dieta baja en histamina

Vamos a hablarte en este post sobre la dieta baja en histamina, un tema que, aunque quizás es poco conocido, está muy relacionado con el proceso de hinchazón, erupciones cutáneas y algunas enfermedades gastrointestinales que pueden aparecer de forma repentina. Y que, a diferencia de las alergias alimentarias, se produce por una acumulación de histamina que se manifiesta una vez que los niveles de histamina tolerados por el organismo colapsan.

Además, es importante conocer sobre esta afección ya que cuando se quiere perder peso y hay intolerancia a la histamina es necesario seguir dietas sanas para adelgazar que incluyan alimentos bajos en histamina. Se deben llevar a cabo dietas personalizadas elaboradas por nutricionistas y/o expertos en el área, quienes pueden adaptar tu dieta a la patología y al resto de tus necesidades; considerando además, que se debe vigilar con regularidad los niveles de histamina en el organismo.

La histamina se encuentra presente en todas las células del cuerpo, y es un componente importante tanto del sistema neurológico como del sistema inmunológico. A nivel orgánico, lo que más preocupa es la intolerancia a la histamina. Se cree que el mecanismo de intolerancia está relacionado con su acumulación.

La descomposición de la histamina en un organismo sano ocurre gracias a la intervención de dos enzimas: la enzima DAO y la HNMT. Muchas investigaciones sostienen que el mecanismo de intolerancia a la histamina es de origen genético o adquirido en cualquiera de las enzimas intervinientes en el metabolismo de la histamina.

Por ejemplo, la enzima DAO es producida en el intestino, es decir, si la función intestinal se ve comprometida es posible que exista un déficit de esta enzima para degradar la histamina de manera adecuada y, en consecuencia, se suelen presentar trastornos gastrointestinales de importancia, tales como el síndrome del intestino irritable, el sobrecrecimiento bacteriano intestinal, la enfermedad celíaca y la enfermedad inflamatoria intestinal.

En casos de intolerancia a la histamina, la dieta baja en histamina es utilizada para aliviar los síntomas asociados como dolores de cabeza, hinchazón u otros síntomas digestivos, que por lo general se presentan luego de consumir alimentos ricos en histamina. Cuando esta conexión se detecta, hay indicios de intolerancia a la histamina y es necesario incluir alimentos bajos en histamina como tratamiento principal. Sin embargo, hay que cuidar no confundir una alergia alimentaria con una intolerancia a la histamina, ya que los síntomas de esta última no aparecerán sino después de acumular una cantidad de histamina determinada que desencadene alguna sintomatología. De ahí que sea tan dificultoso su diagnóstico y la posibilidad de encontrar una cantidad máxima tolerable de histamina.

Veamos en qué consiste una dieta baja en histamina y conozcamos qué alimentos se deben incorporar y cuáles se deben evitar.

La histamina

Como te hemos dicho, la histamina es una sustancia que se encuentra de forma natural en todas las células de nuestro cuerpo, y es un componente importante tanto del sistema nervioso como del inmunológico. Cuando la histamina activa el sistema inmunológico causa hinchazón, ojos llorosos y erupciones cutáneas, y cuando afecta el sistema nervioso puede causar cefaleas, problemas digestivos y migrañas.  Pero además, la histamina se encuentra de forma natural (o puede desarrollarse) en algunos alimentos. Por ejemplo, los alimentos fermentados son altos en histamina.

¿Por qué la intolerancia a la histamina?

Debemos tener claro que la intolerancia a la histamina no es una verdadera alergia, se trata de un desajuste que se produce entre nuestro exceso de histamina y la velocidad con la que puede ser eliminada. Es decir, si nuestro cuerpo libera demasiada histamina o no es capaz de descomponerla, causa una acumulación de histamina y sus consecuentes efectos adversos. Ahora bien, cada persona posee su propio nivel de tolerancia, y esto va a depender de su salud y condición general.

Entre los síntomas más comunes que se presentan en un cuadro alto en histamina se tiene la hinchazón de la lengua y boca, diarreas, migrañas, ansiedad, ojos llorosos, taquicardias, etc. Estos síntomas son similares al de otras afecciones, de hecho puede confundirse con los que se presentan en casos de alergias alimentarias. Y, si bien existen alimentos buenos para la migraña o para tratar la hinchazón, es importante consultar con los especialistas para hacer un diagnóstico acertado, seguir el tratamiento indicado y hacer la dieta correcta.  

dieta baja en histamina

Dieta baja en histamina

Cuando se sufre de histaminosis o déficit de la enzima DAO, la dieta es un factor determinante para su tratamiento. Así pues, teniendo en cuenta que existen alimentos liberadores de histamina endógena que pueden llegar a acumular en el organismo exceso de histamina y producir efectos adversos, es clave actuar y optar por una buena educación alimentaria para poder prevenirla.

Alimentos permitidos en una dieta baja en histamina

La histamina es un componente natural en muchos alimentos. No obstante, cuando se sufre de intolerancia y se tienen problemas para metabolizar la histamina; según la sintomatología y las características particulares, la dieta puede sufrir algunas variaciones. La siguiente lista de alimentos nos puede ser de gran utilidad a la hora de saber cuáles son los alimentos más recomendados en una dieta baja en histamina.

