muslo de pollo

El pollo es uno de los alimentos con mayor presencia en todas las dietas para perder peso. Lo sabemos todos. Su gran cantidad de proteínas y su baja proporción de grasas lo convierten en un alimento ideal para incluir en nuestros menús, especialmente si buscamos adelgazar. Nuestros planes de dieta personalizados no podían ser menos, y también tienen este alimento muy presente. Lo descubrirás, por ejemplo, en nuestro plan de dieta para adelgazar 15 kilos.

Del pollo se aprovecha todo, y este puede cocinarse de diferentes maneras. En este caso, nos alejamos de la plancha y presentamos un muslo de pollo con perejil y queso parmesano cocinado al horno. Y es que, ¿a quién no le gusta el pollo asado? Existen una infinidad de variantes para preparar un buen pollo al horno, tantas que prácticamente cada región del mundo tiene su propia forma de prepararlo y sus propias recetas de muslo de pollo asado.

Como te hemos avanzado, nosotros en esta ocasión te traemos un fantástico muslo de pollo con perejil y queso parmesano. Esta es una receta de reminiscencias mediterráneas con la que seguro que triunfarás. La elaboración es muy sencilla y los ingredientes muy comunes, por eso es una receta fácil que siempre sale bien y que gusta a todo el mundo.

Ingredientes del muslo de pollo con perejil y queso parmesano

  • 125 gr de pollo (muslo) 
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 2-3 ramas de perejil fresco 
  • Boniato
  • Un limón 
  • Una pizca de sal 
  • Pimienta negra al gusto
  • Queso parmesano (opcional)

Preparación del muslo de pollo con perejil y queso parmesano

Antes de ponernos manos a la obra con la preparación de esta receta de muslo de pollo con perejil y queso parmesano, queremos darte algunos consejos que te facilitarán la tarea, así como ideas útiles para que el plato quede del todo completo. Ahí van:

  • Puedes añadir al horno otra bandeja con unos boniatos o patatas cortadas en rodajas gruesas junto con cebolla en juliana. Eso sí, aunque en el paso a paso y en el vídeo que lo acompaña lo ponemos en la misma bandeja por cuestiones logísticas, recomendamos hacer esta guarnición en una bandeja aparte, ya que el pollo desprende mucha grasa al asarse.
  • Puedes añadir más verduras al plato, como berenjena, champiñones, pimiento rojo o verde y tomates. Todas ellas aportarían todavía más sabor a la receta de muslo de pollo con perejil y queso parmesano.
  • Precalentar el horno a unos 180-200ºC es esencial para obtener un pollo jugoso. Obviamente, el resultado también será mejor cuanta mayor destreza tengas en lo que respecta al funcionamiento y manejo de tu horno.
  • Cuando el pollo ya esté hecho, eleva sustancialmente la temperatura del horno un par de minutos. Con ello conseguirás la apreciada textura crujiente en el exterior, en la piel del pollo.

Una vez dicho esto, y aunque a continuación te detallaremos el paso a paso de esta receta, si prefieres ver la vídeo receta del muslo de pollo con perejil y queso parmesano solo has de seguir bajando un poco desde este punto del texto. Enseguida te toparás con la presentación completa de la preparación de esta receta junto con los ingredientes necesarios para preparar este muslo de pollo con perejil y queso parmesano. Así te saldrá exactamente igual que como lo preparamos nosotros.

Y, si quieres ver todas nuestras recetas grabadas, entra en nuestra sección de vídeo recetas.

Pasos para preparar un muslo de pollo con perejil y queso parmesano

El procedimiento es sencillo, como el de cualquier preparación al horno. Pese a ello, a continuación desglosamos detalladamente el paso a paso que tienes que seguir para preparar este muslo de pollo con perejil y queso parmesano.

Primer paso

Empezamos salpimentando los muslos de pollo por las dos partes. Una vez hecho, y con el horno previamente precalentado a 180 grados, ponemos los jamoncitos de pollo en una bandeja o fuente de horno y la introducimos durante unos 40 minutos aproximadamente. Como imaginarás, para que los muslos de pollo se cocinen bien, debemos seleccionar calor arriba y abajo.

Segundo paso

Mientras los muslitos de pollo siguen en el horno, pelamos y troceamos el boniato y lo salpimentamos. Le añadimos un chorrito de aceite y una pizca de ajo en polvo y orégano. Aunque no las incluimos en los ingredientes porque no son necesarias, también podemos añadir hierbas aromáticas al gusto si preferimos el toque que dejan. Lo mezclamos todo bien. Esperamos a que el pollo lleve 20 minutos en el horno, y añadimos el boniato que acabamos de preparar.

Tercer paso

Vamos ahora con el acompañamiento de esta especie de pollo en salsa. Se trata de una mezcla muy fácil, pero si no te entusiasman esos sabores o no tienes los ingredientes, también podrías regar el pollo con vino blanco, que siempre queda bien. Pero, de momento, volvamos a esta salsa. Picamos el perejil, rallamos el limón y el queso parmesano. Añadimos limón exprimido y un chorrito de aceite. Lo mezclamos bien. Cuando al pollo solo le queden 5 minutos, abrimos el horno y vertemos la mezcla sobre el pollo.

