Huevo poché

¿Buscas preparar un plato que sea fácil, nutritivo y delicioso? El huevo poché con aguacate y langostino es una opción perfecta. Este plato no solo tiene gran valor nutritivo, sino que, además, es una elaboración muy atractiva para una rica comida, una cena familiar o un compartir entre amigos. También lo podemos incluir en nuestra dieta para bajar de peso, adelgazar 10 kilos, perder 20 kilos e incluso algo más. 

Sabemos que preparar huevos es sencillo. Además de huevos fritos, solemos preparar huevos con la cáscara, como huevos pasados por agua hirviendo que resultan en una clara de textura gelatinosa y de yema líquida; huevo duro, para dar una clara y yema sólida suave, y el huevo que cocemos a baja temperatura, cuya clara nos resultará ligeramente poco cuajada y la yema, será más o menos líquida, dependiendo del tiempo de cocción. Sin embargo, quizás lo más difícil de esta receta que traemos sea cocer el huevo poché, porque se prepara sin cáscara; sobre todo, si antes no lo has intentado o si lo has hecho y no te ha quedado bien. Nosotras te contaremos algunos secretos para que tu huevo poché quede genial, porque cocer un huevo sin cáscara en agua caliente, sin lugar a duda, desafía las leyes de la cocción natural de huevos.

La receta clásica para hacer huevos poché o huevos escalfados no es fácil, es posible desperdiciar muchos huevos hasta que salga bien. Parece que hay que tener mucho tacto para dar en el punto clave. Pero nosotras te vamos a enseñar una manera más fácil, sencilla y con resultados infalibles para preparar huevo poché. ¡Tu huevo poché quedará perfecto!

Vamos a hacer el huevo poché con papel film, en donde empaquetaremos el huevo, tratando de evitar que se derrame durante su cocción en agua caliente. Esta técnica funciona muy bien, y en nuestra preparación, más adelante, te la vamos a explicar en detalle. 

Además del huevo poché, tenemos en nuestra elaboración otros protagonistas: aguacates, y langostinos acompañados con hojas de rúcula. Esta combinación de ingredientes otorga una vistosidad y un sabor genial a toda la preparación. ¡Te va a encantar!

Por otra parte, las propiedades nutritivas del plato no dejan de sorprendernos. El huevo es un ingrediente rico en nutrientes esenciales. Su aporte calórico es bajo (entre 90 y 100 Kcal), su contenido graso es mayor en grasas monoinsaturadas, que son las más saludables, y posee hierro y proteínas de alta calidad. Por su parte, los langostinos son una rica fuente de proteínas de elevado valor nutricional, mientras que el aguacate, es un superalimento, saludable y muy completo. Finalmente, la rúcula, un vegetal que además de matizar el plato, lo enriquece con sus propiedades y beneficios para la salud en general.

¿Estás listo para disfrutar de esta elaboración? Te invitamos a preparar esta saludable receta de huevo poché con aguacate y langostinos. ¡Lo vas a disfrutar!

Ingredientes para preparar huevo poché con aguacate y langostinos

  • 1 huevo fresco
  • ½ aguacate
  • 4 o 5 unidades de langostinos cocidos y sin concha
  • 25 gramos de rúcula
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva Virgen Extra (AOVE)

Preparación de huevo poché con aguacate y langostinos

Antes de comenzar con nuestra elaboración, es aconsejable y primordial utilizar huevos que sean lo más frescos posible. Una buena manera de comprobar la frescura del huevo es colocarlo en un vaso con agua y, si el huevo se asienta de forma horizontal en el fondo, tenemos un producto bien fresco que garantizará la textura deseada del huevo poché. Si el huevo no está fresco, se puede agregar un chorrito de vinagre en el agua en donde se cocerá, esto asegurará que la clara y la yema no se separen.

Primer paso. 

Los huevos poché se preparan sin cáscara, se cocinan en agua caliente y se distinguen porqué presentan la yema totalmente cubierta por la clara, tal como si se tratara de un saco. La forma tradicional de prepararlos es sin ningún tipo de bolsa, no obstante, sin ella, es mucho más complicado obtener el resultado deseado. Por ello te compartimos una forma infalible para hacer huevos poché con papel film y que queden perfectos.

