dieta para la dislipemia

En este artículo te vamos a hablar sobre la dislipemia y darte una dieta para la dislipemia que se adapte a ti. Lo que comemos tiene un impacto considerable en nuestra salud y en nuestro bienestar general, esta es una de las razones por las que tantos profesionales recomiendan seguir una dieta sana y equilibrada.

Y es que el balance es vital para conseguir cambios positivos en nuestro bienestar, pues lo primordial es poder encontrar una alimentación que sea sostenible a largo plazo, que nos permita sentirnos llenos de energía y que además nos ayude a reducir los síntomas de cualquier padecimiento que nos esté afectando.

Además, es importante que nuestra alimentación no sea excesivamente restrictiva, ya que este tipo de dietas podrían tener consecuencias negativas en nuestra salud y también podrían impedirnos obtener todos los nutrientes que nuestro organismo necesita. Pues nuestro cuerpo requiere de una enorme variedad de nutrientes, vitaminas y minerales para poder cumplir con todas y cada una de las funciones que debe realizar diariamente. Es por ello que todas las dietas deben ser variadas, equilibradas y saludables.

Tampoco podemos dejar de lado la relevancia de seguir una dieta para la dislipemia personalizada, pues cada persona tiene una serie diferente de necesidades y particularidades que deben ser atendidas de forma específica. Este es uno de los motivos por los que las dietas personalizadas son tan efectivas, ya que pueden ajustarse justo a los requerimientos personales de cada individuo. Además, las dietas personalizadas están pensadas para que todos logremos consolidar hábitos saludables de alimentación, esto será vital para que consigamos alcanzar nuestros objetivos en materia de peso y salud.

Una alimentación individualizada también es esencial para que podamos mantener resultados a largo plazo, para lograr conservar la motivación y para evitar caer en las perjudiciales dietas milagro. Y claro, las dietas personalizadas serán ideales si deseamos mejorar los síntomas de condiciones como la dislipemia, por lo que podremos seguir un alimentación que realmente nos ayude a sentirnos mejor.

dieta para la dislipemia

¿Qué es la dislipemia?

Antes de ahondar en la dieta para la dislipemia, es bueno que conozcamos un poco sobre esta condición. La dislipemia sucede cuando se presenta una alteración en los niveles normales de grasa o lípidos de nuestra sangre, esto suele incluir al colesterol y a los triglicéridos. Esta alteración puede llegar a causar problemas cardíacos, ya que se considera que la dislipemia es uno de los principales factores de riesgo de algunas cardiopatías.

Además, la dislipemia puede llegar a manifestarse en etapas avanzadas, pues puede llegar a provocar infartos, pancreatitis aguda u otras enfermedades coronarias. Sin embargo, esta afección puede detectarse cuando nos realizamos análisis de sangre periódicos, esto nos permitirá tomar las acciones necesarias para tratar o prevenir la aparición de la dislipemia.

Una dieta para la dislipemia adecuada

Llevar una alimentación saludable puede hacer grandes cambios en nuestra salud, es por ello que si tenemos dislipemia podemos tener en cuenta algunas pautas alimenticias que nos ayuden a tratar esta alteración:

Mantener una alimentación variada

Seguir una dieta variada, equilibrada y saludable es el primer aspecto que debemos considerar al seguir una dieta para la dislipemia. Es por ello que debemos incluir diversos cereales, legumbres, frutas y verduras. Todos estos alimentos están llenos de nutrientes, de vitaminas y de minerales, por lo que son esenciales para el bienestar integral de nuestro organismo.

Reducir el consumo de carnes rojas y huevos

Para ayudar a regular nuestros niveles de grasas o de lípidos, es importante que disminuyamos el consumo de carnes rojas y de huevos. Lo más aconsejable es que se consuman una o dos veces por semana.

Aumentar el consumo de pescados blancos

Los pescados blancos y azules pueden ser muy beneficiosos para nuestra salud en general, y pueden ser especialmente provechosos cuando se padece dislipemia. Es por esta razón que vale la pena que incluyamos pescados como el salmón, la trucha, la sardina, la caballa, el abadejo, entre otros.

dieta para la dislipemia

Disminuir el consumo de leche entera

Suele ser recomendable que disminuyamos el consumo de leche entera y sus derivados, esto incluye la mantequilla, la nata, los helados, los quesos y los yogures altos en grasa.

Evitar los productos que contengan grasas trans

Lo más aconsejable es evitar o disminuir el consumo de alimentos que contengan una gran cantidad de grasas trans o grasas que sean poco saludables para nuestro bienestar. Algunos productos como la bollería industrial, los alimentos ultraprocesados o las comidas fritas son ejemplos de alimentos que debemos tratar de evitar.

Incrementar el consumo de grasas saludables

Las grasas saludables son indispensables para gozar de buena salud, es por ello importante que nuestra alimentación incluya productos como el aguacate, el aceite de oliva extra virgen o los frutos secos. Además, estos alimentos suelen ser una buena fuente de omega 3, por lo que todo nuestro organismo se verá beneficiado.

 

Incluir fibra en nuestra dieta para la dislipemia

No podemos olvidarnos de incluir alimentos ricos en fibra, pues este tipo de alimentos nos ayudan a tener una mejor digestión y podrían también ayudarnos a reducir los niveles de colesterol malo (colesterol LDL).

Como hemos podido notar, los cambios en nuestra alimentación podrían llegar a ser realmente beneficiosos para mejorar una afección como la dislipemia. Es por ello que vale la pena que trabajemos en cuidar nuestra salud y encontremos planes alimenticios que se ajusten a nuestras necesidades particulares, ya que eso nos permitirá estar seguros de que nuestro organismo siempre recibirá los nutrientes que necesita para funcionar adecuadamente. Además, conocer nuestro cuerpo es vital, ya que podremos saber si una dieta baja en histamina también podría ser beneficiosa para nuestra salud integral.

Y claro, no podemos olvidar mencionar que nuestro estilo de vida también juega un papel fundamental cuando se trata de salud. De esta forma, una alteración como la dislipemia podría llegar a mejorar si realizamos cambios en nuestra rutina, esto incluye la realización de ejercicio o deporte de forma frecuente. Tampoco podemos dejar de lado algunos hábitos, ya que el fumado y el consumo de alcohol podrían ser muy perjudiciales para nuestra salud. Es por esta razón que si padecemos dislipemia, debemos hacer todo lo posible por dejar de fumar y por evitar el consumo de alcohol.

Ahora que ya conocemos algunos consejos que pueden ayudarnos a combatir la dislipemia, es momento de que comencemos a implementar estos cambios en nuestro estilo de vida. Y es que todos los cambios positivos en nuestros hábitos y en nuestra rutina, podrían llegar a tener un impacto enorme en nuestra salud, ya que el ejercicio y una buena alimentación serán la clave para mantenernos sanos y prevenir la aparición de otros padecimientos.

dieta para la dislipemia