prevenir el coronavirus

Situaciones tan extraordinarias como una pandemia mundial nos hacen darnos cuenta de lo frágil que es nuestra salud. Es por eso que buscamos a toda costa mecanismos para protegerla. Y ahora mismo la alimentación puede llegar a ser nuestra mejor aliada para fortalecer nuestras defensas y prevenir la aparición de cualquier enfermedad. Por eso a continuación vamos a hablarte de los mejores alimentos para prevenir el coronavirus. Además, aquí compartimos contigo una dieta para adelgazar 5 kilos, muy útil en estos tiempos en los que el confinamiento ha limitado nuestra actividad física.

Empecemos por el principio: ya sabrás que la mejor manera de fortalecer el sistema inmunológico es llevar a cabo una alimentación sana y variada junto con un buen estilo de vida. Nuestro sistema inmune es la defensa natural de nuestro cuerpo contra las infecciones, así que es el momento de darle todo lo que necesita para ayudarnos a prevenir el coronavirus, un virus tan agresivo que se ha convertido en una verdadera cuestión de salud pública.

dieta personalizada

Tenemos la suerte de vivir en una zona del planeta que mayoritariamente sigue una dieta mediterránea. En ella, las frutas, las verduras y las hortalizas tienen un papel fundamental. Y eso es muy buena noticia en lo referente a cuidar nuestra salud y ayudar a evitar la aparición de cualquier enfermedad, y también en este caso a la hora de prevenir el coronavirus. ¿Por qué decimos esto? Porque son precisamente estos alimentos los que más vitaminas, minerales y antioxidantes aportan a nuestro cuerpo. Eso les hace los alimentos ideales para salvaguardar nuestro organismo. En las siguientes líneas te detallamos qué más alimentos te ayudarán a prevenir el coronavirus.

Lista de alimentos para prevenir el coronavirus

Aunque nada nos protege completamente de contraer el sars cov-2, sí hay ciertos alimentos que ayudan en el control y la prevención de este virus. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Cítricos o alimentos ricos en vitamina C, como naranjas, limones, kiwis, fresas o pimientos.
  • Productos fermentados, como el kéfir, los yogures o el chucrut, ya que sus bacterias vivas nos ayudan a asimilar mejor los nutrientes, además de aportar microorganismos beneficiosos para nuestros intestinos.
  • Huevos, por su aporte en zinc y selenio, que son minerales esenciales a la hora de fortalecer nuestras defensas.
  • Alimentos antioxidantes como la remolacha, el brócoli o la col lombarda. Todos los alimentos con poder antioxidante son grandes aliados para nuestro organismo, no solo en lo relativo a ayudar a prevenir el coronavirus. La capacidad antioxidante es la responsable de ayudar a nuestro organismo a combatir los tan temidos radicales libres, responsables de enfermedades tan graves como el cáncer.
  • Ajo y cebolla: Esta es una combinación excelente, ya que estos dos alimentos te ofrecen protección antiviral y antiinfecciosa. Además de subir tus defensas, también ayudan a tus vías respiratorias, las principales afectadas en el caso del coronavirus.
  • Jengibre y limón: Si hablamos de buenas combinaciones no podemos obviar la de jengibre y limón. Ambas tienen la capacidad de reforzar tu sistema inmunológico, especialmente si las tomas de manera conjunta, ya que se reforzará su acción.
  • Todos aquellos alimentos que contengan dosis elevadas de vitamina A, B1, B6 o C, ya que son las que más contribuyen al buen estado del sistema inmunitario
  • Aguacate o pescados azules, por su gran presencia de vitamina D, la “supervitamina”. De todos modos, la mejor y más efectiva manera de absorber vitamina D es la exposición a la luz solar de manera regular.