  • Cogemos un bol o taza pequeña y colocamos en su interior una lámina de papel film dejando suficiente papel por fuera del recipiente para luego poder envolver el huevo.
  • Cascamos el huevo dentro del tazón y sobre el papel film.
  • Vertemos un chorrito de AOVE y salpimentamos. Cuando hacemos huevos poché de esta manera tenemos la oportunidad de agregar condimentos o las especies que deseemos directamente sobre el huevo.
  • Tomamos el papel que ha quedado por fuera del tazón y empaquetamos bien (hacemos una especie de saco que contiene el huevo), es decir, cogemos los extremos del papel film, los unimos y los atamos, tratando de formar un paquetico con el huevo (crudo) dentro.
  • Para cerrar bien la bolsa y evitar que el huevo se derrame, la clara salga o entre agua; cerramos sin que quede aire adentro y hacemos un pequeño nudo. También puedes usar hilo de cocina para sujetar y cerrar bien la bolsa.
  • Ponemos una olla con agua a calentar. Cuando el agua esté en su punto de hervir, bajamos el calor a fuego medio e introducimos el huevo que hemos envuelto en papel de film.
  • Cocinaremos el huevos de 3 a 4 minutos. Una manera de cortar la cocción y evitar que el huevo se siga cocinando (luego de este tiempo) es retirar el huevo poché de la olla y pasarlo de inmediato a un recipiente que contenga agua fría.
  • Cuando ya se haya cortado la cocción. Retiramos con cuidado el papel y listo: ¡Hemos preparado nuestro huevo poché! 
  • Reservamos.

¡El resultado es espectacular!. Esta técnica es muy fácil, rápida y siempre queda genial. Es normal que nuestro huevo pueda tener algunos sobrantes de clara. Cuando vayas a emplatar, puedes recortarlas con un cuchillo o con unas tijeras. ¡Te quedará de lo más lucido!

Segundo paso. 

  • Tomamos el aguacate y lo cortamos por la mitad.
  • Cogemos una mitad de aguacate y luego con un cuchillo, la laminamos.
  • Ahora tomamos una cuchara para retirarlo de su cáscara y despegarlo con cuidado.
  • Reservamos

Tercer paso. 

Lavamos la rúcula con agua fría corriente, la dejamos secar, la aliñamos con AOVE y salpimentamos.

Cuarto paso. 

  • Cogemos la lima, la lavamos, la secamos y luego rallamos su piel. Guardamos un poco de ralladura de lima.
  • Luego, exprimimos para obtener su zumo y reservamos.

Quinto paso. 

Una vez listos todos los ingredientes procedemos a emplatar. Para ello:

  • Tomamos la fuente para servir, hacemos una cuna de rúcula y la aliñamos con aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta al gusto.
  • Colocamos sobre esta cuna el aguacate laminado.
  • Repartimos los langostinos cocidos y pelados.
  • Ahora, colocamos nuestro huevo poché.
  • Para finalizar, salpimentamos y espolvoreamos ralladura de lima por encima y un poco de zumo. Y… ¡listo para degustar!

Sin duda, una receta muy especial y nutritiva que te hará agua la boca. Este plato está delicioso y además es muy fácil de preparar, por lo que añadirlo a tu dieta será muy sencillo. ¡Buen provecho!

Los ingredientes que utilizamos son exquisitos y de elevado valor alimenticio. La receta es una combinación de frescura y sabor que nos alegrará, sobre todo, en esos días de calor. Además, la presentación es genial y el poder nutricional que aguarda en cada ingrediente es una explosión de vitaminas, minerales y proteínas que favorecen nuestra salud en general.

Prepara tus propios huevos poché con papel film, acompáñalos de forma saludable y disfruta del sabor de variadas y nutritivas comidas. ¡Anímate!

ESTA Y OTRAS MUCHAS MÁS RECETAS EN NUESTROS PLANES NUTRICIONALES

https://vimeo.com/322203266
Huevo Poché con aguacate y langostinos

Increíble receta de Huevo Poché con aguacate y Langostinos, una receta sencilla de preparar y fresquita para los días en los que hace mucho calor...

Tipo: Aperitivo

Cocina: Mediterránea

Palabras claves: Huevo poché

Rendimiento de la receta: 1 persona

Tiempo de preparación: 5M

Tiempo de cocinado: 30M

Tiempo total: 35M

Nombre del vídeo de receta: Huevo poché con aguacate y langostinos

Descripción del vídeo de receta: ¿Buscas preparar un plato que sea fácil, nutritivo y delicioso? El huevo poché con aguacate y langostino es una opción perfecta. Este plato no solo tiene gran valor nutritivo, sino que, además, es una elaboración muy atractiva para una rica comida, una cena familiar o un compartir entre amigos. También lo podemos incluir en nuestra dieta para bajar de peso, adelgazar 10 kilos, perder 20 kilos e incluso algo más.