Cuando ya hayan pasado los 40 minutos y, siempre comprobando que los muslos de pollo asados estén en su punto, sacamos la bandeja del horno. Con todos los ingredientes listos, emplatamos tanto el pollo como el boniato como más nos guste. ¡Listo!

Por qué consumir pollo

Para terminar, unas palabras sobre todos los beneficios que le aporta a tu organismo el consumo de cualquier receta cuyo ingrediente principal sea el pollo, como esta de muslo de pollo con perejil y queso parmesano.

Como decíamos al principio, el pollo tiene un buen nivel proteico, ya que alrededor del 20% de su composición es proteína. Además, ya sabes que el pollo es bajo en grasa, ya que tiene una carne magra con la grasa concentrada en unas zonas muy concretas, como la piel. También tiene menos grasas saturadas que las carnes rojas. Por si fuera poco, su carne es más blanda y fácil de digerir.

Si nos fijamos en su composición, el pollo tiene diversas vitaminas, entre las cuales destacan la vitamina A, la B6 y la B12. En lo que respecta a los minerales, el pollo es rico en hierro, en zinc, en magnesio, en potasio y en fósforo. Además, contiene triptófano, un aminoácido esencial para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Es especialmente importante consumir alimentos que lo contengan, ya que no podemos sintetizar por nosotros mismos el triptófano, y hemos de obtenerlo como parte de nuestra dieta.

Todo ello hace de este muslo de pollo con perejil y queso parmesano una receta muy sana, además de adecuada como parte de una inmensa mayoría de dietas. Pero es que además este es un plato delicioso que no necesita una elaborada preparación. Añádela a tu menú y sigue nuestros consejos para que tu pollo al horno quede riquísimo. ¡Buen provecho!

ESTA Y OTRAS MUCHAS MÁS RECETAS EN NUESTROS PLANES NUTRICIONALES

Muslo de pollo con perejil y queso parmesano

El pollo es uno de los alimentos con mayor presencia en todas las dietas para perder peso. Lo sabemos todos. Su gran cantidad de proteínas y su baja proporción de grasas lo convierten en un alimento ideal para incluir en nuestros menús, especialmente si buscamos adelgazar. Nuestros planes de dieta personalizados no podían ser menos, y también tienen este alimento muy presente. Lo descubrirás, por ejemplo, en nuestro plan de dieta para adelgazar 15 kilos.

Tipo: Plato principal

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: muslo de pollo

Rendimiento de la receta: 4 personas

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 45M

Tiempo total: 50M

Ingredientes de la receta:

  • 125 gr de pollo (muslo)
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 2-3 ramas de perejil fresco
  • Boniato
  • Un limón
  • Una pizca de sal
  • Pimienta negra al gusto
  • Queso parmesano (opcional)

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Empezamos salpimentando los muslos de pollo por las dos partes. Una vez hecho, y con el horno previamente precalentado a 180 grados, ponemos los jamoncitos de pollo en una bandeja o fuente de horno y la introducimos durante unos 40 minutos aproximadamente. Como imaginarás, para que los muslos de pollo se cocinen bien, debemos seleccionar calor arriba y abajo.

Segundo paso:

  • Mientras los muslitos de pollo siguen en el horno, pelamos y troceamos el boniato y lo salpimentamos. Le añadimos un chorrito de aceite y una pizca de ajo en polvo y orégano. Aunque no las incluimos en los ingredientes porque no son necesarias, también podemos añadir hierbas aromáticas al gusto si preferimos el toque que dejan. Lo mezclamos todo bien. Esperamos a que el pollo lleve 20 minutos en el horno, y añadimos el boniato que acabamos de preparar.

Tercer paso:

  • Vamos ahora con el acompañamiento de esta especie de pollo en salsa. Se trata de una mezcla muy fácil, pero si no te entusiasman esos sabores o no tienes los ingredientes, también podrías regar el pollo con vino blanco, que siempre queda bien. Pero, de momento, volvamos a esta salsa. Picamos el perejil, rallamos el limón y el queso parmesano. Añadimos limón exprimido y un chorrito de aceite. Lo mezclamos bien. Cuando al pollo solo le queden 5 minutos, abrimos el horno y vertemos la mezcla sobre el pollo. Cuando ya hayan pasado los 40 minutos y, siempre comprobando que los muslos de pollo asados estén en su punto, sacamos la bandeja del horno. Con todos los ingredientes listos, emplatamos tanto el pollo como el boniato como más nos guste

Puntuación del editor:
5
muslo de pollo
Soy cocinero de vocación y de profesión, decidí cambiar mi vida en la ingeniería mecánica para dedicarme a lo que verdaderamente siempre me ha motivado, cursando mis estudios en la escuela de cocina de Benidorm Ies Mediterranea, en el 2006, siempre con una formación activa con diferentes tipos de cursos y por un interés por todo tipo de cocina, siempre desde la base de la cuidada tradición e incorporando nuevas técnicas para que el resultado en el plato sea tan sabroso como saludable. Después de mis trece años dedicándome a como digo yo “ quitar el hambre en esta parte del mundo”, decidí enfocar mis intereses y mi inquietud en que mucha mas gente pierda el miedo a cocinar a la vez que con unos pequeños hábitos saludables, pueda mejorar la vida de uno mismo y de la gente que le rodea. Disfruto de mi trabajo y de ver como cada día más gente consigue sus objetivos con mi ayuda. Yo sigo creciendo con ellos.