que es la fibromialgia

¿Qué es la fibromialgia?

En este post te vamos a hablar de qué es la fibromialgia. La fibromialgia es un trastorno crónico caracterizado por una percepción anormal del dolor en todo el cuerpo y sensación de fatiga entre otros síntomas. Este trastorno, caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado, a pesar de que se parece al originado en las articulaciones, no es considerado una enfermedad articular, más bien podemos hablar de una enfermedad inflamatoria que probablemente se ha producido a causa de una hipermeabilidad intestinal.

La fibromialgia se puede tratar con una alimentación correcta  dietas para adelgazar de forma saludable con Corporis Sanum. Si quieres saber más, continúa leyendo este artículo.

dieta personalizada

La fibromialgia es una enfermedad muy frecuente, entre el 2 y el 6% de la población la padece. Es más común en mujeres de edad mediana, con antecedentes familiares. Puede presentarse como única alteración (fibromialgia primaria) o asociada a otras enfermedades (fibromialgia concomitante) como el lupus o la artritis reumatoide.

Causas de la fibromialgia

No se conocen las causas de la fibromialgia, pero en esta alteración parece ser que hay muchos factores implicados. Una de ellas sería la genética: tener antecedentes familiares es un factor de riesgo a la hora de padecer la enfermedad. Por otro lado, hay personas que desarrollan la enfermedad sin causa aparente o en cambio puede aparecer tras sufrir una infección bacteriana o viral, o algún suceso físico o emocional como un accidente de tráfico.

La hipermeabilidad intestinal también podría ser una causa ya que un intestino dañado deja pasar todo tipo de sustancias provocando una reacción inflamatoria del sistema inmune que puede afectar especialmente a músculos y tendones

Síntomas de la fibromialgia

Mucha gente nos pregunta qué es la fibromialgia o qué siente una persona con fibromialgia. La fibromialgia consiste en una anomalía en la percepción del dolor, percibiendo como dolorosos estímulos que no lo son. Causa dolor leve pero molesto y constante durante al menos 3 meses.

Además del dolor, la fibromialgia puede producir una fatiga asociada a la dificultad de descansar correctamente, teniendo trastornos del sueño o apnea. Esto conlleva una falta de atención y dificultad para concentrarse, mala tolerancia al esfuerzo, sensación de rigidez generalizada, dolores de cabeza como la migraña, cistitis, síndrome del colon irritable, dolores en la menstruación, endometriosis y hasta en un 25% de los casos provoca ansiedad y depresión.

que es la fibromialgia

Diagnóstico de la fibromialgia

El test para saber si tengo fibromialgia o el diagnóstico lo puede identificar un reumatólogo cuando las alteraciones que presenta el paciente concuerdan con sus características, como la presencia de dolor difuso de más de 3 meses de evolución y sensibilidad al dolor aumentada a la palpación digital en al menos 11 de 18 localizaciones anatómicas propuestas.  En un gran número de los casos existen síntomas de otras enfermedades asociadas, siendo en la mayoría de las ocasiones artrosis o un síndrome doloroso de partes blandas.

No existen pruebas complementarias ni datos radiológicos que apoyen el diagnóstico, pero es importante realizar una serie de pruebas que permitan realizar un diagnóstico diferencial correctamente como pruebas de laboratorio, por ejemplo. Muchos pacientes con fibromialgia desean saber si tienen osteoporosis por lo que se puede realizar una densitometría ósea para descartarla. Es muy importante establecer un diagnóstico claro para reducir los síntomas y la ansiedad que provoca el no saber que está causando el dolor.

Tratamiento de la fibromialgia

La ansiedad no tiene cura definitiva, por lo que el objetivo del tratamiento será aliviar el dolor y tratar los síntomas para mejorar la calidad de vida del paciente.

