dieta antiinflamatoria

En este post te vamos a dar una dieta antiinflamatoria. La salud y la alimentación son dos elementos que se encuentran estrechamente relacionados, es por ello que seguir una dieta sana y equilibrada resulta esencial para que podamos gozar de bienestar. Además, una buena alimentación es clave para que tengamos energía y vitalidad a lo largo del día, pues nuestro cuerpo absorbe los nutrientes esenciales de los alimentos que ingerimos diariamente. Estos nutrientes esenciales pueden incluir proteínas, grasas saludables, carbohidratos complejos, hidratos de carbono, grasas saludables, vitaminas y minerales.

Tampoco podemos olvidar mencionar que el tipo de alimentos que consumimos es también relevante, pues nuestro organismo necesita comidas con un alto valor nutricional. Es por ello que debemos darle prioridad a todos aquellos alimentos que sean una buena fuente de nutrientes, de vitaminas y de minerales. De esta forma, lo más aconsejable es que nuestra dieta sea variada y balanceada, incluyendo alimentos de todos los grupos alimenticios. Además, las dietas excesivamente restrictivas pueden acabar siendo perjudiciales para nuestra salud, pues se trata de dietas imposibles de mantener a largo plazo, esto suele provocar estrés en nuestro cuerpo y también es probable que experimentemos un efecto rebote.

Por todo lo anterior, es importante que podamos seguir una dieta que podamos mantener a largo plazo y que incluya productos variados y nutritivos. También es recomendable que trabajemos de cerca con profesionales, pues lo mejor es seguir una alimentación que se ajuste a nuestras necesidades y particularidades. Asimismo, una dieta personalizada siempre será más fácil de mantener y podremos obtener más beneficios para nuestra salud.

Y claro, una alimentación balanceada, variada y saludable es el primer paso hacia la mejora de muchos malestares, pues una dieta adecuada puede hacer una enorme diferencia en nuestra salud y en nuestro bienestar integral. Esta es una de las razones por las que vale la pena realizar cambios positivos en nuestro estilo de vida, ya que esto puede tener un impacto muy positivo en nuestra salud.

¿Qué es una dieta antiinflamatoria?

Ahora que ya sabemos que la alimentación y la salud son elementos que se encuentran profundamente relacionados, es momento de que conozcamos qué es la nutrición antiinflamatoria o la dieta antiinflamatoria. La dieta antiinflamatoria es un tipo de alimentación que busca reducir el estado de inflamación crónica en nuestro cuerpo. Es por ello que las dietas antiinflamatorias reúnen alimentos y componentes que nos pueden ayudar a evitar o a disminuir los procesos inflamatorios en nuestro organismo.

Este tipo de alimentación puede ser muy beneficiosa para nuestra salud, ya que la inflamación puede estar relacionada con padecimientos gastrointestinales y cardiovasculares. Es por ello que combatir la inflamación puede ser lo que necesitamos para combatir los síntomas de algunas enfermedades crónicas o padecimientos.

dieta antiinflamatoria

Claves de una dieta antiinflamatoria

Seguir una dieta antiinflamatoria no tiene que ser complicado, basta con que comencemos a incorporar algunas pautas en nuestro estilo de vida:

La hidratación es vital

Consumir suficiente agua a lo largo del día es vital para mantener nuestra salud, además nuestro cuerpo necesita conservar un nivel adecuado de hidratación para funcionar de forma correcta, es por ello que debemos tomar la cantidad recomendada de agua diariamente.

Incluir frutas y verduras

Una dieta antiinflamatoria debería incluir una buena cantidad de frutas y verduras, pues estos alimentos están llenos de los nutrientes, minerales y vitaminas que nuestro organismo necesita para llevar a cabo todas sus funciones. Además, las frutas y las verduras son una excelente fuente de fibra, lo que también será beneficioso para nuestra salud digestiva.

Los granos enteros

Los granos enteros y las legumbres son una buena fuente de nutrientes, es por ello que este tipo de productos son ideales si queremos incluir hidratos de carbono que sean de calidad.

Añadir aceite de oliva

El aceite de oliva extra virgen suele estar lleno de antioxidantes y es una buena fuente grasas saludables, es por ello que vale la pena que incluyamos este tipo de aceite en nuestra dieta. Además, lo mejor es evitar los aceites refinados, ya que este tipo de productos suelen favorecer la inflamación.

Evitar los alimentos ultraprocesados

Al seguir una dieta antiinflamatoria se deben evitar los alimentos ultraprocesados, pues estos productos suelen tener un alto contenido de azúcar, grasas saturadas y grasas trans. Esto también incluye a las bebidas gaseosas y azucaradas. Lo mejor es siempre optar por alimentos que sean frescos y de temporada.

Incluir alimentos ricos en omega 3

Los alimentos ricos en omega 3 suelen ser antiinflamatorios, es por ello que siempre se aconseja el consumo frecuente de pescados como el salmón, la sardina, las anchoas o los boquerones. Las algas, las nueces, los frutos y las semillas secas son también excelentes opciones cuando se trata de incluir productos ricos en omega 3.

Las hierbas y las especias

Las hierbas y las especias son también un componente importante de las dietas antiinflamatorias, pues nos permiten darle un sabor delicioso a nuestras comidas y favorecen la desinflamación. Entre estas hierbas y especias podemos mencionar el romero, la cúrcuma, el orégano, la pimienta, entre otras opciones.

Beber infusiones

Las infusiones pueden ayudarnos a sentirnos realmente bien, es por ello que podemos incluir infusiones llenas de antioxidantes como el té verde, el té de jengibre o té matcha. Además, las infusiones de manzanilla, de canela y de cúrcuma poseen propiedades antiinflamatorias que podrían llegar a ser beneficiosas para nuestro bienestar.

Cuando se trata de cambiar nuestra alimentación, lo más importante es que sea sostenible a largo plazo, pues si queremos realmente observar beneficios necesitamos que sea una dieta equilibrada, saludable y variada. La buena noticia es que la dieta antiinflamatoria es bastante fácil de seguir, basta con que comencemos a realizar cambios de forma progresiva y empecemos a incluir alimentos llenos de nutrientes.

Además, la dieta antiinflamatoria no solo nos permitirá reducir la inflamación de nuestro cuerpo, sino que también puede ayudarnos a reducir el cansancio, a tener más energía e incluso se considera que podría ser beneficioso para disminuir los dolores de cabeza. Y claro, la dieta antiinflamatoria también se asocia con una reducción del riesgo de padecer enfermedades y padecimientos. Tampoco podemos dejar de lado los cambios positivos en nuestro estilo de vida, pues el ejercicio regular, los buenos hábitos de sueño y la relajación son aspectos importantes para mejorar nuestra salud.

dieta antiinflamatoria