Recomendaciones de la OMS para prevenir el coronavirus

La Organización Mundial de la Salud está muy implicada en lo que respecta a frenar este virus, y por ello comparte y actualiza constantemente las recomendaciones que debemos seguir si queremos evitar al máximo las posibilidades de infectarnos. Estas son sus palabras:

  • Proteger la nariz y la boca con una mascarilla de alta protección, si puede ser ffp2.
  • No tocar las zonas sensibles de la cara como ojos, nariz y boca después de haber tocado superficies que puedan estar contaminadas. Es precisamente por esas vías por las que entra el virus.
  • Cuando sienta la necesidad de toser o estornudar, hágalo cubriéndose la boca y la nariz con un pañuelo desechable o con el codo flexionado. En caso de usar el pañuelo, debe ser inmediatamente tirado a una papelera que tenga tapa. Después, hay que lavarse las manos de manera efectiva. 
  • Lavar continuamente las superficies de casa que se tocan con frecuencia.
  • Evite el contacto al máximo. En caso de que sea imprescindible encontrarse con otras personas, evite el contacto físico al saludarse. Las fórmulas muy seguras para saludarse son saludar con un gesto de la mano o inclinar la cabeza y el cuerpo hacia delante.
  • Lávese las manos con frecuencia. Eso es mucho más eficaz e higiénico que usar guantes de goma. Esto es así porque lavarse las manos evita algo que los guantes no pueden conseguir: llevando puestos guantes de goma, si en un descuido nos tocáramos la cara después de haber tocado algo con los guantes puestos, la infección podría pasar de los guantes a la cara y contagiarnos.
  • Si un contacto cercano ha sido diagnosticado con COVID-19, debe ponerse en contacto con el servicio telefónico de atención de salud, que le indicará los pasos a seguir. Por el momento, lo esencial es aislarse.
  • Si sufre algunos de los síntomas conocidos de la COVID-19, aunque sean débiles como tos, dolor de cabeza o febrícula y tiene la sensación de que puede ser una persona infectada, el consejo es el mismo: permanecer en aislamiento en casa y pedir orientación al proveedor de atención médica por teléfono, quien probablemente le encargará una prueba de detección del sars-cov2.

Otros hábitos que nos ayudan a prevenir el coronavirus

La OMS y otros organismos oficiales, así como los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades o CDC, recomiendan la vacunación. Esa es la herramienta por el momento más efectiva para prevenir el coronavirus. Por mucho que nos protejamos, esta enfermedad escapa a nuestro control y no podemos tener la garantía total de que nos libraremos de ella solo por nuestro buen comportamiento.

Ahora bien, hay hábitos que sí nos pueden servir de escudo. Ya hemos hablado de la importancia de consumir alimentos para prevenir el coronavirus en la medida de lo posible, pero además de tener en cuenta la alimentación, hay otros aspectos de nuestra vida mediante los que también podemos intentar prevenir el contagio.

No debemos olvidarnos de mantener un buen estilo de vida en el que se incluya el ejercicio físico regular. Esto puede volverse un reto mayor teniendo en cuenta que si seguimos aislados no podemos seguir de casa y que, aunque en nuestra zona ya no haya aislamiento, los movimientos siguen estando en cierta manera limitados. Ese aparente inconveniente puede convertirse en la oportunidad para adquirir el hábito de hacer ejercicio en casa. Aunque puedas pensar que no, las opciones son infinitas. Bucea en la red y encontrarás muchísimas pautas de entrenamiento en función de tus necesidades, así como tutoriales muy completos. 

También debemos hacer referencia a descanso. Este está relacionado con la prevención del sobrepeso y de enfermedades como las cardiovasculares. Cuando dormimos, nuestro organismo se encarga de recoger toda la energía necesaria para seguir adelante. Y eso se vuelve aún más necesario si cabe cuando nuestro objetivo es prevenir el coronavirus, ya que nuestro cuerpo necesita estar mucho más despierto.

En definitiva: el coronavirus es un atacante feroz que nos ha puesto a prueba. Por desgracia, nada es totalmente infalible contra él. Lo único que podemos hacer es valernos de los recursos que tenemos a nuestro alcance para prevenir el coronavirus: alimentación, hábitos, precauciones y, sobre todo, la vacunación.

prevenir el coronavirus
Soy diestista-nutricionista por la Universidad de Alicante. Me baso en ayudar a cambiar el estilo de vida de las personas para conseguir mejorar su salud física y mental. Ya que un cambio de habitos hace sentirte mejor contigo mismo y ganar confianza en tu día a día. Siempre trabajo desde la educación nutricional para lograr los objetivos personales sin esfuerzo. Número de colegiado: CV00693 / Colegio: Codinucova