos bajo mucha presión. El cortisol estimula el cuerpo a trasformar los alimentos en grasa y aumentar el nivel de glucosa (azúcar) en sangre. Para controlar los niveles de cortisol, debes procurar dormir bien, caminar durante el día y evitar bebidas que contengan estimulantes como la cafeína y que lleven azúcar.

  • Insulina: Es la hormona encargada del aprovechamiento metabólico de los nutrientes, lleva a cada célula el combustible que necesita para realizar sus funciones. En exceso, tu hígado transforma el azúcar directamente en grasa. Para controlar tu nivel de insulina es recomendable comer pequeñas cantidades de comida cada dos o tres horas durante el día, y llevar una dieta rica en verduras y fibra.

  • Leptina: Esta hormona es conocida como “la hormona del hambre”, es la encargada de avisarle a tu organismo cuándo y cuánto debe comer. Regula y administra el uso de grasas para generar energía. Para llevar mejor control se recomienda tener una rutina de ejercicio ligero diario y evitar las comidas y bebidas que no aportan nutrientes. Las conocidas calorías vacías, las cuales nos producen saciedad sin algún aporte nutricional.

  • Problemas con niveles de estrógenos: En las mujeres esta condición impide bajar de peso por sus niveles de estrógenos. Si tomas anticonceptivos o terapia hormonal sustitutiva. Puede que tu cuerpo este produciendo más estrógenos, por lo que se acumula más grasa en las caderas y muslos.

Otros factores:

Glándula de tiroides: Productora de hormonas, estas hormonas controlan el ritmo de muchas actividades del cuerpo como: la rapidez en la que se queman calorías, lo rápido que late el corazón, regula la temperatura corporal y ayudan a transportar el oxígeno y la glucosa hasta las células. Si tienes problemas de tiroides te será más complicado bajar de peso.

Dietas milagro: Dietas que son muy estrictas y se realizan de manera prolongada, tienen un efecto rebote, se pueden bajar kilos muy rápido pero cuando dejas la dieta vuelves a coger todo el peso perdido e incluso puedes llegar a coger más kilos. Este tipo de dietas causan ansiedad, irritabilidad, picar entre horas, dolores de cabeza etc.

Los productos Light: Tenemos la tendencia de comprar este tipo de alimentos pensando que nos van ayudar a adelgazar. Estos productos suelen tener un 30% menos de grasa pero contienen más azúcares, féculas, harinas… que elevan el nivel de glucosa en sangre provocando un pico de insulina que termina acumulándose en el organismo en forma de grasa.

No realizar deporte: Si quieres perder peso es fundamental llevar un estilo de vida saludable acompañado de ejercicio físico. El ejercicio físico nos ayuda a perder grasa, pero también a ganar masa muscular, por eso no hay que fijarse en el peso. El deporte eleva nuestro estado de ánimo, mejorando el humor y aportando bienestar tanto al cuerpo como a la mente.

Para perder peso correctamente debes: