aceite de oliva

Una alimentación balanceada y saludable es uno de los factores clave para que podamos gozar de salud y bienestar. Por otra parte, si nuestra meta es bajar de peso, es importante que sigamos una dieta para adelgazar de forma sana, ya que debemos seguir una alimentación que sean equilibrada, que sea sostenible en el tiempo y que nos permita obtener todas las vitaminas, minerales y nutrientes que nuestro cuerpo necesita para llevar a cabo todas sus funciones. Además, una buena alimentación también debe proporcionarnos la energía que requerimos para realizar todas nuestras actividades.

Es por ello que una dieta balanceada debería incluir ingredientes de todos los grupos alimenticios, por lo que siempre es bueno que incluyamos legumbres, cereales, buenas fuentes de proteína, frutas, verduras, hortalizas y grasas saludables. Y es que muchas veces solemos pensar que todas las grasas son perjudiciales para la salud, pero la verdad es que nuestro organismo realmente necesita de las grasas saludables para poder funcionar correctamente, pues este tipo de grasas nos aportan energía, protegen a nuestros órganos, permiten el buen desarrollo y la adecuada actividad cerebral y también ayudan a transportar las vitaminas.

dieta personalizada

Como hemos podido notar, las grasas saludables son indispensables para nuestra salud, por lo que vale la pena que comencemos a incluir una de las mejores fuentes de grasas saludables, el aceite de oliva. Este aceite es ampliamente consumido y apreciado alrededor del mundo, pues no solo le da un sabor increíble a nuestras comidas, sino que también es una fuente maravillosa de vitaminas y nutrientes esenciales. Es por este motivo que el aceite de oliva se conoce como el oro líquido, pues se trata de un aceite que posee múltiples beneficios para la salud, y son estos beneficios los que lo convierten en uno de los ingredientes que no deberían faltar nunca en nuestra cocina. 

El aceite de oliva

Aunque podemos encontrar diferentes presentaciones del aceite de oliva, la mejor opción siempre será el aceite de oliva virgen extra (AOVE). El AOVE resulta ser mejor que otros debido al proceso que se utiliza para su obtención, ya que el AOVE se obtiene únicamente mediante procesos mecánicos. Esto nos permite estar seguros de que conserva mejor todas sus propiedades beneficiosas.

Tampoco podemos olvidar mencionar que el aceite de oliva se consigue del fruto del olivo mediante un proceso de presión bastante simple, es este proceso el que nos permite obtener el valioso oro líquido. Y claro, el aceite de oliva ha sido una parte muy importante de la gastronomía en el Mediterráneo, por lo que actualmente se sigue consumiendo ampliamente como parte de las recetas más variadas. 

aceite de oliva

¿Cuáles son los beneficios del aceite de oliva?

El aceite de oliva virgen extra o AOVE es sin duda una de las mejores opciones que podemos escoger para preparar o darle un toque de sabor a nuestras comidas, ahora es momento de que conozcamos cuáles son algunos de los beneficios de este aceite.

Es rico en vitaminas liposolubles

Uno de los mayores beneficios del aceite de oliva es que nos puede aportar vitaminas liposolubles como la vitamina A, la vitamina D, la vitamina E y la vitamina K. La vitamina A es esencial para la buena salud de la vista y para el adecuado funcionamiento de nuestro sistema inmune. La vitamina D por su parte, es importante para que nuestro cuerpo pueda absorber algunos minerales como el calcio y el fósforo, por lo que esta vitamina resulta ser vital para la buena salud de los huesos. 

La vitamina E posee importantes características antioxidantes, mientras que necesitamos obtener vitamina K para la formación de huesos y tejidos sanos.

Posee polifenoles

El aceite de oliva nos puede permitir disfrutar de una comida saludable, pues este aceite es rico en polifenoles. Los polifenoles son compuestos vegetales con importantes propiedades antioxidantes que pueden ayudar a prevenir el daño que los radicales libres causan en las células. Los polifenoles también podrían llegar a proteger las paredes de los vasos sanguíneos y son antiinflamatorios.

Asimismo, se cree que una alimentación rica en polifenoles puede ser de gran ayuda para prevenir la aparición de ciertas enfermedades cardiovasculares y para gozar de buena salud en general. 

Ayuda a aumentar el colesterol bueno

El consumo regular de aceite de oliva puede ayudar a aumentar nuestros niveles de colesterol bueno (HDL). Los niveles altos de este tipo de colesterol suelen estar asociados a un menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, por lo que es importante que nuestra dieta incluya alimentos que nos ayuden a mejorar nuestros niveles de HDL. 

También es importante que reduzcamos nuestros niveles de colesterol malo o LDL, pues una gran cantidad de colesterol malo puede hacer que nuestras arterias se endurezcan y se estrechen. Es por ello importante que incluyamos fibra alimentaria o alimentos nutritivos que nos permitan disminuir la cantidad de LDL. 

Es una grasa saludable

El aceite de oliva virgen extra también se encuentra entre las grasas más saludables que podemos encontrar, pues este aceite es una buena fuente de omega 3. El omega 3 ayuda a reducir los niveles de triglicéridos, disminuye la acumulación de placa en las arterias y también podría ser beneficioso para reducir la presión arterial. Es por ello que deberíamos consumir alimentos ricos en omega 3 como el aceite de oliva, las semillas de chía, el salmón, etc. 

Podemos estar seguros de que incluir aceite de oliva en nuestra dieta es una de las mejores decisiones que podemos tomar. Y es que este tipo de aceite no solo es beneficioso para nuestra salud, sino que posee un punto de fusión menor que otras grasas, por lo que es un aceite más estable para cocinar o para freír. Esto también significa que hay menos posibilidades de que se formen compuestos perjudiciales para la salud. No podemos olvidar mencionar que el aceite de oliva virgen extra (AOVE) suele ser el más recomendable, pues se trata de un tipo de aceite poco procesado que se obtiene por medio de procesos completamente mecánicos. 

Todo lo anterior hace que el aceite de oliva sea la mejor elección por encima de otro tipo de grasas cuando se trata de cocinar. Además, el aceite de oliva también se puede consumir crudo, por lo que podemos añadirlo fácilmente en ensaladas o en otro tipo de preparaciones, esto nos permitirá maximizar aún más sus propiedades beneficiosas ¿qué esperas para incluir este poderoso aceite en tus recetas favoritas?

aceite de oliva
Te ayudamos a lograr tu mejor versión a través de una alimentación equilibrada sin pasar hambre. Una dieta adaptada a tus necesidades nutricionales.