comidas para adelgazar

¿Te has preguntado alguna vez si existen las comidas para adelgazar? ¿Crees que consumiendo cierto tipo de alimentos adelgazarás antes? Lo cierto es que no. No podríamos decirte qué alimentos adelgazan más, sencillamente porque no existen. Pero eso no significa que no haya trucos para que tu pérdida de peso sea más eficaz.

Como ya sabrás, desde Corporis Sanum defendemos que para perder peso se necesita seguir una alimentación saludable, variada y equilibrada. No restringimos ningún grupo de alimentos, sin embargo, sí que os recomendamos que evitéis cierto tipo de cocciones.

dieta personalizada

Comidas para adelgazar: cocciones a evitar

Fritos

Los alimentos fritos son, sin duda, la cocción estrella a evitar, seguro que te imaginas por qué. Se suele utilizar una gran cantidad de aceite, y éste es absorbido por los alimentos que cocinas en él. Además, para freír no todo el mundo tiene la costumbre de utilizar aceite de calidad (aceite de oliva virgen extra). Entendemos que esto ocurra dado que su precio es superior a otros, como el de girasol, pero eso supone que ingiramos alimentos fritos en aceites poco saludables y con una gran cantidad de aceite innecesario, sobre todo, en los alimentos rebozados.

Rebozados

El problema no es sólo freir, sino que muchos de los alimentos habituales para fritura llevan una gruesa capa de rebozado. Como te imaginarás, dicha capa es el empapador perfecto de aceite. ¿No has notado alguna vez, cuando te has comido alguna croqueta o similar que era todo aceite? Seguramente fuera debido a que la temperatura del aceite no era la apropiada y a que, inevitablemente, el rebozado ha absorbido gran parte de éste. Esto es algo que debes evitar a toda costa si tu objetivo es adelgazar.

Comidas para adelgazar: trucos

¿Cuál es la alternativa a la fritura? Opciones hay muchas.

Plancha

Para empezar, ten en cuenta que la carne, el pescado y los huevos pueden cocinarse sin aceite. Sólo necesitarás una buena sartén o plancha antiadherente. De hecho, te lo hemos contado en alguna ocasión, pero nos confesamos fans de los huevos fritos a la plancha. Sólo tienes que echar unas gotas de aceite a la sartén antiadherente y echar el huevo, espera a que se empiece a dorar por abajo y la clara esté prácticamente cocida, a tu gusto. Verás como te queda rico y no echas en falta la enorme cantidad de aceite que tienen los huevos fritos convencionales.

Además, prueba a hacer a la plancha pescados que estés acostumbrado a hacer fritos, como los boquerones, la bacaladilla, la pescadilla, o los lenguados, por poner sólo algunos ejemplos. Descubrirás que quedan igual de sabrosos cocinados de esta manera, y sólo tendrán un chorrito de aceite por encima una vez los hayas sacado al plato.

Horno

El horno es una de las mejores opciones para sustituir a los fritos. Siempre será mejor preparar unas patatas al horno con un pelín de aceite que unas patatas fritas rebosantes de aceite. Una buena idea puede ser rociarlas con un poco de aceite de oliva extra en spray. Recuerda que si utilizas papel de horno, no tendrás que emplear apenas tiempo en limpiarlo tras su uso. Por supuesto, aunque recomendamos su consumo esporádico, las croquetas, los nuggets y productos similares, también se pueden cocinar de esta manera. Así al menos evitarás que no sean tan perjudiciales.

Comidas para adelgazar

Wok

El wok es la forma perfecta de cocinar verduras con poquísimo aceite. Se tienen que cocinar a fuego fuerte, así te quedarán al dente y cogerán ese sabor tan característico de las cocciones en wok. Pero no te olvides de que no sólo se pueden cocinar verduras en él. La carne y el pescado también son productos idóneos para este tipo de cocción. Quedarán dorados por fuera y muy jugosos y sabrosos por dentro.

Cocción al vapor

Quizás estés acostumbrado a cocer al vapor, pero si no, te contamos que hoy en día se puede hacer de forma sencillísima con recipientes de microondas especiales para ello. Es un método súper saludable y por supuesto podrás cocinar desde verduras hasta pescado o carne. Sin duda, es una de las mejores formas de cocinar comidas para adelgazar.

Papillote

Seguro que has oído hablar de este tipo de cocción. Sin embargo, poca gente tiene la costumbre de utilizarlo para cocinar sus recetas. Lo cierto es que es una técnica muy sencilla y con ella se consiguen platos muy sabrosos en poco tiempo. Es tan sencillo como envolver los alimentos en papel de aluminio y cocinarlos en el horno a temperatura media. En no más de media hora deberías tener todos tus platos cocinados.

Hervido

Por supuesto, también puedes hervir los alimentos. Lo más común es utilizar esta técnica con verduras. Por ejemplo, una buena opción sería hervir patatas, zanahorias y las verduras que te apetezcan, y una vez escurrido todo y en el plato, echar un poco de aceite y sal, te aseguramos que queda riquísimo.

Como ves, no son pocas las opciones que existen como alternativa a la clásica fritura y son perfectos para aplicarlos a tus comidas para adelgazar. Te aconsejamos que te animes y vayas probándolas todas. Además de ser más sanas, ¿quién sabe si encontrarás la técnica que hará que tus platos preferidos queden todavía más sabrosos?