Lo fundamental será conocer los factores desencadenantes de los brotes y realizar un tratamiento de las alteraciones psicológicas asociadas en el caso de que las haya, como las ya mencionadas ansiedad y depresión, así como realizar actividad física de manera suave diariamente.

Por otro lado, será importante también crear unas condiciones ideales para descansar correctamente como tener un colchón adecuado, una almohada baja, evitar consumir bebidas o alimentos estimulantes o la presencia de ruidos y luces, así como evitar utilizar algún dispositivo electrónico antes de ir a dormir.

Para aliviar el dolor se puede recurrir a la toma de analgésicos o relajantes musculares pero siempre pautados por el médico. Los antidepresivos aumentan los niveles de serotonina mejorando los síntomas de la fibromialgia pero igualmente tienen que ser suministrados bajo prescripción médica.

Respecto a la alimentación, para tratar el proceso inflamatorio será fundamental llevar a cabo una dieta antiinflamatoria con el objetivo de revertir la situación y proporcionar al organismo bacterias saludables para generar una microbiota fuerte.

¿En qué alimentos se basa una dieta antiinflamatoria?

  • Grasas saludables como el aguacate, los frutos secos, las semillas de chía o de lino, el pescado azul o el aceite de coco de primera presión en frío, nos van a aportar ácidos grasos omega 3, 6 y 9 con acción antiinflamatoria, además de vitaminas C y E, antioxidantes.
  • Especias como el jengibre o la cúrcuma. Recuerda acompañarlas de pimienta negra para absorber mejor. Las puedes agregar a cualquier receta prácticamente.
  • Probióticos como el kéfir, el yogur, la col fermentada…van a aportar microorganismos beneficiosos para la flora intestinal.
  • Alimentos ricos en vitamina D y triptófano. No olvidemos la importancia de tomar el sol para obtener vitamina D y el consumo de triptófano a través de alimentos como el plátano, las semillas, las nueces o la calabaza que va a sintetizar la serotonina que se necesita para hacer frente al dolor.
  • Verduras y hortalizas como el brócoli, la remolacha, el ajo…
  • Frutas antioxidantes: arándanos, frambuesas, moras…que contienen antocianinas, un potente antioxidante que ayuda a luchar contra los radicales libres.
  • Caldo de huesos: contiene aminoácidos como la glicina y la arginina que tienen efectos antiinflamatorios fundamentales para una respuesta inmunitaria correcta y glutamina que actúa como un antiinflamatorio natural de la mucosa intestinal y del tejido linfático, favoreciendo la reparación de la permeabilidad.
  • Reducir el gluten, lácteos, alimentos refinados, grasas saturadas, alcohol…por su efecto inflamatorio en el organismo.

Además debemos saber gestionar situaciones estresantes y podemos utilizar otras terapias como la terapia medicinal, los masajes terapéuticos, la acupuntura para tratar el problema del dolor.

El pronóstico de la fibromialgia no es muy alentador y se debe transmitir al paciente para no crear falsas expectativas: las personas con fibromialgia deben aprender a vivir con este trastorno, ya que la duración media de los síntomas es superior a 15 años, pudiendo empeorar el dolor, la fatiga o los trastornos del sueño. Sin embargo, con una atención médica adecuada, alrededor de un 66% tienen una mejoría global.

A pesar de tener una pautas generales para este tipo de trastorno, hemos de tener en cuenta que la alimentación debe ser siempre equilibrada y personalizada ya que lo que es bueno para una persona igual no lo es para otra.

Ahora que sabes qué es la fibromialgia si tienes dudas o quieres tratar alguna patología, cambiar tu alimentación y comenzar un estilo de vida saludable no dudes en acudir a una nutricionista cualificada que te ayude en tu caso. En Corporis Sanum podemos guiarte sobre cómo llevar una alimentación saludable adaptada a tus gustos, necesidades y estilo de vida. Síguenos en nuestras redes sociales para estar al día de todo lo que hacemos.

que es la fibromialgia