perder peso

Se tiene la creencia equivocada de que delgadez es sinónimo de belleza. Crecemos entre cánones irreales, imágenes artificiales y filtros, ángulos y poses que nos hacen creer en algo que no existe y que, por tanto, nunca podremos conseguir. Ni falta que hace. Independientemente del gusto estético de cada uno, el sobrepeso solo es un problema si afecta a tu salud. Si quieres perder peso por estética, adelante. Pero nunca lo hagas por pensar que tu cuerpo, tal como es, no es válido siempre que esté sano. Sea cual sea tu caso, te facilitamos el camino con este plan para adelgazar 20 kilos.

Antes de ponerte a ello, queremos hacer una pequeña reflexión sobre los cánones de belleza que pueda ayudarte a ver que ese nunca debe ser el criterio por el que se rijan tus decisiones. Hace no muchos años, eran consideradas bellas las mujeres voluptuosas, de piel blanca y aspecto frágil. Esto tiene su lógica, pues representaban aquella parte de la población que gozaba de ciertos privilegios, pero no tenía nada que ver con la salud.

dieta personalizada

Hoy en día pasa lo mismo, pero al revés. Se entiende que son guapas aquellas personas que están delgadas. Pero esto es algo meramente social, no tiene por qué estar ligado a un buen estado de salud. Es importante entender esto para empezar a diferenciar entre lo que la sociedad «exige» y lo que realmente es saludable.

¿Cuándo hace falta perder peso?

El primer paso es diferenciar si nuestra intención (o incluso obsesión) de perder peso está provocada por las presiones propias o ajenas potenciadas por los cánones irreales de la sociedad, o si realmente nuestro peso es un problema que pueda acabar afectando negativamente a nuestra salud. Hablamos del sobrepeso o la obesidad. Es en esos casos cuando sí hace falta perder peso.

Si nuestro peso está significativamente por encima de nuestro peso ideal (este se puede calcular fácilmente a partir de diferentes indicadores), es cuando sí o sí debemos poner manos a la obra. ¿Por qué? Principalmente porque este sobrepeso u obesidad puede ser la puerta que nos conduzca a otro tipo de complicaciones, como enfermedades cardiovasculares o diabetes.

Otro de los principales riesgos a los que se enfrentan las personas con sobrepeso u obesidad es la hipertensión. Cuando nuestro porcentaje de grasa corporal supera el adecuado para nuestra constitución, es muy fácil que la presión arterial sea elevada, con todos los problemas para la salud que esto conlleva. Además, la movilidad se ve reducida, y pueden aparecer con más facilidad dolores corporales derivados del exceso de peso que tiene que sostener nuestro esqueleto.

Como ves, cuando sí es realmente necesario perder peso es cuando nuestra salud se ve implicada. En el resto de casos, la decisión deberá depender de ti y de cómo quieras verte. Por ti misma, no por los demás.

Cómo perder peso para conseguir salud

La única manera efectiva de perder peso es ponernos en manos de expertos en nutrición, principalmente un dietista nutricionista. En Corporis Sanum somos expertos en diseñar planes de dieta personalizados en función de tus características y necesidades. El plan que prepararíamos estaría totalmente enfocado en ti, y partiría de un déficit calórico, con la intención de que el proceso acabe desembocando en un cambio de hábitos permanente.

Para ello es esencial la fuerza de voluntad, claro. Por ello el hecho de que un profesional te paute la dieta hace que el esfuerzo que debas realizar sea mucho menor. ¿En qué consisten, entonces, nuestras dietas para perder peso? Una vez hemos dejado claro que hasta que analicemos tu situación de manera individualizada no podemos darte consejos particulares, lo que sí podemos hacer es compartir contigo una serie de pautas que deben seguirse en cualquier dieta para perder peso.

Como imaginarás, lo fundamental para adelgazar es que tu dieta parta de un déficit calórico. Las dietas hipocalóricas combinadas con actividad física regular que incluya cardio y entrenamientos de fuerza son las que mayor éxito han demostrado. Recomendamos un mínimo de 20 minutos diarios de ejercicio físico, que será el que te ayudará a quemar calorías, y por tanto a conseguir ese déficit calórico.

