comidas de verano

El verano y las vacaciones son sinónimo de helados, patatas fritas, postres y comida rápida, y eso suele llevar a un notable aumento de peso con el cual, muchas veces, no estamos a gusto.  Afortunadamente, con las frutas y verduras de estación, puedes preparar variadas comidas de verano y adelgazar 5 kilos que seguramente fue el exceso en este receso.

Tranquilas, no es preciso engordar en vacaciones. La típica noticia de todos los inicios de septiembre, es cuánto peso has subido durante tus vacaciones, vamos a intentar que este verano no se nos vaya de las manos con estas ideas que os vamos a dar.

dieta personalizada

Las principales causas de la subida de peso en las vacaciones de verano son, por un lado la perdida de rutina y de horarios, es decir, el cambio que hacemos de estar todo el año mirando el reloj y con prisas a pasar a un estado de relajación y con calma. Donde, además, las altas temperaturas nos hacen sentir más cansados y nos movemos menos todavía.

Por otra parte esta, el descontrol en las horas de comer, hay costumbre de hacerse tentempiés a deshoras, bien antes de comer o a mitad tarde, donde posteriormente realizaremos la comida o la cena correspondiente. Son ingestas que añadimos y normalmente no son muy sanas. Esta es una razón con bastante ‘peso’ a la hora de engordar en vacaciones.

Y por último, los helados, esos cremosos y llamativos helados que tanto apetecen en verano, dejamos de fijarnos en la cantidad de helado que tomamos durante este periodo de tiempo.

Pequeños consejos para tus comidas de verano

Así que desde Corporis Sanum, queremos darte unas ideas para que tus comidas de verano sean sanas y divertidas. A continuación te doy unos pequeños consejos:

– Cambia los alimentos ultraprocesados y de menor calidad por crudites de verduras o smoothies de frutas.

– Si te da pereza cocinar en verano, recuerda que puedes utilizar los procesados saludables como son las verdura congeladas o las legumbres de bote. Ahorraras tiempo en la cocina y lo podrás disfrutar en la piscina.

– Puedes hacer helados caseros, simplemente poniendo en los moldes leche con canela y utilízalos para matar con el gusanillo de los helados.

– Una forma de conseguir tomar verduras de manera más fresca es mediante ensaladas, ya sea la típica dieta Mediterránea como un plato principal que puede ser una ensalada de legumbres, de pasta o de arroz. Y también puedes tomarlas en gazpachos o en cremas frías, de esta manera además de tomar nuestra ración de verdura estamos aumentando la hidratación.

Ideas de comidas de verano

¡Ahora sí! Ha llegado el momento de ayudaros con ideas de recetas sanas y sabrosas para este verano. De este modo verás que es posible no engordar en vacaciones.

  1. Judías verdes con cuscús, nueces picadas y maíz. El cuscús es un alimento que se cuece en menos de 5 minutos, las judías las podemos comprar cocidas de bote, al igual que el maíz, y mezclándolo todo junto con un par de nueces picadas, tienes un plato que puedes dejarte preparado con antelación y disfrutarlo en la hora de comer.
  2. Garbanzos salteados con pimiento rojo, cebolla tierna y brócoli. En este caso también podemos comprar los garbanzos cocidos y por lo tanto solo tenemos que hacer el salteado de las verduras. Te recomiendo que aliñes este plato con un pozo de zumo de limón, le va a dar un toque fresco y esta buenísimo!
  3. Ensalada de melón con tacos de queso fresco, almendra picada y perejil. Esta idea es genial para una cena fresca, déjatela preparada con antelación en la nevera y veras que bien sienta cuando vayas a cenar.
  4. Gazpacho. Y es que no hay nada como los tomates frescos, el sabor del pimiento rojo (o verde, a gusto del comensal), la cebolla con el aceite de oliva virgen extra, el vinagre de vino blanco y los picatostes, para dar lugar a una receta fácil y rápida, bien propia del verano. No hay dudas de que el gazpacho es la receta más conocida fuera de nuestro país y la preferida por los que vienen en búsqueda de nueva gastronomía.
  5. Melón con jamón. Si buscas una receta fácil, pues no encontrarás una más sencilla que esta. Frescura y sabores por donde la mires. Simple, una buena rodaja de melón con varias lonjas del mejor jamón serrano por encima, y para coronar, unos frescos tomates cherry en la decoración. Como el melón es una fruta de verano, estará en su mejor momento. Asegúrate de que esté bien jugoso y dulce, para que contrarreste con el jamón salado y haga su magia.
  6. Salmorejo. Si buscas recetas para el verano, no puedes dejar de preparar este salmorejo. Una sopa de tomates fría con miga de pan triturada a la que se le incluye ajo, aceite de oliva, sal, vinagre, y algunos adeptos le añaden tomates secos por encima, lo que la convierte en una receta que explota de sabores y es muy refrescante para el verano.
  7. Ensaladas de verano. Aquí tienes frutas y verduras para tirar al techo e inventar un plato único como una deliciosa ensalada de verano. Los vegetales de esta estación se destacan por sus variados colores y sabores, por lo que, podrás combinar lo que quieras, que siempre quedará bien. Además recuerda que son muy económicas, pues la verdura de estación es más barata. Anímate a mezclar con fruta, verás lo refrescante que es.
  8. Sándwiches veraniegos. Si bien las harinas son un producto no recomendado cuando se intenta bajar de peso, los hidratos de carbono son necesarios para el organismo, por lo que si no los consumes en exceso, estará bien. Y qué mejor que en unos sándwiches veraniegos, donde los ingredientes son naturales y frescos. Si no tienes ganas de cocinar, esta es tu opción ideal. Puedes realizar el famoso sándwich de tres pisos, uno con los vegetales que más te apetezcan y el otro de pollo con salsa de tomate. Una delicia.
  9. Horchata con fartons. Claro que no podía faltar una receta de postre. Y el más aclamado y clásico del Mediterráneo es este, sobre todo en verano. No hay nada como la refrescante bebida de chufa con los dulces fartones que esperan para ser mojados en la horchata. Si lo sirves bien frío, es un postre perfecto para la hora de la merienda.
  10. Brochetas de frutas con chocolate. Y en el último puesto del top ten, nos encontramos con la clásica, pero deliciosa brocheta de frutas. Si hay algo saludable y rico, es la fruta. Y para el verano no hay nada mejor. Es una opción fácil, rápida, económica, y sin fallas, puesto que vas a elegir los tipos de fruta que más te guste. Si quieres darle más sabor, puedes añadirle chocolate amargo por encima, verás que no queda empalagoso ni pesado.

