beneficios de las alcachofas

Beneficios de las alcachofas

La alcachofa, una de las plantas medicinales estrella del invierno, es una de las verduras más depurativas y ricas en antioxidantes que ayudan a prevenir el desarrollo de enfermedades degenerativas. Su recolección abarca desde octubre donde también encontramos las calabazas hasta abril, y podemos consumirlas de temporada durante las estaciones de otoño e invierno. España es uno de los países con mayor producción de alcachofas, de hecho, es el segundo país más productor de esta verdura.

A la alcachofa se le atribuyen propiedades medicinales como beneficios vinculados al funcionamiento del hígado y la vesícula biliar, favorece la digestión y ayuda a eliminar toxinas por la orina. Además, es muy rica en fibra y ácido fólico que contribuye a la regeneración del cuerpo.

dieta personalizada

Es por ello que resulta muy recomendable en casos de enfermedades hepáticas, obesidad, colesterol y diabetes y se recomiendan encarecidamente en las dietas para adelgazar.

¿Qué nos aporta por cada 100 gramos?

  • Calorías: 47 kcal
  • Hidratos de carbono: 11 gr
  • Proteínas: 3,3 gr
  • Grasas: 0,1 gr
  • Fibra: 5,4 gr

Propiedades de la alcachofa

  • Tiene un gran poder alcalinizante gracias a su contenido en calcio, fósforo, magnesio y potasio.
  • Aporta vitaminas del Grupo B (B1, B6 y ácido fólico) y vitamina C.
  • Su acción antioxidante combate los daños de los radicales libres, previniendo o retrasando la aparición de enfermedades degenerativas y cardiovasculares.
  • Tiene un alto contenido de fibra, la inulina, una sustancia prebiótica que aumenta la flora bacteriana intestinal y reduce la concentración del nivel de azúcar en sangre tras las comidas. Además, ayuda a prevenir y tratar el estreñimiento, favoreciendo el tránsito intestinal.
  • Presenta una pequeña cantidad de sustancias como la cinarina que ayuda a proteger el hígado, ya que contribuye tanto a la formación de la bilis como a su liberación, favorece la regeneración de las células hepáticas y la digestión de las grasas.

Beneficios de las alcachofas

Tomar alcachofas tiene muchos beneficios, entre ellos:

  • Protege tu hígado

Estimula la producción de bilis por el hígado, ayuda a mantenerlo sano y a digerir las grasas contribuyendo a combatir problemas como los gases y previniendo la formación de cálculos biliares. Un consejo para aprovechar sus beneficios: cuando hierbas, no tires el agua ya que este caldo además de ser muy depurativo le sienta fenomenal al hígado.

  • Ayudan a reducir el colesterol

Algunos compuestos presentes en la alcachofa como la cinarina y las sesquiterpenlactonas, disminuye la formación del colesterol en las paredes de las arterias, previniendo la arteriosclerosis, e incrementan su expulsión mediante la bilis.

  • Mejora la digestión

Cuando tenemos la sensación de estar lleno y nuestras digestiones son lentas o pesadas, la alcachofa nos ayuda a calmar esa sensación y a combatir problemas como la dispepsia o los gases, favoreciendo el tránsito intestinal.

  • Tiene acción depurativa

Algunas sustancias ya mencionadas junto a su contenido en potasio favorecen la función renal y depurativa siendo recomendable para evitar la retención de líquidos y prevenir la hipertensión, el síndrome premenstrual, el exceso de ácido úrico, el reumatismo…

  • Es hipoglucemiante

La alcachofa es un alimento ideal para personas con diabetes, ya que su contenido en inulina es un hidrato de carbono de fácil asimilación y se absorbe de forma gradual evitando los picos de glucosa y manteniendo los niveles de glucosa en sangre.

  • Mejora problemas de la piel

Las alcachofas pueden mejorar algunas afecciones crónicas de la piel ya que al eliminar toxinas y excesos de grasa pueden mitigar enfermedades de la piel como el acné, la dermatitis o los eccemas.

beneficios de las alcachofas

  • Ayudan a prevenir el cáncer

Su contenido en flavonoides y ácido cafeico parece que disminuyen el riesgo de contraer cáncer, especialmente de colon y de mama.

¿Cómo podemos utilizarla en la cocina?

Lo mejor a la hora de escoger las mejores alcachofas es tener en cuenta su peso, cuanto más pesen mejor. Además es importante que tengan sus hojas bien cerradas y que tengan un aspecto fresco. Cuando vayamos a cocinarlas debemos cortar parte de la base, y las puntas, arrancando las hojas exteriores que resulten más fibrosas.

Las alcachofas son un alimento ideal para incluir en ensaladas, como guarnición, plato principal, en tortilla o incluso en cremas.

Podemos utilizar diferentes técnicas culinarias: al horno, a la plancha, al vapor…es bueno que en el momento de cocinarlas las rociamos con un chorrito de limón para evitar que se oxiden debido a su contenido en vitamina C y flavonoides. Además para evitar que se resequen podemos añadirles un poco de agua, caldo o un chorrito de aceite de oliva.

A continuación, apúntate las siguientes ideas para que te animes a probar las alcachofas a través de diferentes combinaciones:

Tentempiés

  • Tostada con paté de alcachofas, dátiles y limón

Ensalada

  • Ensalada de mozzarella, alcachofas y tomates secos
  • Ensalada de kale, alcachofas y avellana con aliño de menta
  • Ensalada templada de caqui, canónigos y alcachofas

Guarnición

  • Alcachofas a la plancha
  • Alcachofas a la vinagreta

Arroz

  • Arroz con alubias y alcachofas
  • Arroz con champiñones, cebolla, pimiento rojo, alcachofa y guisantes
  • Arroz con setas, alcachofa y cebolla

Huevo

  • Tortilla con alcachofas
  • Alcachofas rellenas de huevo y gambas

Guisos

  • Garbanzos con alcachofas y huevo
  • Guiso de alcachofas y patata

Pescado

  • Merluza en salsa verde con corazones de alcachofa
  • Alcachofas con gambas al limón
  • Alcachofas con almejas

Cremas

  • Crema de alcachofas
  • Crema de chirivías y alcachofas

Opciones vegetarianas o veganas

  • Tempeh con ajetes y alcachofas
  • Trigo sarraceno con alcachofas

Las alcachofas son un alimento muy interesante y versátil en la cocina con infinidad de combinaciones. Podemos aprovechar la temporada de otoño invierno para consumirlas de temporada y aprovechar sus beneficios.

Además de consumirla como alimento, las hojas de alcachofa frescas se utilizan para hacer infusiones, tinturas, extractos líquidos, cápsulas y comprimidos. Estas hojas tienen principios amargos como: cinaropicrina, flavonoides, ácidos cafeico y clorogénico, sales minerales –potásicas y magnésicas–, y vitaminas C y B. 

Sin embargo en caso de obstrucciones de los conductos biliares está contraindicada. Lo mismo sucede en embarazo y lactancia, ya que los principios amargos pueden pasar a la leche.En caso de litiasis biliar, lo mejor es consultar a tu médico antes de su uso.

Si necesitas ayuda para mejorar tu alimentación o simplemente quieres ideas para hacer tu alimentación más variada, no dudes en acudir a un dietista-nutricionista especializado. En Corporis Sanum te ayudamos a llevar una alimentación equilibrada adaptada a tus gustos, necesidades y estilo de vida.

 

beneficios de las alcachofas