La dieta para perder grasas (esta puede estar incluida perfectamente en la dieta para perder peso), por su parte, deberá consistir en un plan equilibrado que reúna todos los alimentos ricos en nutrientes, independientemente de su grupo. Cuando la intención es, además de perder peso, perder grasas, te ayudarán mucho los alimentos ricos en proteínas, ya que son los más indicados en este caso. Hablamos de huevos, pollo, atún, pavo, salmón, lentejas, garbanzos, quinoa, frutos secos… Solo con ellos ya puedes crear un montón de combinaciones. 

Además, puedes valerte de frutas y verduras, especialmente vegetales de hoja verde, para completar esos platos. Estos, además, son muy saciantes, así que te ayudarán a llegar a tus objetivos sin pasar hambre. Por su parte, los hidratos de carbono deberán venir de alimentos integrales: cereales integrales, arroz integral, pasta integral o pan integral (uno de los mejores es el de espelta, te lo recomendamos). Lo importante, en cualquier caso, es huir de las harinas refinadas.

Todo ello complementado, por supuesto, con un mínimo de 2 litros de agua diarios. Puedes llegar al objetivo infusionando el agua. Así te la beberás casi sin darte cuenta, y conseguirás con ello limpiar tu organismo, especialmente tus riñones, y sentirte más saciada.

Perder peso con Corporis Sanum

En Corporis Sanum contamos con un equipo de dietistas y nutricionistas expertos en planes de dieta personalizados. Si decides ponerte en nuestras manos partiremos de un estudio pormenorizado de tu cuerpo y de tu situación para averiguar qué es lo que mejor va a funcionarte. Además, te ofreceremos un asesoramiento completo y constante que te aportará, entre otras cosas, lo siguiente:

  • Conocer cómo hacer que la alimentación encaje con tus necesidades y condiciones particulares.
  • Conseguir alcanzar tu peso ideal de forma saludable y mantenerte en él. 
  • Más que aprender a seguir una dieta, aprender a comer bien para llegar a los objetivos que te hayas marcado.
  • Aprender a comprar los mejores alimentos para tu salud sin comprometer tu economía.
  • Conocer nuevas recetas saludables que te facilitarán mucho el día a día.

Como ves, lo esencial no solo es tener la intención de perder peso, sino sobre todo encontrar el método que te funciona a ti de manera particular y seguirlo a rajatabla. Solo así podrás llegar a un peso saludable (ni muy por encima ni muy por debajo de tu peso ideal) y, sobre todo, podrás mantenerlo en el tiempo. 

Pero lo más importante es que emprendamos este camino por la motivación correcta: por salud, y no por una presión proveniente del entorno sobre nuestra apariencia. Nadie que no seamos nosotros mismos conoce cuál es nuestro estado de salud, y nadie puede juzgarlo en función de lo que ve. Además, la mayor parte de las veces las percepciones son equivocadas. Sin contar con que el esqueleto de cada persona tiene un tamaño, y este no se puede encoger. La constitución que hemos heredado define nuestro cuerpo, por eso una cifra en una báscula nunca será la manera adecuada de medir la salud.

Por otra parte, la alimentación saludable y el sentirse guapos/as van de la mano. Si empiezas a comer bien, no solo perderás aquellos kilos que sientes que te sobran, sino que sobre todo te sentirás de mejor humor y con más energía, y por tanto tu autoestima y tu seguridad en ti misma crecerán. No te verás guapo o guapa, sino que te darás cuenta de que ya lo eras. Perder peso es algo que debes hacer por salud, y todo lo demás vendrá rodado. 

perder peso
Estudié Nutrición Humana y Dietética en la Universidad de Alicante y Ciencia y Tecnología de los Alimentos en la UPV. A lo largo de los años me he dado cuenta que ayudar a las personas a mejorar sus hábitos alimentarios y su día a día es lo que más me gusta de este trabajo, lo que me motiva a seguir con fuerza cada día. Número de colegiado: CV00442 / Colegio: Codinucova

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 2 =