Miniatura del vídeo de receta: https://i.vimeocdn.com/video/765081982-51404e0018e670ea6eea802d6a3f8f810947911ab4ae3b66674becddb5d9b777-d_130x73

Ingredientes de la receta:

  • 1 Aguacate
  • Langostinos
  • 1 huevo
  • Rúcula
  • Lima
  • 1 pizca de sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

Instrucciones de la receta:

Primer paso:

  • Los huevos poché se preparan sin cáscara, se cocinan en agua caliente y se distinguen porqué presentan la yema totalmente cubierta por la clara, tal como si se tratara de un saco. La forma tradicional de prepararlos es sin ningún tipo de bolsa, no obstante, sin ella, es mucho más complicado obtener el resultado deseado. Por ello te compartimos una forma infalible para hacer huevos poché con papel film y que queden perfectos. Cogemos un bol o taza pequeña y colocamos en su interior una lámina de papel film dejando suficiente papel por fuera del recipiente para luego poder envolver el huevo. Cascamos el huevo dentro del tazón y sobre el papel film. Vertemos un chorrito de AOVE y salpimentamos. Cuando hacemos huevos poché de esta manera tenemos la oportunidad de agregar condimentos o las especies que deseemos directamente sobre el huevo. Tomamos el papel que ha quedado por fuera del tazón y empaquetamos bien (hacemos una especie de saco que contiene el huevo), es decir, cogemos los extremos del papel film, los unimos y los atamos, tratando de formar un paquetico con el huevo (crudo) dentro. Para cerrar bien la bolsa y evitar que el huevo se derrame, la clara salga o entre agua; cerramos sin que quede aire adentro y hacemos un pequeño nudo. También puedes usar hilo de cocina para sujetar y cerrar bien la bolsa. Ponemos una olla con agua a calentar. Cuando el agua esté en su punto de hervir, bajamos el calor a fuego medio e introducimos el huevo que hemos envuelto en papel de film. Cocinaremos el huevos de 3 a 4 minutos. Una manera de cortar la cocción y evitar que el huevo se siga cocinando (luego de este tiempo) es retirar el huevo poché de la olla y pasarlo de inmediato a un recipiente que contenga agua fría. Cuando ya se haya cortado la cocción. Retiramos con cuidado el papel y listo: ¡Hemos preparado nuestro huevo poché! Reservamos.

Segundo paso:

  • Tomamos el aguacate y lo cortamos por la mitad. Cogemos una mitad de aguacate y luego con un cuchillo, la laminamos. Ahora tomamos una cuchara para retirarlo de su cáscara y despegarlo con cuidado. Reservamos

Tercer paso:

  • Lavamos la rúcula con agua fría corriente, la dejamos secar, la aliñamos con AOVE y salpimentamos.

Cuarto paso:

  • Cogemos la lima, la lavamos, la secamos y luego rallamos su piel. Guardamos un poco de ralladura de lima. Luego, exprimimos para obtener su zumo y reservamos.

Quinto paso:

  • Una vez listos todos los ingredientes procedemos a emplatar. Para ello: Tomamos la fuente para servir, hacemos una cuna de rúcula y la aliñamos con aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta al gusto. Colocamos sobre esta cuna el aguacate laminado. Repartimos los langostinos cocidos y pelados. Ahora, colocamos nuestro huevo poché. Para finalizar, salpimentamos y espolvoreamos ralladura de lima por encima y un poco de zumo.

Puntuación del editor:
5
Huevo poché
Soy cocinero de vocación y de profesión, decidí cambiar mi vida en la ingeniería mecánica para dedicarme a lo que verdaderamente siempre me ha motivado, cursando mis estudios en la escuela de cocina de Benidorm Ies Mediterranea, en el 2006, siempre con una formación activa con diferentes tipos de cursos y por un interés por todo tipo de cocina, siempre desde la base de la cuidada tradición e incorporando nuevas técnicas para que el resultado en el plato sea tan sabroso como saludable. Después de mis trece años dedicándome a como digo yo “ quitar el hambre en esta parte del mundo”, decidí enfocar mis intereses y mi inquietud en que mucha mas gente pierda el miedo a cocinar a la vez que con unos pequeños hábitos saludables, pueda mejorar la vida de uno mismo y de la gente que le rodea. Disfruto de mi trabajo y de ver como cada día más gente consigue sus objetivos con mi ayuda. Yo sigo creciendo con ellos.