Ensalada de pasta con queso feta

Pues bien, si buscamos una receta de verano fácil, rica, en lo posible económica y saludable, esta es tu mejor opción, ya que además puedes llevártela a la playa y disfrutarla allí, con la vista del mar de fondo y un buen smoothie de frutas.

Solo necesitas de unos buenos tomates frescos, fruto seco si deseas, este delicioso queso feta que no para de ganar adeptos, rúcula y pasta integral, para tener lista esta ensalada mediterránea con mucho sabor.

Ingredientes:

  • Para la ensalada
  • Pasta integral 300 gr.
  • Queso feta 150 gr.
  • Tomates cherry 500 gr.
  • Rúcula 50 gr.
  • Para el aderezo
  • Zumo de limón: 4 cucharadas
  • Aceite de oliva virgen extra: 6 cucharadas
  • Orégano seco: 6 cucharaditas
  • Sal y pimienta negra al gusto

Preparación:

Lo primero que tienes que hacer es poner agua a hervir en una olla para cocinar la pasta. Una vez que llegó al punto de ebullición, coloca sal al agua y mete la pasta. El tiempo de cocción dependerá del punto que desees, si te gusta al dente, pues déjala unos minutos menos. Cuando ya está lista, es escurres y la reservas para que se enfríe.

Ahora prepara el aderezo. Es simple. Solo mezcla todos los ingredientes en un vaso y lo pruebas para ver si está a tu gusto. Reserva.

Es momento de lavar y cortar los tomates cherry por la mitad, cortar el queso feta en cubitos, colocar todo junto a la rúcula en un bol grande y añadir el aderezo. Cuando eso está bien mezclado, se lo agregas a la pasta. Rectifica de sabores con sal, pimienta y aceite si es necesario y ¡listo! A disfrutar de esta deliciosa receta de pasta fría.

Ahora bien, aquí te dejamos deliciosas recetas de verano fáciles que puedes realizar en tu casa sin tantos ingredientes ni preparación. Ya no hay excusas para comer sano y rico en verano.

¡Esperamos que estas recetitas te gusten! De todas formas, aprovecho para comunicarte que en Corporis Sanum acabamos de sacar un libro para que aprendas a alimentarte sano este verano, donde hay 25 ideas de recetas con productos de temporada que te van a permitir disfrutar de la cocina y del verano sin descuidar tu salud y tu peso.

comidas de verano
Soy diestista-nutricionista por la Universidad de Alicante. Me baso en ayudar a cambiar el estilo de vida de las personas para conseguir mejorar su salud física y mental. Ya que un cambio de habitos hace sentirte mejor contigo mismo y ganar confianza en tu día a día. Siempre trabajo desde la educación nutricional para lograr los objetivos personales sin esfuerzo. Número de colegiado: CV00693 / Colegio: Codinucova