  • Frutas y verduras. Las frutas que encabezan una dieta baja en histamina son los arándanos, las frambuesas, el melocotón, los albaricoques, las moras, la manzana, el plátano, las uvas, el limón, la pera, la sandía y el mango. Mientras que entre las verduras debe darse prioridad a la lechuga, col, puerros, perejil, alcachofa, brócoli, apio, zanahoria, acelgas, berros, espárragos, pepinos, remolacha, cilantro, cogollos, etc.
  • Legumbres. Las legumbres bajas en histamina son las lentejas, los guisantes y las habichuelas.
  • Grasas y aceites de origen animal.
  • Entre los condimentos, se pueden consumir hierbas secas y frescas, y sal.
  • Bebidas. Infusiones, jugos naturales (evitar los cítricos) y agua.
  • Carnes. Entre las carnes se debe priorizar la ingesta de carnes frescas y cocidas tales como conejo, ternera, pavo y cordero.
  • Pescados. Los pescados que deben formar parte de una dieta baja en histamina son la merluza, el calamar, pulpo, mero, merluza, entre otros del mismo tipo. Los pescados deben consumirse frescos y no en conserva.
  • Lácteos. Se recomienda la ingesta de leche, yogurt y quesos frescos de cabra y de oveja.  Asimismo, se puede ingerir queso crema y leche pasteurizada.
  • Huevos. Los huevos son una opción segura en pequeñas cantidades. La clara del huevo podría liberar histamina por eso no está recomendada, la yema, al contrario, no causa problemas.

Los síntomas que se generan por acumulación de histamina se alivian cuando se consumen alimentos bajos en histamina. En tal sentido, es necesario eliminar aquellos alimentos que bloqueen la acción de la enzima DAO, ya que si esta enzima no puede hacer su trabajo, la histamina va a permanecer en el cuerpo y los síntomas pueden agravarse.

Alimentos que deben evitarse en una dieta baja en histamina

Obviamente, en una dieta baja en histamina deben evitarse los alimentos altos en histamina tales como:

  • Pescados, carnes y productos ahumados.
  • Pescados azules.
  • Mejillones.
  • Anchoas en conserva.
  • Embutidos.
  • Garbanzos.
  • Mantequilla.
  • Yogurt y quesos curados.
  • Claras de huevo.
  • Frutas cítricas. Evitar la ingesta de piñas, fresas, peras y bananas.
  • Algunos de los siguientes condimentos: nuez moscada, vinagre balsámico y de manzana, curry, manzana, mostaza, canela, especias y picantes.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Café, té negro, agua de limón, zumo de naranja.
  • Tomate, aguacate, calabacín, pepino, aceitunas, berenjenas.
  • Evitar la harina de trigo blanqueada
  • Cuidar el consumo de alimentos fermentados como el vino, los encurtidos, la cerveza, entre otros.

dieta baja en histamina

Determinar cuáles son los alimentos que causan el problema de intolerancia a la histamina es un proceso de ensayo y error. No obstante, existen mecanismos generales que ayudan como punto de partida. Las listas que te hemos mostrado pueden servirte de guía durante su reconocimiento. Recuerda que los síntomas de la intolerancia aparecen en la medida en que las cantidades de histamina aumentan.

Conclusión

Si hay algo en lo que debemos hacer énfasis en este artículo es en el diagnóstico que debe hacerse para determinar si realmente los síntomas que llegaras a presentar sean consecuencia de una acumulación de histamina. No obstante, aunque no existen pruebas precisas para detectar la intolerancia a la histamina, la recomendación es siempre acudir a los especialistas. Cuando se diagnostica correctamente, se hacen los ajustes dietéticos pertinentes y el problema es abordado de fondo, se obtienen buenos resultados y pueden verse enormes beneficios.

En la dieta baja en histamina se debe hacer énfasis en incorporar alimentos frescos ya que cuando maduran o envejecen aumenta el contenido de histamina. Además, hay que evitar la ingesta de alimentos fermentados que, aunque son buenos para la salud intestinal, si hay intolerancia a la histamina, pueden resultar problemáticos. Asimismo, hay que evitar los colorantes y conservantes artificiales, debido a que estos pueden liberar histamina. Los lácteos, por su parte, se toleran mejor pasteurizados y no fermentados, de hecho, hay más histamina en el queso elaborado con leche cruda que con leche pasteurizada.

Tampoco olvides leer las etiquetas y asegurarte de comprar alimentos que sean bajos en histamina. Además, recuerda optar por usar métodos saludables de cocción y, en lugar de freír o asar los alimentos a la parrilla, hiérvelos. Cuando se hierven los alimentos la cantidad de histamina es menor, e incluso, mucho más que en los alimentos crudos.

En Corporis Sanum sabemos que comenzar una dieta de eliminación no es fácil y la dieta baja en histamina es bastante restrictiva. Por eso te recomendamos que siempre trates de concentrarte en los alimentos que puedes comer. Existen muchas ideas de menú y dieta baja en histamina que pueden ayudar a hacer tu alimentación variada y deliciosa. Nuestro objetivo es siempre proporcionar una mayor libertad alimentaria y un mejor bienestar. Estamos convencidas que ese es y será siempre unos de los mejores caminos hacia una mejor salud.

Te recomendamos también que veas nuestro post sobre anemia y hierro en donde hay información interesante sobre los alimentos que se deben incorporar y los que no, cuando la cantidad de glóbulos rojos o la concentración de hemoglobina dentro de estos, es menor a la normal, lo que amerita un cambio de hábitos en la alimentación y un giro saludable en tu estilo de vida.

dieta baja en histamina