exceso de azúcar

Ya hemos visto que el azúcar no es nuestro mejor amigo por diversos motivos. No es por manía, es que se ha comprobado que el exceso de azúcar simple tiene consecuencias graves para nuestra salud a largo plazo.

Pero… ¡si yo no utilizo casi azúcar! ¡Genial! Pero hoy vamos a aprender a descubrir que alimentos contienen azúcar y cuáles no. Seguramente después de leer esto te darás cuenta del exceso de azúcar que hay en tu despensa y tu nevera.

dieta personalizada

La mayor parte del azúcar que consumimos los españoles proviene del añadido a los alimentos. Es decir, no del que añadimos de forma voluntaria en casa. Así que, que te eches dos cucharaditas de azúcar en el café no debe ser lo que más te preocupe. El elevado consumo de azúcar por parte de la mayoría de la población es consecuencia del consumo habitual de bollería, chocolate, bebidas azucaradas, postres lácteos, cereales de desayuno, galletas, zumos…

La industria alimentaria no es tonta, y sabiendo que cada vez nos preocupamos más por este aspecto, a veces, por no decir todas, camufla el azúcar bajo otras denominaciones. Voy a explicarte un poco cómo descubrir si el alimento tiene o no azúcar, y si es en exceso.

¿Cómo descubrir el exceso de azúcar escondido?

Para esta tarea deberemos leer la lista de ingredientes y analizar diversos aspectos. Puede ser que no te apetezca, pero es conveniente empezar a saber qué es lo que estamos comprando realmente.

Los fabricantes están obligados a poner los ingredientes en orden de mayor a menor cantidad. Así que si «azúcar» aparece por el principio de la lista, es señal de que gran parte del producto es azúcar. Pero aquí aparece un nuevo problema. No siempre la palabra que se utiliza es «azúcar». Dextrosa, glucosa, fructosa, azúcar invertido, maltosa, maltodextrina… son algunos de los enrevesados nombres tras lo que se esconde la palabra azúcar. Que no te engañen estas palabras. Por último, y no por ello menos importante, hay veces que transforman partes del producto en azúcar mediante un proceso conocido como dextrinación. Esto explica por qué algunas papillas de bebé, por poner un ejemplo, indican que no llevan azúcares añadidos, aunque ésto no sea cierto. Si más del 20% de los hidratos de carbono son azúcares, no te fíes. Significará que el producto contiene gran parte de azúcar.

Ya ves que, con tal de hacer productos más apetecibles y vender más, la industria busca cualquier manera de ocultarnos la verdad.

Lee bien lo que compras y empieza a elegir por encima de todo tu salud y bienestar. Con un poco de práctica te será más fácil identificar el azúcar escondido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 1 =